11 de December de 2010 00:00

Un accidente de tránsito enluta al fútbol ambateño

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Reds. Guayaquil y Sierra Centro

Pedro ‘Potro’ Muñoz, ex seleccionado y actual coordinador de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), llegó presuroso a la morgue de Tránsito, en el cerro Santa Ana de Guayaquil. Llevaba fundas plásticas, camisetas de la FEF y un par de sacos con cal.

Poco antes, a las 10:30, con el rostro desencajado, Álex de la Torre, presidente de la Comisión Disciplinaria de la FEF, entraba y salía constantemente de la sala de autopsias. Allí yacían los cuerpos del ex futbolista, Ángel Vinicio Buenaño García (44 años); del fiscal de Baños, Armando Rafael Pico Miranda (41); y de Carlos González Castro (60). Los tres fallecieron en la madrugada en un accidente de tránsito en el kilómetro 20 de la vía a Daule.

Urlín Cangá no se atrevía a entrar y solo llegó hasta la esquina de la morgue. Desde allí intentaba averiguar lo que había sucedido con Buenaño, quien fue su compañero en la defensa del Emelec, en 1988.

Los dirigentes de la FEF, desde las 06:00, se encargaron de ayudar con los trámites a los familiares de los fallecidos quienes, hasta el mediodía, no lograban llegar desde la provincia de Tungurahua hasta Guayaquil.

En horas de la mañana, cinco de los accidentados fueron dados de alta y los trasladaron hasta la Federación Deportiva Nacional (Fedenador), para que descansaran. Cuatro continuaban en el Hospital Universitario sin heridas de gravedad. Uno continuaba en la Clínica Urdenor con la pierna fracturada.

En la furgoneta de placas PBI-5008, en la que sufrieron el accidente, iban 13 personas entre ex futbolistas, dirigentes y empleados de la Asociación de Fútbol de Tungurahua.

Se dirigían a Manta para participar en los Juegos Nacionales de Asociaciones Profesionales de Fútbol, que se inauguraban anoche. Cerca de las 04:00 fueron impactados por un tráiler en el km 20 de la vía a Daule. Se presume que el choque fue por el lado izquierdo de la furgoneta y que el tráiler invadió carril.

La muerte del conductor Buenaño, una de las glorias del fútbol ambateño, fue inmediata por la fuerza del impacto. Su fallecimiento consternó ayer a los hinchas tungurahuenses. Las radios locales recordaron la trayectoria de los dirigentes y de este ex futbolista del club América. Este equipo y el Macará son los más antiguos de la provincia.

Rafael Pico, quien tenía tres hijos menores de edad, era el copiloto de la furgoneta. Fue dirigente de las divisiones inferiores del América y al momento de su trágica muerte ocupaba las funciones de fiscal.

Por esta razón Antonio Gagliardo, fiscal distrital de Guayas y Galápagos, también se hizo presente en la morgue. Dijo que uno de los occisos no murió en el choque sino después, cuando logró salir de la furgoneta para buscar ayuda y fue arrollado por otro automotor. Pero no aclaró de quién se trataba.

Cerca de las 13:00, por gestión de directivos de la FEF, los cuerpos fueron trasladados a las salas de velaciones de Parques de la Paz en La Alborada, en el norte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)