1 de julio de 2014 20:16

Afectados de Seguros Bolívar con inquietudes para presentar reclamos

foto: EnrIque pesantes/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Negocios y Guayaquil

Luego del anuncio de Pedro Solines, superintendente de Bancos, respecto a la liquidación forzosa de Seguros Bolívar, los clientes comenzaron a llegar a las oficinas de la compañía, tanto en Quito y Guayaquil, para averiguar la situación de los contratos que mantenían con la firma.

Bolívar Compañía de Seguros del Ecuador S.A. se constituyó el 19 de agosto de 1957. La firma se especializaba en la sección de ramos generales y de vida. También ofertaba productos como seguros para incendios, robo, transporte de importación, multirriesgo industrial, multirriesgo de hogar, vehículos, asistencia médica, entre otros.

Pero la firma se especializaba en la venta de seguros para autos, debido a que trabaja conjuntamente con concesionarias como, Metrocar, o Anglo Automotriz, según información de la ‘Súper’ de Bancos.

A las oficinas en Quito, ubicadas en el tercer piso del edificio 1492, en el norte de la ciudad, llegó ayer Carlos Zamora, que trabaja en el departamento de ventas en una empresa privada. Se acercó con la inquietud de cómo cobrar un siniestro, debido a que hace dos semanas sufrió un accidente de tránsito y el costo de las reparaciones de su automóvil llegó a unos USD 1 600.
El cliente de la aseguradora no sabía quién asumiría los gastos que se debe cancelar a la mecánica y cuánto tiempo demorará el trámite.

Asimismo, Julio Vega, artesano, comentó que desde hace tres años es cliente de Seguros Bolívar y compró una póliza para proteger la camioneta que usa para su trabajo.

El trabajador señala que a principios de año canceló mediante tarjeta de crédito USD 948 por el seguro de auto para todo el 2014. El mes pasado terminó de pagar ese monto, por lo que quiere saber si le devolverán la diferencia por los seis meses restantes del año que su automotor no estará protegido.
Otro caso es el de Rafael, quien no quiso que se mencionara su apellido. A este docente universitario le robaron su vehículo, un Chevrolet Optra, a principios de este año.


“Me daban largas para entregarme el desembolso de todo costo del auto; me dijeron que faltaba la firma del gerente para que me entreguen los USD 17 000 que me correspondía”, cuenta el docente.

Otra compañía de seguros no desaprovechó la oportunidad de ofrecer sus servicios a las personas cuyos vehículos quedaron desprotegidos debido a la liquidación forzosa de la compañía.
Alexandra Chávez, de Seguros Equinoccial, llegó a la planta baja del edificio donde operaba Seguros Bolívar junto a tres compañeros. Ella comenta que lograron firmar 16 contratos de seguros de auto durante el transcurso de la mañana.
“La idea de venir acá es que los clientes no se queden desprotegidos y ofrecerles el servicio con la garantía de nuestra aseguradora”, comentó Chávez.

Mientras que en Guayaquil, el acceso a los pisos 12 y 13 en los que funciona la aseguradora se mantuvieron bajo estricta vigilancia por parte de la Policía Nacional.

Allí, el ambiente era hermético y la prensa no tuvo acceso a la agencia de la aseguradora, ubicada en el edifico Las Cámaras.
Clientes y empleados eran los únicos que podían ingresar a las dependencias de la compañía, que está intervenida por delegados de la ‘Súper’, encabezados por el liquidador Carlos Espinosa Torres.

Las personas que tenían pólizas de seguros de vida o de autos con la aseguradora acudieron al lugar para conocer la situación de sus contratos. A todos se les pidió guardar tranquilidad y que acudieran en un plazo de 8 a 12 días para indicarles el procedimiento a seguir.

En estos días el liquidador se pondrá al tanto del manejo de la aseguradora, receptará los pedidos de los clientes y definirá los procedimientos a seguir.

Pablo Espinoza, abogado experto en seguros, explica que el proceso para presentar reclamos se inicia cuando la Superintendencia de Bancos y Seguros notifica mediante una publicación en la prensa que la aseguradora ha entrado en un proceso de liquidación.

Luego de las tres publicaciones que deben emitirse con un espacio de 10 días, los clientes tienen un período de 60 días, a partir de la última publicación, para probar que mantuvieron un contrato y que les corresponde algún monto por el pago de un siniestro, aportaciones de un seguro de vida, etc.

Para ello, dice, la Ley de Seguros vigente establece que el usuario presente la copia del contrato, cédula de identidad, papeleta de votación y un escrito explicando cuál era su situación con la compañía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (3)