26 de April de 2014 00:02

Los accidentes aumentaron en el Ecuador en dos meses

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los 8 fallecidos del percance del jueves se suman a ocho víctimas más en Loja.

El accidente ocurrido en la carretera Yangana-Valladolid es el más grave que se registró este año en Loja. Hubo ocho fallecidos y 17 heridos internados en diferentes casas de salud de la capital lojana.

Con este hecho se duplicó el número de fallecidos en Loja por accidentes de tránsito. Entre enero y mediados de este mes hubo otros ocho decesos, según la Unidad de Tránsito Municipal de Loja.

La unidad de transporte Sur Oriente, número 12, cubría la ruta Zumba-Loja. Salió a las 13:30 del jueves 24 de abril y cinco horas después el vehículo se volcó y rodó unos 200 metros, de acuerdo con el reporte de Policía. Ocurrió en la cordillera de Sabanilla, en el sector de Cachaco, a 70 kilómetros de la capital lojana.

La carrocería está parcialmente destruida y sigue entre la espesa vegetación. Los cuerpos fueron llevados al Anfiteatro de la Universidad Nacional de Loja. Las autopsias duraron hasta el mediodía de ayer, 25 de abril.

Las víctimas
De los ocho fallecidos, seis se dedicaban a la agricultura en los cantones Zumba y Palanda, en Zamora Chinchipe. Los otros muertos eran un policía y un vendedor de productos de primera necesidad.

En el Anfiteatro, Maritza Guerrero, de 38 años, recordaba que su tío Luis, de 34, era como su hermano. Él cultivaba yuca, plátano y café, y viajó para vender un terreno en Morona Santiago. Junto a él estaba Marlene Jiménez, madre del policía Wilmer Chingo.

Él regresaba de sus vacaciones en Zumba y se dirigía a Cuenca donde laboraba. "Mi hijo llamó a un hermano que vive en Quito, cuando aún estaba con vida y pedía que lo salvaran. Luego me contaron y tomé una camioneta desde Zumba".

Cuando llegó al lugar pasadas las 21:00 el cadáver ya había sido trasladado a Loja, contaba entre lágrimas. A Jiménez le preocupan sus dos nietos, menores de edad, que quedan en la orfandad. Su pedido era que la empresa por lo menos ayude con la funeraria.

Al Anfiteatro también llegó Luis Peralta, gerente de la empresa de transportes Sur Oriente. Trajo los féretros y dijo que las unidades cuentan con el SOAT y un seguro privado.

Según él, la unidad accidentada estaba con todos los documentos para sus operaciones. Además, pasó las revisiones técnicas que hizo la Agencia Nacional de Tránsito durante el primer semestre. "La revisión es exhaustiva, sobre todo para el transporte intercantonal e interparroquial".

Peralta dijo que es riesgoso transitar por las vías secundarias de Loja y Zamora Chinchipe por su mal estado, principalmente en invierno. "Constantemente solicitamos a las autoridades provinciales y nacionales que se mejoren las condiciones de estas vías".

La empresa Sur Oriente labora entre Zumba y Loja desde la apertura de la carretera, hace 70 años. Este camino, por donde pasará el Cuarto Eje Vial Ecuador-Perú, está en malas condiciones y en algunos tramos no existe señalización.

Es el segundo accidente de un bus interprovincial durante este año en Loja. A finales de febrero pasado, un bus de la Cooperativa Loja se volcó cerca a la ciudad de Catacocha y hubo dos fallecidos. De acuerdo con la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), Loja es la octava provincia del país en número de accidentes (ver gráfico) durante los dos primeros meses del 2014. En el mismo período del año pasado ocupó el undécimo lugar con 76 siniestros.

Para Santiago Celi, jefe operativo de los Agentes Civiles de Tránsito de Loja, entre las principales causas está conducir en estado etílico, fallas mecánicas y exceso de velocidad.

En el país las principales son la impericia e imprudencia del conductor, no respetar las señales de tránsito, según la ANT. En los dos primeros meses del año hubo 5 600 siniestros, 1 540 más que en el mismo período del año pasado.

Para el concejal lojano, Darío Loja, se deben ubicar más controles en las terminales terrestres para revisar las condiciones mecánicas de las unidades, porque muchas salen con neumáticos lisos o con fallas en sus frenos, pese a tener permisos.

Ninguno de los 17 heridos, incluido el chofer, recibió el alta. Sonia García, de 67 años, tiene una fractura en su brazo. Dijo que el bus se impactó contra un montículo y se desestabilizó; con los golpes ella perdió el conocimiento.

Según la Dirección de Salud de Loja, 10 están en el hospital de Vilcabamba, dos en el Hospital Isidro Ayora y cinco en el IESS. Tienen golpes moderados y graves.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)