Ecuador

Cuenca encanta al turista desde un bus descapotado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
14 de April de 2012 00:01

Los bienes patrimoniales y los atractivos turísticos de Cuenca se disfrutan desde un sitio diferente. Dos buses de dos pisos y un ferrobús transportan a los turistas nacionales y del exterior por la ciudad.

En los recorridos se visitan lugares emblemáticos como el parque Calderón y las catedrales de la Inmaculada y Vieja. También, las calles Bolívar y Larga, el parque de San Sebastián, la plaza del Otorongo, el museo del Sombrero, las Ruinas de Pumapungo, Banco Central, los Tres Puentes, el Mirador de Turi y otros sitios.

[[OBJECT]]

Al riobambeño Diego Valladares le llamó la atención esta iniciativa. Él, su esposa e hijos escogieron la tercera fila de la segunda planta del bus. Desde allí no paraba de tomar fotos de las 14 iglesias del Centro Histórico. Por el recorrido, que duró 105 minutos, pagó USD 5 por persona.

Según Jaime Córdova, gerente de la empresa Vanservice, la idea surgió para contribuir con el turismo de la ciudad. Emuló una propuesta de Buenos Aires. Su iniciativa se concretó en el 2007.

Su primera tarea fue diseñar el vehículo y contratar a la firma carrocerías Guzmán de Cuenca. El automotor costó USD 80 000. Es un bus de dos pisos descapotado.

Para Córdova, el objetivo del recorrido es que el turista conozca la historia de cada edificación y mostrar la riqueza cultural.

El año pasado, Vanservice invirtió USD 45 000 en otro bus, denominado ferrobús. Es una suerte de vagón para 35 personas. En esta opción, el turista conoce una parte de la ciudad en el bus y otra caminando. Visita museos, iglesias y barrios tradicionales.

También recorre la calle de Las Herrerías, el parque El Paraíso, la Esquina de las Artes, el Mirador de Turi... Cada mes transportan a unas 1 000 personas.

Otra empresa que apostó por esa iniciativa es Contratudosa. 10 azuayos se asociaron para el proyecto. Según su presidente, Jorge Mora, la idea surgió de experiencias extranjeras, pero decidieron dar un valor agregado.

Para ello diseñaron un bus que tiene siete mesas, cada una para dos personas. Allí, se ofrece el servicio de cafetería y bebidas frías. En el segundo piso descubierto hay asientos para los turistas.

Esta iniciativa se concretó en noviembre pasado. Tiene capacidad para 65 personas. La elaboración y adecuaciones costaron USD 160 000. Recorre el centro de la ciudad hasta la Plaza de San Sebastián. Luego toma la Calle Larga hasta el Museo Remigio Crespo Toral. Después se dirige hasta la zona norte de la ciudad.

Otra iniciativa en la capital lojana

En Loja también existe un bus de dos pisos de la empresa Star Tourism. Desde  mayo pasado traslada a los turistas que quieren conocer los atractivos de la capital lojana.


Según su gerente Franz Obaco, el objetivo es promocionar los destinos turísticos  de una forma diferente. Primero realizó un  estudio de factibilidad para  determinar si la población estaba  interesada o no en conocer la capital lojana  de una forma diferente.

Luego de que los resultados fueron positivos, con su padre Sixto invirtieron USD 150 000 para la construcción de la carrocería y compra del vehículo.

La empresa ofrece varias opciones  como las rutas natural y  cultural  y el centro. El recorrido se inicia en  la plaza de San   Sebastián. Luego recorre  la plaza 1 de Mayo, el Museo de la Música y  la Casona Universitaria.

Posteriormente, el bus de dos pisos retorna  al centro   para que los turistas visiten el Teatro Universitario Bolívar, Casa Episcopal, Plaza Central... También hace una parada en la Puerta de la Ciudad.  El recorrido que dura 105 minutos cuesta USD 5 por usuario. Tiene capacidad para 88 personas.