28 de May de 2012 15:21

Chiquiurco no basta para el riego en Tungurahua

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El funcionamiento de la presa Chiquiurco genera expectativa en los agricultores de Tungurahua. Este embalse y el de Mula Corral, ambos considerados los más grandes de la región, permiten almacenar más de 6 millones de metros cúbicos de agua para los tiempos de estiaje. Un metro cúbico equivale a 1 000 litros.

Carlos Sánchez, director de Recursos Hídricos del Consejo Provincial de Tungurahua, dijo que esa cantidad de líquido servirá para potabilización y para nutrir los canales de riego de los cantones Ambato, Patate y Pelileo.

Sin embargo, falta mejorar la tecnificación del riego en las zonas rurales. En ese sentido, en el Consejo Provincial de Tungurahua se prepara un proyecto de riego tecnificado que se implementará en cinco años, con una inversión de 12 millones de euros.

En los últimos años, según la Prefectura, se capacitó en nuevas técnicas de riego a 25 000 de un total de 80 000 campesinos.

Uno de los canales que se beneficiará con las presas es el Ambato-Huachi-Pelileo. Toma un volumen de 30,05 litros por segundo del río Ambato, en las inmediaciones de la localidad de Aguaján, en la antigua carretera a Guaranda.

De este se sirven 15 000 usuarios para irrigar 5 400 hectáreas en los cantones Ambato, Pelileo y parte de Cevallos. El presidente de ese canal, Raúl Solís, confía en que se mejore con los embalses. “En la Prefectura nos ofrecieron que el caudal para los canales de riego aumentará en un 20%. Si eso se cumple, esperamos mejorar la producción agropecuaria”.

Algo similar aguardan los usuarios de 120 canales de riego que operan en esta provincia, según Leonardo Velasteguí, delegado provincial de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua). “El agua que utilizan más de 80 000 regantes en la provincia”.

Una de las usuarias es Victoria Masaquiza Vargas. Ella tiene sus sembrados en el caserío Vargaspamba, de la parroquia Salasaca, en el cantón Pelileo.

Ella cuenta con una asignación semanal de dos horas de agua. “No me alcanza para regar los tres canteros (surcos) que tengo sembrados con papas, maíz, arveja y zanahoria. En julio, agosto y septiembre, cuando escasean las lluvias, la situación empeora. Espero que con los embalses, las cosas mejoren para nosotros”.

Salasaca es una de las zonas más áridas de Pelileo. Los indígenas alternan el agro con el tejido de tapices y otras prendas que hacen con lana de borrego y de alpaca.

Masaquiza y más agricultores irrigan sus terrenos mediante el sistema de inundación. Una práctica que, según los técnicos, desperdicia mucha agua.

Luis Cuji, técnico del Consejo Provincial, asegura que esta institución tratará de mejorar la tecnificación del riego. “Capacitamos a 25 000 agricultores en riego por aspersión y goteo. Con ambos, el desperdicio de líquido se reduce considerablemente ”.

Mientras esto ocurre, la semana pasada se inauguró la presa Chiquiurco. Esta cuenta con un embalse de 3,5 millones de metros cúbicos. Irrigará 12 000 hectáreas y aportará con 300 litros por segundo para el consumo de 130 000 personas en Ambato y Pelileo. Chiquiurco se construyó en tres años a un costo de USD 11,5 millones. El Gobierno central aportó con USD 5,5 millones.



Punto de vista
Hernán Ríos / Técnico en Programas de Riego

‘El riego por inundación erosiona además el suelo’

Conocer sobre el riego tecnificado ayudará a producir mejor sin desperdiciar el agua. Con el sistema por goteo, el derroche del agua es del 5%. En aspersión se optimiza entre el 55 y 60%, mientras que en surcos la eficiencia es del 40%. El que más pérdidas causa es el riego por inundación que ocasiona también erosión de nutrientes básicos del suelo. Las tuberías que se utilizan en el goteo sirven también para fertilizar. Esto se llama fertirriego y es una innovación tecnológica. El riego por aspersión se utiliza para pastos, el de goteo, para producir las hortalizas.

Los técnicos del Consejo Provincial iniciaron un plan de capacitación para los agricultores en temas como la operación y mantenimiento de los sistemas de irrigación. Además de producción y de riego tecnificado.

Los agricultores dicen que el apoyo estatal en el mantenimiento, la capacitación y mejoramiento del riego fue escaso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)