12 de March de 2010 00:00

Ecuador es el nido de una inagotable biodiversidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sociedad
[email protected]

Ecuador es uno de los 12 países más biodiversos del planeta. Pero es el número uno si se considera la densidad existente por cada metro cuadrado.  Esa  afirmación se resalta en  Biota Maxima,   publicación  lanzada ayer en Quito.

Al respecto, el ecólogo francés Olivier Dangles, uno de los mentalizadores, es un convencido de que “puede haber otros países con más especies, pero en cuanto a mamíferos, anfibios, reptiles, aves… Ecuador tiene la más alta densidad en diversidad”.

Por ejemplo,    han sido identificadas 185 especies de anfibios y reptiles frente a las 70 especies de  Francia, el país  más biodiverso en Europa.     Asimismo,  sitios del este de Ecuador contienen más de 500 especies de aves en menos de 50 km².
 
En esta riqueza se incluyen   plantas, artrópodos (animales de patas articuladas), moluscos y   más. El 80% de especies del país corresponde a los artrópodos.

La explicación  científica es que esta abundancia  se debe a la influencia de los Andes que originan una gradiente  altitudinal:    llanura, bosques montano  y nublado, páramos, roca y glaciares. A su vez, se convierten en diferentes  zonas ecológicas,  en las cuales  una misma especie puede tener diferencias por el aislamiento y la pérdida de contacto.

También  se destaca  que el oeste de la cuenca amazónica es el bioma (lugar) más biodiverso de la Tierra. Así, un estudio de  la Pontificia Universidad Católica del Ecuador   determinó que en 3 km de radio del    Yasuní habitan   35 000 especies de insectos.  Allí un solo árbol    alberga  hasta 48 especies de hormigas,  similar a toda la fauna nativa de hormigas de las islas británicas.

Estas afirmaciones  se sustentan en criterios científicos como el del alemán  Alexander Von Humboldt, quien recorrió el  Ecuador en el siglo XIX, y  en estudios de   grupos científicos ecuatorianos y extranjeros, además de  centros de investigación.

Pero Arturo Mora, de la Unión Mundial para la Naturaleza, asegura que     la explotación no sostenible de los  hábitat, los  cambios globales y las  especies invasores hacen que esta  biodiversidad  decline poco a poco. “Los países aún están a tiempo de  aportar con acciones como el  manejo sostenible de  las especies y evitando la destrucción de los  bosques”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)