8 de March de 2014 00:02

174 socios fundaron su propio negocio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ellos son productores y extrabajadores de Coopera, una entidad financiera que fue cerrada.

El cierre de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Coopera, de Cuenca, dio una oportunidad de negocio a 174 personas. Ellos crearon Prograserviv, una cooperativa para comprar y vender hortalizas, frutas, granos y animales menores.

El negocio es de 80 productores y 94 extrabajadores de Coopera. Esta entidad, que también tenía negocios paralelos (tiendas, restaurantes y centros de acopio), fue cerrada en junio pasado por problemas financieros. Tras ello, 600 productores dejaron de proveer a las tiendas de Coopera.

Según el presidente de Prograserviv, Javier Vélez, la idea nació por las pérdidas económicas que soportaron los agricultores al quedarse sin un mercado para su producción.

En el negocio también participa el Instituto de Economía Popular y Solidaria, que adquirió los bienes de Coopera en USD 9 millones para uso de los 174 socios. De esa forma, la Cooperativa cuenta con personería jurídica desde febrero, aprobada por la Superintendencia de Economía Popular.

Prograserviv compra los productos agrícolas de los socios y los comercializa en sus propias tiendas y restaurantes. También los utiliza en la alimentación de los 94 empleados que laboran en la Cooperativa.

El centro de acopio está en la parroquia rural de San Joaquín, a 15 minutos de Cuenca. Hasta ese sitio llegan los agricultores de Barabón, Soldados, Octavio Cordero y Guayas a entregar sus cosechas.

Uno de ellos es César Lema, de la parroquia Octavio Cordero. Él entrega todas las semanas lechugas, culantro, cebollín, zanahoria, zuquini, brócoli...

Este agricultor está contento de ser parte de Prograserviv, porque cree que tiene un mercado seguro para sus frutas, legumbres y granos. "Además, tengo un ingreso estable".

Ángel Yangari es otro socio y recordó que con el cierre de Coopera no tuvo durante siete meses a quien entregar sus cosechas de tomate, cebolla, coliflor... Su deseo es que la nueva cooperativa se mantenga y siga cumpliendo con los pagos a los proveedores, cada 15 días. San Joaquín es una de las parroquias agrícolas más productivas en coles y lechugas.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos, de los 5 160 habitantes, el 70% tiene cultivos. Ahí vive María Villacís, quien siembra hortalizas. Cada semana, con sus padres, clasifica los productos para entregar a Prograserviv.

Pero no todos los agricultores de San Joaquín conocen de Prograserviv. Es el caso de María Duchitanga, quien proveía lechugas, coles, cebolla y culantro a Coopera.

Esa entidad le adeuda USD 1 200. "No sé si me pagarán", dice desconcertada. Pero le gustaría volver a confiar y entregar su producción de hortalizas a una entidad que le pague puntualmente.

La producción entregada por los 80 socios es empaquetada y distribuida entre las siete tiendas de Prograserviv de Cuenca, Nabón y Naranjal. También a las dos fondas-restaurantes, ubicadas en el valle de Yunguilla y San Joaquín, en la misma provincia de Azuay.

El Presidente de Prograserviv no da cifras de la inversión ni del aporte de los socios, pero asegura que hasta abril próximo emitirán un informe económico del negocio. 


'Asociarse siempre es positivo'

Juan P. Guerra. Gerente de la Unión de Cooperativas de Ahorro y Crédito

Toda iniciativa que nazca desde la asociación es positiva y es un esquema que se debe aprovechar. Una cooperativa es una sociedad de personas que encuentran en este modelo económico una forma de subsistencia, de mejorar los ingresos y la calidad de vida.

Por ello, estas iniciativas deben ser aplaudidas y en este caso se debe enmendar los errores que se cometieron anteriormente con Coopera.

Tienen que prevalecer los principios de equidad y transparencia. El proceso de reorganización debe respetar los principios del cooperativismo para mejorar la calidad de vida de sus socios. También es importante que el negocio se especialice en una sola línea. Por ejemplo, solo el área de producción y no mezclar con la parte financiera, porque este fue un error de Coopera (tenía negocios paralelos).

Además, se deben aprovechar líneas de apoyo que el Estado pueda ofrecer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)