14 de October de 2013 15:39

Los adolescentes en Ambato se reúnen por un propósito social

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

Los espacios creados para los jóvenes en Tungurahua son diversos. Pueden convertirse en rescatistas, motivadores, comunicadores, depor-
tistas, animadores, scouts, brigadistas o participar en actividades recreativas y de ayuda social.

A la hora de aportar, su ideología, credo o situación económica se vuelve irrelevante. Todos tienen un mismo fin: involucrarse en las campañas contra las drogas, el bullying, el racismo, la xenofobia, la discriminación y los embarazos prematuros.  

Las campañas de los chicos también abarcan otros temas, como la sexualidad, el aborto, los conflictos familiares, el liderazgo y las formas de diversión. Lo singular es que lo hacen con sus propios fondos y escaso apoyo de las entidades públicas y de las privadas.

Así lo confirman los líderes juveniles Omar Toa, Ronny Reyes y Abigaíl von Maack. Ellos forman  parte de un grupo de 110 muchachos que colaboran con los técnicos del parlamento Gente del Gobierno Provincial de Tungurahua.

Este espacio lo estructuran representantes de los 81 colegios que forman parte de la Red de Consejos Estudiantiles y organizaciones indígenas de la provincia. Asimismo, los presidentes de gobiernos estudiantiles de las tres universidades de la provincia, colectivos, scouts, grupos juveniles y voluntarios de Gestión de Riesgo y de la Cruz Roja.

Según Toa, voluntario del Cuerpo de Bomberos, los chicos están involucrados en todas las campañas de ayuda social. Su lema es ‘Todos somos uno solo’, con eso tratan de llegar a diversos  sectores. “Si tenemos que apoyar a las otras agrupaciones, lo hacemos unidos”.

Los lugares de encuentro de los adolescentes y jóvenes son las esquinas de los parques Cevallos y Montalvo. También, un salón que funciona en el segundo piso de la Prefectura, en la calle Castillo.

Para el estudiante universitario Martín Hurtado, la campaña sobre el bullying, por ejemplo, fue un éxito. Las charlas se realizaron de enero a julio de este año, he involucraron a 700 alumnos de siete colegios de Ambato.

Al finalizar los talleres se efectuó un concierto de música ante 800 adolescentes. Tuvo el apoyo de la reina de Ambato, María Emilia Varela, seis empresas privadas y la Prefectura.

“Hay espacios que los chicos deben aprovechar. Ahora estamos trabajando con un proyecto que involucra a la fundación Don Bosco, por la época de Navidad. Esperamos que más voluntarios se sumen con apoyo”, mencionó Hurtado.

Según datos del Censo elaborado en el 2010 por el Instituto Nacional de Estadística y Censo, en Tungurahua hay 186 750 adolescentes y jóvenes de entre 10  y 29 años. Es una de las poblaciones más jóvenes del país.

Esta información fue aprovechada por un grupo de estudiantes de la Universidad Técnica de Ambato (UTA). Ellos crearon una radio ‘online’ denominada Alta Voz. Su señal se emite por el enlace web http://www.altavoz.fm/.

El coordinador de Alta Voz, Miguel Cabrera, explicó que el propósito es que los chicos tengan un canal por donde puedan emitir mensajes con responsabilidad.

El estudio cuenta con cuatro micrófonos, una consola de ocho salidas y una computadora con más de 500 canciones. “No les limitamos en expresarse por la radio. Ellos deben ser críticos”.

La estación radial da espacio a grupos como el Movimiento de Jóvenes Juan XXIII, Con el alma en los labios, Ambato Joven, Guambrazo, Mañana es lunes y otros.


Recuerda

El Gobierno provincial de Tungurahua brinda asesoría a los jóvenes que desean liderar grupos.

Paraíso embotellado se dedica a dar consejos a los chicos. Sus integrantes son colegiales.

Los pájaros en la cabeza se dedican a la literatura. Se los puede encontrar en la Casa de la Cultura de Tungurahua.

Asedio es un grupo de heavy metal. Pueden conversar de este género musical por el sector Miñarica Uno.

Tokumeri no Koo trata sobre animés y mangas. En breve hará un festival.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)