20 de April de 2010 00:00

Pánico a causa de tormenta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cables eléctricos, transformadores, letreros publicitarios, techos de zinc, paredes de caña guadúa y hasta árboles de raíces superficiales fueron arrasados por una tormenta tropical que azotó los pueblos ubicados en el perfil costanero de Manabí. Sucedió a las 21:30 y se prolongó hasta pasadas las 23:00 de ayer.

En Manta, el incremento de los vientos fue de hasta 34 nudos.

En esta ciudad, además de Jaramijó, San Mateo, Santa Rosa y San Lorenzo, los habitantes cayeron en pánico.

En la zona de Los Esteros, al noroeste de Manta, Alicia Cedeño salió con sus tres hijos hacia la zona alta de la ciudad. El mar se recogió, el techo de zinc de mi casa fue levantado por los ventarrones; fue tan rápido que no me dio tiempo para nada, comentó.

Sofonías Rezavala, jefe del Cuerpo de Bomberos, dijo que la tormenta cogió desprevenidos a todos los habitantes especialmente de la zona baja cercana al mar. Descartó que el fenómeno natural sea el preludio de tsunami, e instó a la ciudadanía a mantener la calma.

Desde las 22:00 hasta las 22:30 la intensidad de los vientos empezó a bajar, sin embargo las lluvias acompañadas de truenos atemorizaban.

Fabián Basurto, que vive en el barrio Lazareto, a 300 metros de la playa de Tarqui, en la parroquia del mismo nombre en Manta, con su esposa y tres hijos partieron a Montecristi con una mudada de ropa y un poco de agua en botella.

Numerosos familias salieron de sus casas. La gente empezó a evacuar, la mayoría temía que se vendría un maremoto.

Los canales de televisión, tanto de cable como de señal abierta, salieron del aire. Roque Mendoza, director de la Secretaría de Gestión de Riesgo de Manabí, dijo que la tormenta tropical empezó por Pedernales al norte de Manabí.

De acuerdo a Patricio Goyes, Director del Instituto Oceanográfico, los vientos son producto de la baja presión procedente de la Amazonía brasileña.

Ésta, cuando se desplaza hacia la zona costera noroccidental, intensifica los vientos e incrementa la altura de las olas, al coincidir con núcleos convectivos que se desarrollan en la región durante esta época del año.

En Esmeraldas, se observó  un fenómeno similar, ya que los vientos fueron de hasta 22 nudos a partir de las 15:45.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)