20 de February de 2014 00:02

Carnaval con sello étnico en la Sierra norte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los kichwas, afros y mestizos resaltan sus tradiciones culturales durante febrero y marzo.

Indígenas, afros y mestizos de Imbabura y de Carchi aprovechan la época de Carnaval para mostrarse en desfiles, ferias y festivales de música y danza. En la comunidad indígena de Peguche, en Otavalo, por ejemplo, se inició el Pawkar Raymi o Fiesta del Florecimiento, el domingo último.

Los flautistas de Cotama, el coraza de San Rafael a caballo y los pendoneros de Peguche abrieron el desfile del también llamado Carnaval indígena. La celebración, que se extenderá hasta el 5 de marzo, tiene componentes culturales, deportivos y sociales.

"Es una fiesta que nació hace 20 años. Un grupo de jóvenes decidimos rescatar el Pawkar Raymi, porque muchas tradiciones se estaban perdiendo", rememora Germán Muenala, comunicador kichwa.

Una de ellas es el ritual denominado "tumaryna". Se trata de una suerte de bautismo con agua y flores silvestres, que practican los adultos mayores colocando el líquido con la palma de la mano sobre la cabeza de los hijos y los nietos. Esta vez, esa ceremonia se realizará el 4 de marzo.

Los afros del valle del Chota, en Imbabura, también aprovechan esta temporada para celebrar el carnaval Coangue.

Según Carlos Andrade, miembro de la Fundación Piel Negra, esta celebración que comenzó hace 13 años nació para revalorizar la cultura y reactivar la economía de los afrochoteños. La fiesta se desarrollará del 2 al 4 de marzo.

Al momento, como en ediciones anteriores, se están instalando 110 quioscos a orillas del caudaloso río Chota, en la comunidad del mismo nombre. Ahí, las familias de las localidades vecinas ofrecerán platos típicos, como: arroz con guandul, una variedad de fréjol silvestre; picadillo (sopa de plátano verde picado), dulce de yuca, chicha de arroz...

Los visitantes que llegan principalmente de Carchi, Imbabura, Pichincha y del sur de Colombia también podrán disfrutar del festival de música afro, en las que nunca faltan los ritmos de la bomba y el son.

Por lo pronto han confirmado su participación los grupos: Marabú, Los Auténticos del Valle, de Imbabura, y Los hermanos Zetre, de Esmeraldas, asegura Carlos Andrade.

En los últimos años, además, se han organizado otros festivales como el carnaval Olas del Río, en la vecina comunidad de El Juncal, y Palenque, en la parroquia Salinas (Ibarra).

Ahí también se muestran artesanías elaboradas por los afrodescendientes: máscaras, cuadros y cofres de cerámica. Y los peinados afros, que ofrecen las mujeres a los turistas que llegan por la temporada.

En la provincia del Carchi, entre tanto, la celebración popular se concentra en los cantones Tulcán y Montúfar. La programación que empezó en enero se extenderá hasta el 2 de marzo. Los disfraces y las máscaras son un elemento infaltable.

"El Carnaval es un momento en que se rompen los esquemas. Es un tiempo de asueto en que se permite el cambio de roles. Los personajes que el resto del año pasan desapercibidos toman protagonismo". Así explica el sociólogo Jorge Torres, catedrático de la Universidad Técnica del Norte, de Ibarra, el contexto de esta celebración multiétnica.

"Dentro de esta dinámica, los afros del valle del Chota y los kichwas de Otavalo han logrado una simbiosis de sus tradiciones locales con esta festividad de corte occidental".

Estas fiestas populares, que se desarrollan entre febrero y marzo, se han vuelto uno de los nuevos productos que se ofertan en la región. Así lo señala el Plan de Turismo de la Prefectura de Imbabura.

Mientras que el Carnaval Coangue ha tomado renombre nacional, el Pawkar Raymi tiene un carácter internacional, pues muchos de los participantes son comerciantes de artesanías y músicos indígenas que trabajan fuera del país.

Sin embargo, vuelven para participar en las fiestas de Peguche, comenta Rubén Terán, quien retorna cada año con su familia de Estados Unidos mientras dura el invierno.

El Pawkar Raymi también es uno de los destinos preferidos por los festivales de música andina, las ferias de artesanías y el Mundial de Fútbol Indígena, que esta vez reunió a 10 equipos de la Sierra norte.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)