28 de October de 2013 10:37

Los migrantes aseguran su éxito en Ambato

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Para Juan Pérez, el regreso a Ecuador le dio la oportunidad de fortalecer sus conocimientos sobre informática y computación. El migrante vivió en España  por 14 años y hace 4 volvió a su tierra natal, Ambato en donde se puso su negocio propio y se consolidó.

Pérez y su esposa se acogieron al Plan Retorno que emprendió la ex Secretaría Nacional del Migrante  (Senami), que ahora es un viceministerio de la Cancillería. Cuando llegaron a la ciudad no tenían siquiera las cosas del menaje que traían desde Madrid, España.

Para incluirse en el Plan Retorno, Pérez presentó un proyecto para la creación de un centro de capacitación en informática. En ese, el primer grupo del plan, participaron 78 personas.

Dentro del  grupo habían dos tungurahuenses, Juan y otra persona de Río Negro. De los dos, aparentemente solo Pérez mantiene su empresa, que presta servicios de Internet, copiadora y arreglos de computadoras y equipos.

El otro señor se puso un negocio en Río Negro pero no le fue bien y prefirió cerrarlo, manifiesta Pérez.

Para volver, el Gobierno ecuatoriano le ofreció el pago del 50% del costo de su proyecto. Le entregaron USD 15 000. Pero él ya lleva más de 60 000 invertidos en su negocio. “Yo estuve en el grupo que fue algo así como conejillo de Indias del plan. Éramos los primeros que nos arriesgamos a presentar los planes para volver”, cuenta Pérez

Alexandra Supe, otra migrante, retornó hace un mes a Ambato donde también consolidó su éxito. Ella no se acogió al plan gubernamental y volvió por sus propios medios y bajo su responsabilidad.

Para acogerse a la ayuda debía renunciar a la nacionalidad española. Al igual que Pérez residió en el país europeo  por 14 años.

Su primer destino fue Brasil. Después de cuatro años optó por irse a España. Ahora volver al Ecuador le cuesta pero ya le va cogiendo el ‘truquillo’ o gusto.

A su llegada a Ambato vivió con sus hermanos. Luego y utilizando parte de sus ahorros adquirió su propio departamento. Uno de los motivos para su venida fue la independencia, “estaba cansada de trabajar y trabajar sin tener vida social ni nada mío y tomé la decisión de volver”, comenta Supe.

Actualmente y junto a familiares abrieron una farmacia en donde labora a diario. La ventaja es, asegura la ambateña, que se trata de un negocio propio. “Es un emprendimiento con el que saldré adelante y eso me alegra”, agrega.

Este año, el Gobierno implementó el Plan Retorno de Educación que está dirigido a los maestros. Según José Gualán, docente, a los seleccionados se les garantiza un contrato temporal en el lugar al que postularon y la posibilidad de participar en el concurso de méritos para una plaza de docente.

“Este programa lo vemos como una propuesta esperanzadora. En Ecuador trabajé como maestro pero en España tuve que dedicarme a la construcción. Quiero retomar mi carrera”, finaliza Gualán.

Los que volvieron

Según datos de la ex Senami,  más de 37 000 migrantes  regresaron a Ecuador con el Plan Bienvenidos a Casa o Retorno.

El desaparecido organismo cumplió seis años de creación y durante los últimos cuatro ha invertido USD 35 millones.

Los migrantes y sus familias se vieron beneficiadas con alrededor de 3 400  créditos otorgados y 401 emprendimientos productivos financiados.

Asimismo, la exoneración de impuestos en los menajes de casa favoreció a más de 10 000 migrantes ecuatorianos.

España abrió 87 000 cupos para la salida de su gente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)