7 de October de 2012 00:03

11 postes caídos por lluvias son sustituidos en Gualaceo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una grúa trataba de levantar ayer uno de los 11 postes caídos el pasado viernes en el cantón Gualaceo, a causa de un torrencial aguacero.

La pérdida de estos postes y la suspensión del servicio eléctrico fueron los mayores daños que provocaron las precipitaciones que duraron una hora y ocasionaron que colapsen los sumideros e inundaron la terminal terrestre, la avenida Jaime Roldós, Patul Alto, Toctoloma, Parculoma y en las orillas del río Santa Bárbara.

En este último sector, en la calle Ignacio Ordóñez, se cayeron los 11 postes. Según el ingeniero eléctrico Santiago Toral, la lluvia ocasionó que un árbol de sauce se caiga en la red eléctrica y que los postes se desplomen.

Toral junto a 28 miembros de la Empresa Eléctrica de la capital azuaya, Paute, Gualaceo y Sígsig realizaban las reparaciones de los postes, sustituyendo las luminarias y estructuras.

Otro de los trabajos que efectuaban es el cambio de un transformador. Toral tenía previsto que los trabajos concluyan al finalizar la tarde de ayer y que se restablezca el servicio de luz en El Camal, Pununte y Capsha. La reparación de los postes y transformador tienen un costo de USD 11 200.

Eva Luzuriaga moradora del sector El Camal, todavía estaba sorprendida del torrencial aguacero, viento y granizo que cayó la tarde del viernes. Ella agradecía a Dios que el agua no ingresó en su casa, situación que sí ocurrió en otros barrios del cantón azuayo.

En la terminal terrestre de Gualaceo sí se produjeron problemas: el techo del parqueadero cedió a causa de las lluvias.

La estructura metálica permanecía hasta ayer en el mencionado parqueadero.

Ayer el presidente de la cooperativa Santiago y Santa Bárbara, Marco Tacuri, observaba con minuciosidad la losa de la estructura de las oficinas de la terminal y se percató que el agua filtraba a la bodega de la empresa. Por ello inmediatamente buscó un maestro para que remplacen el techo.

Las lluvias también afectaron los cables del teléfono y radio del sector de la terminal terrestre. Tacuri dice que el problema de las fuertes lluvias en Gualaceo ocurre todos los años y que se inundan las calles.

Con este criterio coincide Luis Galarza de la cooperativa Mailas. Él recordó que hace un año en ese mismo sector también hubo inundaciones. Él cree que se debe buscar mecanismos para evitar que las lluvias afecten a la gente.

El Cuerpo de Bomberos de Gualaceo informó que no se ha presentado otra emergencia en el cantón. En las viviendas, los daños fueron menores.Ayer por la tarde la lluvia disminuyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)