5 de December de 2013 16:41

Agrocalidad clausuró el camal Municipal de Riobamba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoy, jueves 5 de diciembre del 2013, el Camal Municipal del cantón Riobamba fue clausurado en forma definitiva. Los técnicos de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad) de Chimborazo, decidieron cerrarlo debido a las condiciones antihigiénicas que se faenaban a los animales.

Alex Chacón, coordinador de Agrocalidad en esta provincia ubicada en la Región andina del Ecuador, dijo que los puntos más críticos son la deficiente infraestructura, el mal estado de los pisos y de las paredes. Además, se debe contratar a más médicos veterinarios y zootecnistas, encargados de efectuar los exámenes antes los cuadrúpedos sean sacrificados. Asimismo, mejorar la higiene del lugar.  

En este sitio se faenaban mensualmente 3 800 bovinos, 3 900 porcinos y 3 560 ovinos, según datos de la administración. El ganado llegaba de las ciudades de Macas, Guamote, Colta, Chambo, Penipe y San Luis. La carne se enviaba a los mercados de Guayas y de Los Ríos.

El operativo se inició a las 9:45. Al menos 75 policías ingresaron al galpón de desposte para desalojar a los trabajadores, introductores de ganado y comerciantes que a esa hora laboraban en el lugar.

[[OBJECT]]

“Nos quedamos sin trabajo, al menos déjenos terminar lo de hoy”, fueron las súplicas de los introductores al representante legal de Agrocalidad, Carlos Morales.

El síndico del Cabildo, Roberto Tapia, intentó impedir el trámite argumentando que el Municipio no recibió ningún orden de clausura. “Se enviaron los informes técnicos, notificaciones para que se efectúe un mejoramiento pero no se hizo nada”, indicó Morales.

Hace más de un año, la administración municipal no solo recibió llamados de atención de Agrocalidad, del Ministerio del Ambientes, sino también del Ministerio de Salud. Es por eso que el jueves 14 de noviembre del 2013, la comisaría de Salud, Mariana Vinueza, clausuró uno de los cinco depósitos donde se guardaba las extremidades de las reses (paras y rabos).

“Se trabajaba en condiciones antihigiénicas y no disponían de los permisos de funcionamiento expedidos por esta entidad”, dijo Vinueza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)