11 de April de 2013 13:09

34 escuelas de Esmeraldas son intervenidas por los daños del invierno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La escuela se inundaba en cada invierno. Cada vez  que se registraba una lluvia en el sur de Esmeraldas, los niños debían regresar a casa, porque no había cómo estudiar. Magaly Nájera, moradora del barrio Codesa, lo recuerda.

Desde hace 15 años, ella reside frente a la Escuela Fausto Molina, ubicada en el parque principal de Codesa. Cerca de 3 500 familias habitan en el sector.

Su hija Andrea estudió ahí. “Llevarla era un sacrificio, las calles se llenaban de lodo con la lluvia. La escuela se inundaba totalmente. Los techos del patio se convertían en refugio para el agua. Este año espero que la situación cambie”, comenta la madre.

Las autoridades aseguran que la escuela lleva un año de reestructuración total. Las aulas antes se distribuían en un solo piso y ahora en un edificio de tres plantas. Además, se proyecta la adecuación de cinco aulas en cada piso.

Eliana Chiriboga, directora distrital del Ministerio de Educación, indicó que 34 escuelas son intervenidas desde que se inició este año. La mayoría está en el sur de la urbe, porque fueron las más afectadas con los últimos inviernos.

Según Chiriboga, Petroecuador se encargó de la construcción de las obras de infraestructura básica, mediante un convenio.

Estas serán entregadas el 26 de abril. Luego de esa fecha, el Ministerio de Educación tiene previsto intervenir 68 establecimientos fiscales más a escala provincial, afectados por la época invernal.

“Todavía no está planificada una total intervención. Únicamente se va a arreglar las instituciones, porque las clases se iniciarán el 2 de mayo”, indicó la funcionaria asiendo alusión a que queda poco tiempo para cambios grandes.

Según Grace Torres, jefa de Estadística de la Dirección de Educación, durante el año escolar 2012 estudiaron 206 194 niños y jóvenes de la provincia. Aunque no hay cifras reales, se espera una reducción de inscripciones.

Esto porque el resto de escuelas de Esmeraldas, que no serán intervenidas (16), no están en condiciones de recibirlos a todos.  

Eso pasa en la Escuela Capitán Nájera. Ahí estudia Elsa Barbosa. Tiene 10 años y cursa el sexto de educación básica.

Esta escuela no consta en el programa de mejoras implementado desde inicios del 2013. Igual situación afronta la Leonidas Grueso en la isla Vargas Torres, un sector urbano marginal .

Narciso Marré es docente en la Escuela Capitán Nájera por más de 5 años. En esta institución existe hasta el séptimo de básica. Se educan 40 alumnos y se ubica en el barrio 15 de Octubre de la nueva vía a Tachina.

“Hace 2 años el Municipio nos construyó tres baterías sanitarias. Lo que necesitábamos era mejorar las aulas, talvez construir dos más”. Es la única escuela que hay en la isla. “Si las cosas no cambian pronto, incluso el centro educativo podría cerrarse,  indicó el docente.

“Lo bonito de la escuela es que atrás salimos a jugar en la cancha durante el recreo”, comenta Barbosa. “Pero si está llena de lodo agua o mosquitos no podemos”.

Marlene Barahona, encargada del Departamento de Gestión de Riesgo en el Ministerio de Educación, indicó que la mayoría de escuelas intervenidas presentan desgaste por el tiempo de construcción. “Este año mi mamá me va a cambiar a la Escuela Leonidas Grueso, porque acá no se puede estudiar”, expresa Barbosa.

Calendario y planes

Las matrículas para los alumnos nuevos en las instituciones fiscales de Esmeraldas se iniciarán el 15 de abril.

La Dirección de Educación prepara un informe sobre la situación de todos los establecimientos educativos. Estará listo la tercera semana de abril.

Los requerimientos más comunes de las escuelas son muros de contención, retiro de materiales acumulados y construcción de nuevas aulas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)