20 de May de 2010 00:00

Una explosión causó alarma en Sígsig

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El fuerte estruendo alarmó a los habitantes de Sígsig, en el oriente del Azuay. Cinco personas quedaron heridas luego de la detonación registrada ayer, a las 11:48, en la importadora de fuegos artificiales RS.La vivienda de tres pisos, de hormigón y bloques, está ubicada en la avenida María Auxiliadora, en el ingreso antiguo al centro cantonal. El subterráneo servía de bodega y allí se originó la explosión. En ese lugar, los propietarios, Carlos Rocano y María Salinas, almacenaban la pirotecnia que importaban desde China y la comercializaban en Azuay.Los dos sufrieron quemaduras, traumatismos en la cabeza e intoxicación, según el director del hospital cantonal de San Sebastián, Jaime Quizhpe. Los otros heridos son María Siguenza (21 años), David Salinas (13) y Silvia Zamora (18). Todos reciben atención en casas de salud de Sígsig y de Cuenca. Otros niños fueron evacuados ilesos.Según María Chiriboga, una vecina del lugar, es la segunda generación de esa familia que se dedica a este oficio. La anterior elaboraba los artefactos de manera artesanal; sin embargo, nunca sufrieron una tragedia como la de ayer. La vivienda de tres plantas quedó en escombros.Chiriboga contó que el primer estallido ensordecedor llegó cargado de una humareda. Y antes de que se produjera la segunda detonación, las familias de tres casas vecinas salieron corriendo del susto. Enseguida se formó un manto de humo que se expandió en toda la zona de influencia. Otras tres viviendas colindantes también sufrieron el impacto, se registraron cuarteamientos y destrozos de los ventanales. Además, se destruyó una camioneta doble cabida que al momento del estallido estaba estacionada frente a la importadora.Las denotaciones en la vivienda se escucharon durante una hora. Las unidades y el personal de los cuerpos de Bomberos de los cantones Chordeleg, Paute, Gualaceo y Cuenca llegaron hasta Sígsig para apoyar en las tareas de control del fuego que causó la explosión del material. Según Fernando Figueroa, del Cuerpo de Bomberos local, en total asistieron 100 bomberos y 12 unidades (ambulancias, motobombas y vehículos de aire). A las 14:00 se controló el fuego, tras la remoción de los escombros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)