21 de diciembre de 2016 00:00

China, bonos, preventa de crudo, BCE... fuentes de financiación del país en 2016

Patricio Rivera, Diego Martínez y Fausto Herrera. Foto: Archivo EL COMERCIO

Patricio Rivera, Diego Martínez y Fausto Herrera. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 68
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Negocios

Las necesidades de financiamiento del país casi se duplicaron en el 2016; es decir, el requerimiento de recursos para cubrir tanto el pago de deudas pasadas y como el déficit fiscal público.

A inicios del 2016, el entonces ministro de Finanzas, Fausto Herrera, proyectó que el Fisco requeriría de USD 6 600 millones en el año. Con el paso de los meses esa cifra subió a USD 10 893 millones. Sin embargo, según el reporte de deuda del mismo Ministerio de Finanzas, entre enero y noviembre de 2016 se desembolsaron USD 13 059 millones en deuda interna y externa.

Pero Ecuador no solo recibe recursos sino que también debe pagar amortizaciones. En total se pagaron por este concepto USD 8 596 millones. De ese monto, un 83% fue por deuda interna. Con ello, el país recibió desembolsos netos de solo USD 4 463 millones.

En el 2016 Ecuador ha contado con diversas fuentes de financiamiento, pero cuatro han sido las principales: China, el Banco Central del Ecuador (BCE), las preventas petroleras y los acreedores internacionales que adquirieron bonos o papeles estatales.


La emisión de bonos soberanos.

Este fue un mecanismo para obtener liquidez en el 2016. El Gobierno salió en tres ocasiones al mercado internacional.

En total se colocaron USD 2 750 millones. Los últimos 750 millones se recibieron la segunda semana de diciembre del 2016, mientras que el resto llegó en dos colocaciones, en julio y septiembre del mismo año, por 1 000 millones cada una.

Al respecto, el actual ministro de Finanzas, Patricio Rivera, antes de asumir esta Cartera de Estado, aseguró: “Nosotros siempre tuvimos una estrategia de fragmentar la emisión porque sabíamos que la economía estaba en proceso de recuperación, y conforme esta se recupera las tasas a las que podemos acceder van a ser mejores”, anotó.


El financiamiento chino.

China sigue siendo uno de los mayores proveedores de fondos para el Estado. Entre diciembre del 2015 y noviembre del 2016, la deuda con este acreedor pasó de USD 5 486 millones a 8 146 millones.

Provenientes de China también llegaron recursos de dos créditos atados a la venta de crudo. El primero se firmó en enero con el banco ICBC de ese país, por 970 millones. El segundo se contrató en abril del 2016 con el banco chino CDB por 2 000 millones.


Los activos del Banco Central del Ecuador.

El BCE facilitó una suma importante de fondos al Fisco, aunque estas operaciones no se consideran deuda. A mediados del 2016, durante su cargo como gerente del Banco Central, Diego Martínez, señaló que el financiamiento al Fisco, a través de operaciones de corto plazo, se realiza con activos internos de la institución, provenientes de todas las entidades públicas.

El funcionario añadió que estas operaciones continuarían “mientras las condiciones de liquidez generadas por factores externos sigan siendo difíciles”.

Solo entre el 1 de enero y el 16 de diciembre pasado, las operaciones de inyección de liquidez que realizó el Central para financiar el Gobierno sumaron USD 2 959 millones. Con esta cifra, el saldo total de los compromisos del Fisco con el Central ya suma USD 4 267 millones.


Las preventas petroleras.

Con este mecanismo, el país recibió USD 1 545 millones hasta el 19 de diciembre del 2016, aunque tuvo que pagar 1 259 millones, dejando un saldo positivo de USD 286 millones.

A inicios de diciembre, Petroecuador firmó dos nuevas preventas petroleras. Una con la empresa PTT de Tailandia por USD 600 millones y otra por 300 millones con OTI de Omán. Finanzas dijo que están por efectivizarse.

A criterio de Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal, es “desproporcionado” que el financiamiento haya llegado a más USD 12 000 millones, en relación a la economía del país.

Pese a que las cuentas de Finanzas reflejan que ingresó más dinero del que se esperaba, Carrera considera que inicialmente “las previsiones estaban mal hechas”, ya que el cálculo debió incluir las necesidades de financiamiento, sumado al déficit, las amortizaciones, los préstamos del Banco Central y los Certificados de Tesorería, con lo que se completaría el monto recibido.

“Todo el financiamiento se ha usado para cubrir el elevado gasto público y las necesidades de financiamiento”, añade Carrera.

El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, sostiene que los dineros que ingresaron no entraron a financiar el presupuesto de gasto, sino que una parte fue para cubrir el déficit fiscal y otra  para pagar vencimientos de capital.

Este Diario solicitó al Ministerio de Finanzas información sobre el financiamiento en el 2016. Vía correo indicó que antes de responder es necesario esperar unos días hasta que el nuevo Ministro asuma completamente su despacho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (12)