24 de April de 2010 00:00

Entre la playa y los acantilados

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Atractivas hosterías, construidas entre los macizos rocosos de los acantilados y el pie de la arena, son los destinos de cientos de turistas que visitan Manabí. De norte a sur, el paisaje atrapa las miradas.

El canadiense Michael Joseph escuchó hablar de los encantadores parajes marinos y decidió viajar a la provincia ecuatoriana.

Su recorrido empezó en Pedernales. Allí, la hostería Coco Solo ofrece un reparador descanso entre una hacienda de cocotales, de 120 hectáreas, y el estuario del río Cojimíes.

Siguiendo hacia el sur, en el cantón Jama, entre los acantilados está la hostería Punta Blanca. En medio de tres hectáreas de jardines están las cabañas tipo tiendas de campaña. Todas tienen vista al mar.

Más allá está Punta Prieta. Hay cabañas y miradores incrustados en el risco.

En ambos sitios se puede practicar buceo y canotaje. Otra opción es el paseo a caballo por la playa.

Cuarenta minutos más al sur, en vehículo, está San Andrés de Canoa. El lugar es conocido como el paraíso de los surfistas. Las hosterías País Libre y Bamboo son la puerta de entrada a este conocido destino.

El sitio también se presta para la práctica de deportes de riesgo como el vuelo libre en parapente y alas delta. Los turistas no desaprovechan la oportunidad para disfrutar de la aventura en el aire.

Siguiendo por la ruta del Spondylus se llega a otros enclaves marinos como San Vicente, Bahía de Caráquez, Manta y Crucita. En estos lugares, la comida es exquisita.

La inconfundible sazón manabita es un gancho para los turistas. La parrillada de mariscos fue el plato preferido del extranjero Joseph.

 

Consulte los precios y el estado de las vías

Los miradores y  cabañas de Punta Prieta. El costo del hospedaje oscila entre USD 25 y USD 35.  Las cabañas están en el filo de la playa y en el borde del acantilado. 

No olvide llevar  protector solar.  Los rayos del sol pegan con más fuerza en esta época del año. En su bolso tampoco debe faltar repelente, para ahuyentar a los mosquitos.

 

Desde Quito, la opción es ir por la vía Alóag-Santo Domingo y luego por la El Carmen-Pedernales. La primera es riesgosa, por los deslaves y por los trabajos de ampliación.

 

Es aconsejable vestir ropa liviana:  short, camisetas cortas y pantalonetas. Además, una gorra y un par de gafas para reducir el reflejo del sol. Para el viaje hay que llevar agua.

  

Unas singulares  habitaciones en la hostería Punta Blanca. Allí, el hospedaje cuesta entre USD 25 y USD 45.   El alquiler de las suites cuesta entre USD 45 y USD 55.

 

También puede  visitar los museos de Jama, Bahía de Caráquez, Manta, Puerto López y Salango. Allí se exponen objetos de cerámica de las culturas Jama Coaque, Bahía y Manteña.

 

El buceo es una de las actividades más atractivas en las ensenadas e islotes, especialmente en el Parque Nacional Machalilla. No se preocupe si no sabe nadar.

Las rocas prehistóricas encontradas en Punta Prieta se exhiben en un rincón exclusivo de la hostería. También hay pedazos de granito.

Cebiche, arroz con  pescado frito y patacones,  biche, la sopa de los dioses y las parrilladas de mariscos  son los platos más recomendados para el turista. El cebiche cuesta USD 3.

No deje de mirar  la caída del sol, es un espectáculo incomparable. No lo haga sin gafas. Además, busque las puntas de los acantilados para tener una vista más panorámica.

Los paseos en lancha  por los estuarios de los ríos Cojimíes, Chone, en Crucita, Manta y el Parque Machalilla son otra opción. El costo: USD 8 por persona.

La entrada al  Parque Nacional Machalilla cuesta USD 2, para turistas nacionales. Los turistas extranjeros pagan USD 12.  Está abierto todos los días, incluidos los feriados.  

A lo largo del recorrido se puede conseguir hospedajes desde USD 10 hasta USD 90. Hay platos desde USD 1,50 hasta USD  15. Los restaurantes están cerca de la playa.

No olvide llevar  cámaras fotográficas. Los paisajes marinos y las caídas de sol son inigualables. Esas imágenes las puede captar desde las 06:00 hasta las 18:30.

Los batidos y las  caipiriñas ayudan a aplacar la sed. Un batido de coco cuesta USD 2, mientras que las caipiriñas cuestan USD 3,50. Las pipas se las consigue a USD 1.

Ayúdese de un mapa  para llegar al destino turístico escogido. Además, haga un ABC de su vehículo. Si viaja con niños, lleve alimentos y líquidos. En varios lugares no hay tiendas.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)