25 de September de 2012 16:05

2 773 estudiantes pugnan por un cupo para la universidad en Cuenca

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los filtros de evaluación evidenciaron el bajo nivel educativo de los bachilleres.

Solo 91 de los 2 864 estudiantes admitidos por el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA) para la Universidad de Cuenca inició las clases. El resto está en nivelación.

En diciembre pasado, esta universidad puso a disposición de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) 3 400 cupos para primer año en 48 carreras.

Al SNNA se inscribieron 19 000, pero tras el examen solo calificaron 2 864.

En la Universidad de Cuenca se tomó un examen de exoneración para medir el nivel de conocimiento en las materias básicas, de acuerdo con la profesión escogida.

El alumno que aprobó, evitó el curso de nivelación. Es opcional en las regulaciones del Senescyt.

2 011 alumnos se presentaron a las pruebas del 5 de septiembre. Solo 91 obtuvieron el puntaje requerido (70 u 80) dependiendo de la carrera.

Quienes lo lograron evitaron el semestre de nivelación. En los aprobados hay una particularidad: 48 son de la Facultad de Artes y los 43 restantes a las 47 carreras (11 facultades).

Con ese panorama y por el escaso número de alumnos, este centro superior no ofertará -en este semestre- algunas asignaturas.

Para Ernesto Cañizares, director Académico de la Universidad, pese a esta situación está garantizada la educación para todos los exonerados.

Su argumento es que el modelo vigente desde el 2006 no es por ciclo, sino por materias.

El estudiante puede armar su malla curricular escogiendo las materias de cursos superiores –salvo el caso de las encadenadas.

La vicerrectora Silvana Larriva admitió que no se abrirán asignaturas de un ciclo que tenga menos de cinco estudiantes.

Aún no se definen las materias que no se ofertarán, porque hace una semana recién iniciaron las clases de primer año y de nivelación. Además, siguen matriculándose algunos estudiantes que reprobaron, al igual que los de las universidades cerradas.

Según Larriva, deben esperar para conocer el número real de estudiantes que tendrán por cada materia. Por ejemplo, en la Facultad de Medicina solo pasó la exoneración una estudiante.

A la mayoría de alumnos no le molesta la nivelación. Manuel Rivas, de 18 años, estudió en el colegio Antonio Ávila. Obtuvo 811 puntos en el examen de SNNA y aseguró el ingreso en Ingeniería de Empresas. Pero en el examen de exoneración sacó 51/100.

Julio Cárdenas, presidente de la FEUE de Azuay, cree que se debe mejorar los conocimientos desde los colegios para evitar estos tropiezos y que los criterios de evaluación estén acordes a los contenidos del bachillerato.


Otras evaluaciones

Los 853 estudiantes que no se presentaron al examen de exoneración también ingresaron a la nivelación. Al final deberán rendir un examen.

Si en el supletorio no alcanzan la nota requerida, pierden el ingreso a la universidad y deberán aplicar a otra prueba.

Las carreras de docencia tienen menos alumnos porque se subió el puntaje de ingreso a 800.


Nadie aprobó en la Universidad de Loja

El primer módulo en 31 de las 35 carreras de la Universidad Nacional de Loja (UNL) no abrirá el semestre octubre-marzo.  Se iniciará en abril próximo.

1 938 jóvenes son los aspirantes para primer año en la UNL. Desde mañana, estos estudiantes que no aprobaron el examen de ingreso serán parte del curso de nivelación que durará hasta marzo.

Luego de aprobar esta fase podrán ingresar a la UNL.

Previo al curso de nivelación se tomó una prueba de exoneración a 600 estudiantes que se inscribieron.

Esta se efectuó el 3 de septiembre y nadie aprobó.

Esta nivelación es responsabilidad de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, a través del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión.

En el caso de las carreras de Música, Educación Básica, Educación Parvularia y Psicorehabilitación no se abrirán ni siquiera en abril del próximo año.

Según Francisco Vicuña, coordinador del Sistema de Admisión y Nivelación, solo siete estudiantes alcanzaron los 800 puntos (base para ingresar).

Cinco en Música, uno en Educación Parvularia y uno en Psicorehabilitación.

De acuerdo con la Ley se requieren, por lo menos, 10 alumnos para abrir un curso.

Ahora se busca la posibilidad de reubicarlos en carreras afines. El propósito es no dejarlos sin cupo en la universidad.

Para el vicerrector de la UNL, Ernesto González, la falta de aspirantes a estas carreras evidencia la necesidad de nuevas titulaciones. “Se debería plantear un estudio donde se oferten carreras acordes a una realidad”.

Hasta tanto, a los profesores que tenían asignados a estos primeros años se les revisará la carga horaria que deben cumplir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)