18 de November de 2011 15:45

La capacidad azuaya impuso su marca en el ascenso de Técnico Universitario

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un cuerpo técnico azuayo sobresalió este año en Ambato. Hizo una campaña casi inigualable y con cinco fechas de anticipación ascendió a Técnico Universitario a la Serie A del fútbol ecuatoriano. Dos partidos después obtuvo el título de la primera B.El grupo está encabezado por Paúl Vélez (técnico). Lo acompañan Javier Solís (preparador físico), Carlos Campoverde (preparador de arqueros) y Juan Carlos Ávila (asistente). Este último profesional nació en Macas, pero vive desde hace 25 años en Cuenca.

“Es más cuencano que el mote y canta más que cualquiera de nosotros”, bromea Vélez con respecto al origen de Ávila. El estratega azuayo no comparte aquel refrán de que “nadie es profeta en su tierra” porque su presencia en Deportivo Cuenca, desde 1998 hasta el 2010, fue exitosa.

A escala nacional, Vélez fue campeón nacional Sub 18, vicecampeón Sub 19, campeón Sub 20. En el 2008 clasificó al ‘Expreso Austral’ a la repesca de Copa Libertadores, en el 2009 fue vicecampeón en la Serie A y el 2010 jugó la Libertadores. El Cuenca estuvo cuarto en el torneo nacional cuando presentó su renuncia.

Este año, con Técnico Universitario sumó 54 puntos en la primera etapa y durante 19 encuentros se mantuvo invicto. Nunca dejó el primer lugar del tablero de posiciones. Restan tres fechas para el final y tiene 11 puntos de ventaja sobre Macará, que es segundo con 75 unidades. Hoy juegan a las 12:00 en el estadio Bellavista.

Vélez considera que fue un arma de doble filo el haber sacado una ventaja considerable a los rivales. “Nos relajamos mucho, jugamos demasiado confiados y perdimos algunos puntos”. De haberse mantenido la regularidad, se hubiese ascendido en la mitad de la segunda etapa, agrega.

El técnico, de 40 años, está convencido que el éxito llega a medida de cómo se piensa y se actúa, siempre tratando de no hacer mal a nadie, con un trabajo honesto y sacrificado. En Ambato, hizo igual que en Cuenca: descubrir valores para potenciar al club.

En enero de este año, Vélez llevó a dos de sus coterráneos, los volantes Christian Cordero y Raúl Alvarado. Con fútbol y entrega, los ex integrantes del Dep. Cuenca se ganaron el cariño de la hinchada ambateña. Según el DT, “todos hemos sido recíprocos con la institución que nos brindó trabajo”.

Cordero, quien tiene seis goles en la Serie B, no ocultó su satisfacción por su campaña individual y en equipo. “Lo más importante de todo es que hicimos realidad el objetivo planteado. Técnico Universitario retornó a la Serie A después de dos años de ausencia”.

Solís es otro de los profesionales orgullosos con el éxito alcanzado. “Es una satisfacción grande porque llevamos la bandera de Cuenca, hemos dejado en alto el nombre de la ciudad”.

Para Solís, es el logro más importante de su carrera como preparador físico. Antes trabajó en Liga de Cuenca, Deportivo Cuenca, Deportivo Azogues, Municipal de Cañar, en las series A y B.


Vélez asegura que no fueron ratificados para la temporada 2012 por el tema económico. “Simplemente vino otro técnico y se ofreció por menos dinero”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)