18 de November de 2011 16:52

Los productos orgánicos tienen más consumidores en cuatro cantones de Chimborazo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 5

En Chimborazo, el consumo de productos cosechados en las granjas integrales tiene cada vez más acogida. Las legumbres, hortalizas y granos que se cultivan allí son orgánicos o libres de químicos.Cada miércoles, viernes y sábados, cientos de personas los adquieren en las ferias que se organizan en los cantones Guano, Chambo, Riobamba y Colta. En los últimos 5 años, los productores también se organizaron para entregar las mercancías frescas en las viviendas, hoteles y restaurantes riobambeños.

En la finca El Molino, por ejemplo, el proyecto empezó hace 10 años. Esta propiedad está situada en la vía a Los Elenes, en el cantón Chambo. Allí, los esposos Annette Gappisch y Tomas Hitz, con la ayuda de seis trabajadores, cosechan diariamente tomates, lechugas, zanahorias, brócolis y más productos agrícolas.

“Empezamos con hortalizas, legumbres y granos libres de pesticidas. Eran para la familia, pero luego decidimos comercializar porque había más personas en la ciudad que querían alimentarse sano. Esta tendencia está en alza”, dice Gappisch.

En la actualidad, tres de las 13 hectáreas están dedicadas al cultivo de productos orgánicos. El resto sirve para la crianza de ganado. Gappisch explica que el abono animal ayuda a mejorar la calidad del suelo arenoso.

“También entrego mis productos a los supermercados Camari y a Jara e Hijos. Me doy tiempo para atender a domicilio”. Además, los sábados vende en el parqueadero del Hotel El Cisne, en las calles Daniel Borja y Duchicela. Una canasta con 12 productos se vende en USD 10 .



Otra finca integral pertenece a las Escuelas Radiofónicas Populares del Ecuador (ERPE). Está ubicada en la comuna de 13 hectáreas en la comuna Nayón del cantón Chambo, a 40 minutos de Riobamba. En ese sitio siembran orgánicamente lechugas, coles, zanahorias, cebollas, coliflores, plantas medicinales y granos.

Fabián Paca, técnico de esta granja, explica que en 4 de las 13 hectáreas se siembran las hortalizas y granos. “Los productos están garantizados. Contamos con la certificación orgánica de la empresa alemana BCS”.

En la granja trabajan cuatro jornaleros. Ellos fueron capacitados en producción orgánica. La mercancía se vende en la tienda agroecológica de ERPE, que funciona en las calles Juan de Velasco 20-60 y Guayaquil. Allí, los miércoles y viernes, más de 250 familias de la urbe acuden a comprar.

Fátima Guevara es una cliente frecuente. Ella lleva cada semana 10 variedades de hortalizas y legumbres. “Gasto USD 15. Seguiré consumiendo lo natural porque mi familia es importante”.

Otra finca funciona en la comuna Rayo Loma, de la parroquia Columbe, en el cantón Colta. En esta, nueve familias cultivan legumbres y hortalizas sin químicos. Los venden en los mercados de Guamote, Colta y Riobamba, los viernes, sábados y domingos.

Lorenzo Guamán, uno de los sembradores, está contento por su labor. “A la gente de la ciudad le gustan nuestros productos. Al mes, cada familia tiene una ganancia de USD 120, además de alimentos limpios”.

En la comuna Rumicruz, de la parroquia Calpi, a 20 minutos de Riobamba, 45 familias indígenas son dueñas de microempresas de producción orgánica y de lombricultura. El proyecto se denomina ‘Soy emprendedor’ y lo financia el Gobierno Provincial local.

Los precios y ventas

La finca El Molino, en el cantón Chimbo, saca a la venta semanalmente 500 lechugas, 100 kilos de zanahoria, 160 kilos de tomate. El kilo de zanahoria cuesta 70 centavos.

Las microempresas familiares, que funcionan en el cantón Riobamba, manejan una lista de precios que exhiben en sus ferias. El brócoli cuesta hasta 40 centavos; el atado de acelga, 30; la cebolla blanca , 50; y el kilo de zanahoria, 70 centavos.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)