11 de July de 2013 00:02

El riesgo de deslaves se mantiene en zona de Ulba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los terrenos de cuatro viviendas fueron afectados por el desbordamiento de la quebrada Capairón, en el cantón Baños de Agua Santa, en Tungurahua.

El descenso de piedras, palos y tierra lodosa sucedió el martes en el barrio las Orquídeas de la parroquia Ulba, ubicada a 10 minutos del centro de Baños. 12 personas fueron evacuadas y tuvieron que refugiarse en casas de familiares y en el coliseo parroquial.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de esa parroquia declaró el estado de emergencia al sector. Además, se reactivó el albergue temporal en el escenario deportivo de Ulba y se sugirió la suspensión de prácticas de canoping y de rafting en los ríos Ulba, Blanco y Chamán, por causa de las fuertes lluvias.

Rodrigo Luna, presidente de la Junta Parroquial, explicó que el deslave mató animales menores y destruyó cultivos familiares. Además, parte de las piedras y tierra interrumpió brevemente el tránsito vehicular entre Baños y Puyo.

Luna contó que la alerta de los pobladores permitió la intervención oportuna de la maquinaria pesada de la Prefectura. Con esto, se consiguió desviar el material lodoso hacia el estadio. "La alcantarilla de un metro de diámetro se fisuró y se desbordó. Tendremos que reconstruirla. Por ahora colocamos cintas que advierten del peligro", dijo Luna.

Rosa Vizcaíno, una de las afectadas, retiró bajo las piedras y tierra los cuerpos de patos, gallinas y cuyes. Según esta mujer de 45 años, en el 2010 hubo un incidente similar.

Ese año, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos de Tungurahua construyó un muro y una alcantarilla para mitigar el impacto de un deslizamiento.

"Parecía que un avión aterrizaba sobre las casas. La ventaja fue que el muro de contención sostuvo parte del lodo", dijo Vizcaíno.

Iván Guevara, uno de los afectados, pasó por medio del lodo a su finca ayer. "Gracias a Dios no hubo desgracias personales. Las lluvias están fuertes y vamos a estar alertas. El riesgo se mantiene".

La quebrada Capairón baja de sur a norte por las estribaciones de los páramos de Mindo. Xavier Mayorga, director del Departamento de Gestión de Riesgo del Municipio de Baños, expresó que habilitaron un albergue para las familias que deseen pernoctar allí durante las noches.

"Conversamos con técnicos de la empresa Verdú para que recojan el lodo de la vía principal y las calles aledañas. Se autorizó la contratación de maquinaria para limpiar el muro", dijo Mayorga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)