26 de February de 2013 12:22

En Tungurahua no hay un consenso político para la Asamblea Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Después del 17 de febrero el tablero político tungurahuense tiene una nueva configuración.  El movimiento Alianza País (AP) desplazó y arrebató el bastión a los partidos de derecha encabezado por Tiempo de Cambio en alianza con Creo y PSC.

La organización de Lucio Gutiérrez (PSP) también quedó a un costado, mientras que Guillermo Lasso de Creo se consolidó como abanderado de la oposición.

AP colocó a los asambleístas Alexis Sánchez, Betty Carrillo y Betty Jerez y sus rivales lograron un escaño con Luis Fernando Torres, ex alcalde de la ciudad.  

Ahora los sectores productivos esperan que sus representantes a la Asamblea impulsen leyes que beneficien a los sectores del calzado, carrocerías,  comercio, agricultura y ganadería; los principales cimientos de la economía local.

En ese contexto, Sánchez asegura que empujará la aplicación de salvaguardas para el sector carrocero.  Una medida similar ya se aplicó por Decreto Ejecutivo para las ramas del cuero y del calzado.

“Los decretos son efímeros. Por esa razón desde la Asamblea plantearemos una Ley de Fomento Productivo que se complementará con una propuesta de lucha contra la usura que afecta a los  artesanos”, dice el ex gobernador  Sánchez.

Al respecto,  Luis Jácome, presidente de la Asociación de Carroceros de Tungurahua, no solo anhela esto, también que se haga respetar el cupo para las importaciones de los buses terminados. 

“Para el 2012 el Gobierno autorizó el ingreso de 600 buses, pero entraron 2 500. Eso perjudica a los fabricantes de esta provincia”.

En Tungurahua se ensamblan 1 150 buses al año,  lo que significa el 65% de la producción nacional. Este sector da empleo a 2 500 personas en 42 talleres, entre pequeños, medianos y grandes.

Durante la campaña política, los candidatos de AP dialogaron con los sectores productivos de la provincia. 

“Nos ofrecieron aprobar leyes para mantener e impulsar el desarrollo que hemos alcanzado en los últimos 10 años. Esperamos que se repliquen las salvaguardas para el calzado y más apoyo para el ensamblaje de autos”,  explica el presidente de la Cámara de Industrias, Franklin Camacho.

La asambleísta reelecta, Betty Carrillo, interpretó el triunfo de la AP como una apuesta de la gente por un proceso político a escala nacional, mas no por los candidatos.  

Esta tienda política aplicó una campaña mediática ponderativa de las obras del Gobierno con el programa radial y televisivo ‘Tungurahua habla’, que se transmite los lunes de 07:00 a 08:00.   

La presencia del presidente Rafael Correa en la inauguración de la estación del tren en Ingahurco y del ECU 911 en la zona de Techo Propio también influyeron en la preferencia electoral.

El analista político Luis Fernando Suárez explica que la votación alcanzada por AP es histórica y trastocó todos los pronósticos.

“Hasta hace cinco años en la Sierra centro prevalecían los partidos Sociedad Patriótica, Pachakutik, Social Cristiano, entre otros. Eso cambió radicalmente y la tienda verde es la nueva fuerza”.

Según Suárez, esto ocurrió porque los candidatos que participaron en la pasada contienda  electoral no cumplieron con las expectativas de la gente.  

En el sector carrocero el triunfo verde es una nueva oportunidad para impulsar las salvaguardas, es la opinión de Amada Villavicencio, presidenta de la Cámara de Calzado de Tungurahua (Caltu).

“Recordemos que el 50% de la producción de calzado nacional, cifrado en 25 millones de pares al año, se fabrica en esta provincia”.

En cuanto al agro, el turismo, la ganadería y otros sectores, Tungurahua es la única provincia en la región que aplica el denominado Nuevo Modelo de Gestión, en el que se acuerdan las obras y proyectos de desarrollo con las autoridades electas y los representantes de los sectores productivos y de  las organizaciones sociales urbanas y rurales.  En ese sentido 

Torres, asambleísta electo por la alianza de derecha, dice que cuando le toque intervenir en la Asamblea defenderá los intereses de los sectores productivos de la provincia.

Desde ya, Torres anunció que no se aliará a sus pares de la AP.  “La oferta de crear aranceles no es competencia de la Asamblea, si no que es una exclusividad de la Presidencia de la República. Esas gestiones deben efectuarlas los legisladores del Gobierno. No soy de esa línea, soy de oposición”.

Torres propuso la eliminación de nueve impuestos siempre y cuando Lasso llegara a la Presidencia.  “Apoyaré las propuestas positivas que se formulen dentro del Gobierno Provincial”, aseguró Torres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)