2 de January de 2014 00:02

13 centrales eléctricas se prenderán en las provincias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 7
Indiferente 6
Sorprendido 4
Contento 32

A partir de marzo de este año, el Régimen tiene prevista la entrada de 13 nuevas centrales de generación eléctrica que alcanzarán una potencia de 711 megavatios (MW). Esto equivale al 16% de la capacidad de generación actualmente instalada en el país que llega a 4 501 MW.

De las nuevas centrales, nueve son hidroeléctricas (utilizan el caudal de los ríos para generar energía), tres termoeléctricas (que queman combustibles como el fuel oil, el diésel y el gas para generar) y se espera el ingreso de un grupo de proyectos fotovoltaicos (que generan a partir de la energía del solar).

Esto, según el Plan Maestro de Electrificación 2013-2022 elaborado por el Consejo Nacional de Electricidad (Conelec).

Aunque ingresará a operar un mayor número de centrales hidroeléctricas, la potencia vendrá en mayor cantidad de las centrales termoeléctricas Termoesmeraldas II, la tercera unidad de gas de Termo Gas Machala y de la nueva generación térmica prevista a instalarse en Guayaquil (ver infografía).

También está previsto el ingreso de un importante contingente de energía fotovoltaica que alcanzará los 200 MW y que entrará en operación a partir de julio en varios puntos del país. Esta potencia será instalada exclusivamente por empresas privadas.

En términos generales, de toda la potencia de generación eléctrica prevista para operar este año, el 27% será hidroeléctrica; el 44%, térmica; y el 28%, fotovoltaica.

Ello debido a que los mayores proyectos hidroeléctricos como el Coca-Codo Sinclair, Sopladora y Toachi-Pilatón ingresarán entre el 2015 y 2016.

Adicionalmente, la nueva energía térmica ingresará como respaldo de las centrales hidroeléctricas en los tiempos de estiaje.

Según el Plan Maestro de Electrificación, la entrada en operación de las nuevas centrales no solo obedece al incremento de la demanda anual de energía que para este año está estimada entre un 3 y un 5% sino, además, al crecimiento de consumo a mediano plazo debido a los nuevos proyectos mineros, el metro de Quito y el tranvía de Cuenca, la Refinería del Pacífico y el ingreso de 3,5 millones de cocinas eléctricas de inducción prevista para que en el 2015 reemplacen a las cocinas de gas.

El subsecretario de Generación y Transmisión de Energía del Ministerio de Electricidad, Luis Ruales, indicó que no se han movido los plazos de las nuevas centrales de generación. "Nosotros no hemos movido en absoluto los plazos. Si en una de las actividades vislumbramos un retraso, mientras no sea parte de la ruta crítica, no afecta el proyecto. Ahora si esa actividad es parte de la ruta crítica y afecta el proyecto, primero debemos ver cuáles son las acciones de recuperación de ese plazo", dijo.

Saymirín aportará con 7 MW
En un encañonado de reverdecientes montañas de la parroquia Chiquintad, a 13 kilómetros de Cuenca, está el conjunto de obras del proyecto hidroeléctrico Saymirín. Por allí cruza el río Machángara y su caudal es aprovechado para la generación de energía eléctrica.

El Gobierno Nacional, a través de Elecaustro, empezó el 2012 la construcción del proyecto Saymirín 5, que entrará a operar en agosto próximo, con una inversión de USD 10,5 millones.

Este reemplazará a Saymirín 1 y 2, construidos entre 1954 y 1962, con tecnología de los años 50 y que generaba con 6,4 MW de potencia. Mientras que Saymirín 3 y 4, construidos en la década de los 90, seguirán operando con 8 MW.

Es decir, la central pasará de tener una potencia de 14,4 MW a 15 MW. Según Antonio Borrero, gerente de Elecaustro, por las características mecánico-manual y la falta de repuestos, el primer proyecto concluyó su vida útil.

En el entorno que rodea a Saymirín predominan las plantaciones de eucalipto. Al ingresar a la infraestructura física, a mano izquierda, llaman la atención las enormes tuberías inclinadas que descansan sobre una montaña. Estas se complementan con la casa de máquinas y el sistema de captación ubicadas en las partes alta y baja.

La obra física está totalmente construida. Cinco obreros realizan tareas menores en los amplios hoyos donde se emplazarán las dos turbinas y demás equipamiento.

Lenín Robles, de 20 años, de la comunidad Dutasay-Corrales, donde se emplaza el proyecto fue contratado hace un mes para esas tareas. Otros campesinos de la zona laboran en la cuenca alta del Machángara, como guardabosques o en las tareas de conservación 25 000 hectáreas de vegetación donde nace este afluente. Elecaustro utiliza 2,5 metros cúbicos por segundo para la potencia actual de 14, 4 MW en Saymirín.

El nuevo proyecto utilizará más líquido pues la potencia aumentará en 0,6 MW.

Según Borrero, esto significará ingresos adicionales por USD 4 millones al año por la venta de la energía adicional. La empresa aspira que la instalación de los equipos concluya hasta julio próximo.

El presidente de la Junta Parroquial de Chiquintad, Polibio Vélez, señaló que han recibido el apoyo de la generadora Elecaustro y de las empresas que construyen la central, para obras menores como el arreglo de vías. El último aporte fue la dotación de 100 sacos de cemento para asfaltar la carretera Santa Teresita-Millacapa.

Punto de vista

Ricardo Buitrón. 
Consultor energético

'Hubo reprogramación de plazos en los proyectos' Los proyectos hidroeléctricos Isimanchi, San José del Tambo, Topo y Mazar-Dudas previstos para entrar en operación desde mayo del 2013, según el Plan Maestro de Electrificación del 2012, se encuentran retrasados y se ha reprogramado nuevamente su entrada en operación para el 2014,según el Conelec. Sean los proyectos públicos o privados, el retraso en la entrada en operación, generalmente está relacionados con la planificación, ingeniería del proyecto, con los recursos para su financiamiento; experiencia y calidad del contratista de construcción; y políticas y decisiones gubernamentales.

Las perspectivas
El proyecto hidroeléctrico  Mazar-Dudas se prevé que operará desde este año. Se construye en la zona oriental de la provincia de Cañar. Aprovechará las aguas de los ríos Mazar y Pindilig. La obra está a cargo de la Compañía CNEEC (China National Electric Engineering Co. Ltd.).

De acuerdo con la información  de la web de Hidroazogues, este proyecto disminuirá unas 70 000 toneladas anuales de CO2 al reducir el uso de combustibles fósiles contaminantes para la generación de electricidad. Además, ahorrará aproximadamente USD 8 millones al sector eléctrico ecuatoriano.

Coca-Codo Sinclair  está considerado como prioritario y de alto interés nacional. Está previsto que generé 1 500 MW y será ecológicamente limpio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (17)