8 de July de 2010 00:00

El plan para la isla Santay avanza entre críticas y pedidos de obras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Luego de que el Ministerio de Ambiente canceló USD 10,2 millones al Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV) por la propiedad de la isla Santay, su plan ecológico para el humedal avanza entre críticas y aspiraciones de cambios.

El Municipio de Durán, bajo cuya jurisdicción se encuentra la isla, rechaza el proyecto que desarrolla el Gobierno y lo cataloga como inconstitucional. El alcalde Dalton Narváez (PSC) exige que se dé participación a su Cabildo dentro de los planes previstos.“El presidente (Rafael) Correa dijo que la isla pertenece a los duraneños. Ahora pedimos nos den coparticipación y coadministración”. Y agrega que el Municipio ha aportado con planes de educación, brigadas médicas y casas para los pobladores de la isla.

Los moradores esperan que las obras anunciadas se concreten. La isla está a 10 minutos de Guayaquil, pero las necesidades básicas son grandes. Santo Domínguez, habitante de Santay, explica que consumen agua almacenada en pozos, no tienen un sistema de alcantarillado y hay dos generadores que proporcionan energía solo en horas de la noche.

También les preocupa su permanencia en Santay. Para esto, la Defensoría del Pueblo de Guayas anunció que vigilará que se respete el derecho ancestral que tienen los 258 comuneros del lugar para habitar en ese territorio.

Por ahora, otro tema pendiente es la elaboración de un plan de manejo integral del ecosistema. El Ministerio de Ambiente publicó en el portal de Compras Públicas el anuncio para contratar un estudio del humedal, que incluya un análisis de su flora y fauna.

El último informe detallado lo hizo el Comité Ecológico del Litoral en 1995. Esa investigación determinó que en el territorio de la Santay y de la isla del Gallo habitan 12 especies de reptiles, dos de anfibios, 13 de mamíferos, 107 de aves y 60 especies vegetales.

Luego se levantó un estudio para declarar a Santay como humedal Ramsar de importancia internacional. Fue en el 2000 y alcanzó el puesto número 1 041.

La ministra Marcela Aguiñaga puntualizó que el nuevo estudio se licitará dentro de un mes.

Hace más de 20 años, el BEV adquirió la propiedad de la isla. En ese tiempo estaba conformada por distintas haciendas y predios, entre ellos La Puntilla (112 hectáreas), La Pradera (277 ha), Las Acacias (276 ha), entre otras.

En varios de estos terrenos los isleños levantaron sus casas. Algunas viviendas de caña, tipo Hogar de Cristo, fueron donadas por la fundación Malecón 2000, cuando administraba la isla.

Ahora, esta entidad espera un desembolso por USD 800 000 por la labor que realizó desde el 2001. Sin embargo, hasta el mediodía de ayer, los directivos de la fundación no recibían una notificación oficial del Banco de la Vivienda o del Ministerio del Ambiente sobre dicho monto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)