10 de noviembre de 2016 16:25

Ecuador busca en la UE y China oxígeno para su economía

A partir de enero de 2017, si los miembros de la UE le dan el visto bueno al acuerdo comercial con Ecuador, productos como flores, camarón y atún mantendrán o mejorarán el acceso preferencial que tenían hasta ahora. Foto: Archivo / EL COMERCIO

A partir de enero de 2017, si los miembros de la UE le dan el visto bueno al acuerdo comercial con Ecuador, productos como flores, camarón y atún mantendrán o mejorarán el acceso preferencial que tenían hasta ahora. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

El acuerdo comercial que Ecuador firmará este viernes con la Unión Europea y la visita que el presidente chino, Xi Jinping, realizará la semana próxima a Quito pueden suponer un soplo de aire fresco para la economía del país.

“El acuerdo con la UE tendrá un impacto muy positivo y para la visita de Xi Jinping hay mucha expectativa, pero hay que ver qué se obtiene”, explica a la AFP el economista Alberto Acosta.

El prolongado declive de los ingresos petroleros tras años de bonanza ha dejado muy tocadas las finanzas del miembro más pequeño de la OPEP. Ecuador está técnicamente en recesión, con cuatro trimestres consecutivos de decrecimiento, la previsión es que el PIB se contraiga un 1,7% en 2016 y tiene un déficit fiscal calculado en más del 5%.

Además, la devaluación de las monedas de los países vecinos, como el peso colombiano y el sol peruano, le restó atractivo a su dolarizada economía, que el gobierno tuvo que proteger con unos aranceles adicionales -muy cuestionados por sus socios comerciales- que dispararon los precios y fomentaron el contrabando.

Con este panorama, la firma de este viernes 11 de noviembre en Bruselas para que Ecuador se sume al acuerdo comercial multipartes en el que ya están incluidos Colombia y Perú le permitirá al país ampliar su presencia en el mercado de la UE, un bloque de 500 millones de consumidores que ya representa el principal destino de sus exportaciones no petroleras, con el 25%.

A partir de enero de 2017, si los 28 miembros de la UE le dan el visto bueno al pacto para su posterior aprobación en el Parlamento Europeo, productos como flores, camarón, banano y atún mantendrán o mejorarán el acceso preferencial que tenían hasta ahora, y otros muchos entrarán sin restricciones.

“El acuerdo permitirá diversificar la cartera de productos ecuatorianos en la UE, una oportunidad en una economía dolarizada que requiere dólares. Y la entrada de productos europeos va a bajar precios, habrá más competencia y eso le va a obligar al Ecuador a ser más competitivo y más productivo", señala Jaime Carrera, director del Observatorio de Política Fiscal.

'Petróleo comprometido'

La visita de Xi Jinping, la primera de un presidente chino a Ecuador desde que ambos países iniciaron relaciones en los años 1980, tiene como motivo oficial la inauguración de la gigantesca hidroeléctrica Coca Codo Sinclair (Amazonía), hecha con capital y empresas chinas, y considerada la obra más emblemática del gobierno de Rafael Correa, con un costo de USD 2 200 millones.

Pero según analistas el encuentro servirá para “tratar” la abultada deuda de Ecuador con el mayor prestamista de América Latina, que suma unos USD 8 000 millones, un tercio de la deuda externa ecuatoriana.

“En la visita se buscarán nuevas fuentes de financiamiento, ya que la vía de preventa petrolera está prácticamente agotada. Para este año el crudo ya está 100% comprometido, y hasta 2024 lo está en distintos porcentajes. No descartaría que tuviera que ver con la venta de ciertos activos del estado”, apunta Acosta.

Con el financiamiento encarecido en los mercados de capitales tras declarar moratoria selectiva de su deuda externa pública en 2008, el gobierno de Correa ha recurrido cada vez más al capital chino para infraestructura estratégica, como hidroeléctricas y carreteras, o proyectos de petróleo y minería, muy criticados por su opacidad y por las condiciones que impone china.

“La relación deuda-PIB, que es del 30%, no es preocupante. El problema es que el servicio de esa deuda es elevado y han caído los ingresos. Solo para 2017 es de USD 3 500 millones, entre un 3 y 4% del PIB. Endeudarse más complicaría aún más las cosas ”, advierte Carrera.

Para José Antonio Hidalgo, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano China, es también una oportunidad para estimular la penetración de productos ecuatorianos en un mercado de más de 1 300 millones de consumidores, que ahora representa solamente el 3,5% de las exportaciones de Ecuador.

“La intención es que la cuota de mercado crezca al 12 o al 15%. Vamos a plantear la reducción o la eliminación del arancel al banano, al camarón o a las flores, diversificar la cartera de productos exportables, como la piña o la pitahaya”, explica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)