12 de July de 2013 00:02

El seminario San Luis aún no se recupera

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Falta un mes para que se cumpla un año del incendio registrado en el Seminario San Luis, ubicado en el Centro Histórico de Cuenca, y la recuperación no concluye.

Las obras están a cargo de la Curia cuencana, sin el aporte del Gobierno ni del Municipio.

La noche del 15 de agosto pasado, la mitad de ese inmueble que data del siglo XVII, quedó destruida. La estructura del techo, dos pabellones y la capilla, donde se destacaba la pintura mural y su altar elaborado con pan de oro, fueron los más afectados.

Según el arzobispo de Cuenca, Luis Cabrera, luego de las obras de emergencia (retiro de escombros y colocación de una estructura metálica sobre el techo) que ejecutó el Ministerio Coordinador de Patrimonio con el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Municipio no recibieron más aportes.

Al ingresar por la puerta de madera que da a la calle Bolívar, se escucha el sonido de los martillos y taladro. Allí, laboran cinco albañiles contratados por la Curia. Su labor consiste en recuperar las vigas y los pilares del techo.

En otras áreas aún se evidencian los efectos causados por el fuego. La pintura de las paredes no se recupera y los pisos están en malas condiciones, principalmente en el pabellón central.

Para Cabrera, es prioritario que continúen los trabajos en esa casona de 7 000 metros cuadrados, "pero la Curia no tiene el dinero". En 11 meses se ha invertido USD 211 389 para reponer la estructura del techo y pintura de una de las fachadas afectadas.

Hace tres años dejaron de funcionar allí las escuelas Arzobispo Serrano y Elena Moscoso y el colegio Miguel Cordero. Desde entonces empezaron los trabajos de restauración de la capilla por parte del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el Municipio y la Curia, sin embargo se suspendieron tras ese siniestro.

Según Cabrera, luego del incendio la exministra coordinadora de Patrimonio Cultural, Fernanda Espinosa, inspeccionó el seminario y ofreció USD 6 millones para su recuperación total. "Ese dinero aún no se concretó".

La directora (e) del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural en el Austro, María Arévalo, dice que el Gobierno tiene la preocupación de recuperar ese inmueble, por lo que espera que a futuro exista un diálogo con la Curia. "Aún no he tenido ningún acercamiento".

Ella desconoce qué ocurrió con los USD 6 millones ofrecidos. Desde el año pasado, las autoridades del Gobierno y del Municipio plantearon que el seminario pasara a manos públicas para invertir.

Al respecto, Cabrera plantea que se haga un convenio con la figura de comodato como se efectuó con la Catedral Vieja. Allí, se comparten los gastos entre la Curia y el Municipio, que estuvo a cargo de la recuperación.

El concejal Jaime Moreno, señala que es inaudito e inadmisible que se pretenda comprar este inmueble. "Es obligación del Gobierno precautelar los bienes patrimoniales más allá de que sean propiedad privada o de uso público". Él admite que los concejales no han emitido ninguna comunicación al Gobierno sobre este tema.

El seminario San Luis es uno de los últimos edificios cuencanos que conserva una vieja tecnología de construcción. Consiste en el uso de clavos forjados a mano, sujetadores de hierro situados en la cubierta y estructuras de madera silvestre y nativa de bosques cercanos a la capital azuaya.

La planta baja de esta casona, que es uno de los íconos arquitectónicos de la ciudad, está llena de los escombros de los trabajos, que se ejecutan ahora. La humedad es evidente en algunas paredes.

Para el director del Departamento de Áreas Históricas del Municipio, Daniel Astudillo, es importante que se llegue a un acuerdo con la Curia sobre la figura legal del bien porque el Municipio no puede intervenir en propiedades privadas. "El Gobierno local no posee los recursos económicos, por lo que se debe acceder a créditos...".

Astudillo también considera necesario actualizar los estudios hechos en el 2011 por el arquitecto Fausto Cardoso. "No responden a las necesidades actuales del seminario debido al incendio".

En esos estudios se definió un espacio para la Curia y el funcionamiento de radio Católica. También, se determinó que exista un área cultural, una biblioteca y locales para vender artesanías y restaurantes de comida típica.

Según Cardoso, la inversión que se requiere en la recuperación no se puede precisar aún porque se deben actualizar los estudios. "En mi percepción, los USD 6 millones ofrecidos para intervenir en las áreas afectadas por el incendio son exagerados, el dinero avanzaría para todo el inmueble".

Las condiciones

En el área que no fue afectada por el incendio funciona radio Católica, de la Curia. Esa zona está pintada y sus instalaciones están en buenas condiciones.

La cubierta temporal que fue colocada después del incendio tiene 1 778 metros cuadrados. En ese trabajo, el Ministerio Coordinador de Patrimonio invirtió USD 162 966.

La reapertura de la calle Santa Ana, que está junto al seminario San Luis, no se concretará hasta que esta casona no esté recuperada, dijo Daniel Astudillo, de Áreas Históricas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)