24 de octubre de 2016 00:00

Ecuador, un actor clave en los diálogos entre Juan Manuel Santos y el ELN

Un grupo de 24 miembros del ELN entregó las armas el pasado martes, en Buenaventura. Foto: Mauricio Dueñas / EFE

Un grupo de 24 miembros del ELN entregó las armas el pasado martes, en Buenaventura. Foto: Mauricio Dueñas / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 8
Adriana Noboa, Javier Ortega y agencia AFP  (I)

A partir del jueves 27 de octubre, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los voceros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) buscarán ponerle fin al conflicto armado. El escenario de esas negociaciones será Ecuador, precisamente uno de los territorios vecinos donde se ha sentido la influencia de esa guerrilla.

El secuestro ha sido su principal carta de presentación, según la Inteligencia de Colombia. Uno de los estudios más recientes del Centro de Memoria Histórica de Colombia (CMH) refiere que este grupo subversivo provocó 9 221 víctimas entre 1978 y 2015. De esa cifra, el 73% sufrió secuestros. El otro porcentaje está relacionado con asesinatos selectivos y daños a bienes públicos y privados.

Los guerrilleros solían levantar falsos rehenes en carreteras y plagiaban, deliberadamente, a los civiles. También se reportan secuestros a personas críticas a su accionar y a empresarios.
En diciembre pasado, por ejemplo, la Policía rescató a un joven ecuatoriano que estuvo 37 días cautivo. Los subversivos exigían USD 200 000 a la familia de la víctima para liberarlo.

En septiembre del 2012, en cambio, el ecuatoriano Orlando Ibarra huyó de un campamento del ELN, luego de permanecer dos años secuestrado. El carchense administraba una empresa de transporte pesado con sucursales en Colombia y fue blanco de la guerrilla. Los armados incluso asesinaron al padre de Ibarra cuando pagó por el rescate, según denunció el empresario cuando volvió.
Ecuador, a través de la Cancillería, anunció que la logística para los diálogos está lista.

Aunque no se dieron mayores detalles sobre el sitio exacto donde se realizarán. Se lo revelará horas antes para evitar interferencias con el proceso. Habrá acceso para que los medios de comunicación cubran parte del encuentro.

El excanciller José Ayala Lasso advierte que se podrían realizar manifestaciones contrarias a la presencia del ELN en el Ecuador o de grupos de izquierda radical que estén a favor de los guerrilleros. “Son situaciones que el Gobierno Nacional debe prever”, señaló.
El papel del país no solo implica un espaldarazo a la política iniciada por Santos y, eventualmente, a la seguridad en la frontera.

También favorece la política exterior de Ecuador, como advierte María Paz Jervis, docente de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de las Américas.

Implica un giro positivo, agrega, porque Ecuador ha mantenido en la última década un discurso confrontativo. Ahora, en cambio, su imagen se suaviza al ser un mediador de la paz, lo que será bien visto y endosado al Gobierno.

Además, Ecuador es considerado como territorio neutral para los armados. En primera instancia porque el Gobierno no los ha reconocido como terroristas, como sí ocurre en Colombia. Y también porque el estar este grupo armado en la zona de frontera, el Ecuador ha sido ya usado como centro de abastecimiento y es un territorio que les resulta conocido a los militantes del ELN.

“Lo que queda entre líneas es que quizás estos grupos ilegales se sienten cómodos actuando en el Ecuador”, comenta Jervis.
No es tampoco la primera vez que llegarían con una delegación a Ecuador. El canciller Guillaume Long ya había advertido que el país acompañó unas 30 reuniones de los insurgentes con el Gobierno de Colombia, en territorio nacional y en otros países. Fue la fase previa a la oficialización de las negociaciones públicas. Las anteriores fueron privadas.

En esos diálogos ya se acordó parte de las condiciones con las que se busca llegar a la paz. Uno de los temas medulares es el financiamiento de la guerrilla, que además de los secuestros provienen del narcotráfico y de la minería ilegal, según información de las Fuerzas Armadas de Colombia. Al menos siete células del ELN operan en Nariño, el departamento colombiano que limita con Esmeraldas y Carchi. Se busca que los grupos cesen estas actividades y depongan las armas.

Reportes militares colombianos señalan que el ELN opera en toda la zona occidental de ese país, con unos 1 300 guerrilleros. Los subversivos aprovechan las zonas selváticas del Pacífico para cultivar coca y utilizan los ríos Patía y Mira para el transporte de narcóticos.

Los subversivos están distribuidos en 26 frentes rurales y ahora planean seguir los pasos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para dejar las armas. Aunque el ELN siempre ha estado bajo la sombra de las FARC, el Centro de Memoria Histórica de Colombia (CMH) asocia cientos de atentados y crímenes a esta guerrilla.

En ese contexto, todo esfuerzo que haga el Gobierno para buscar la paz es bienvenido, porque, de lograrlo, el impacto principal será para ambos países, a criterio de Raúl Auquilla, legislador de Creo y miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional.

Pabel Muñoz, responsable del Instituto de Pensamiento Político de Alianza País, destaca el papel que ha tenido Ecuador. Asegura que ha logrado mantener una posición clara de respeto a las soberanías regionales y al mismo tiempo convertirse en un “actor confiable” para promover la paz.

Designan jefe negociador

Entretanto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció anoche que el exministro Juan Camilo Restrepo será el jefe negociador de paz con la guerrilla ELN.

“Puedo adelantarles que el jefe del equipo será el exministro Juan Camilo Restrepo ” , afirmó el mandatario en una alocución televisada, sobre quien fuera titular de la cartera de Agricultura durante su primer mandato.

Santos reiteró que “si se dan las condiciones”, el jueves se formalizará en Ecuador la mesa de negociación con el Ejército de Liberación Nacional.

En contexto

El 10 de octubre, en Caracas, los delegados del Gobierno colombiano y del ELN firmaron el acuerdo para iniciar las negociaciones públicas por la paz. En la cita participaron los países garantes, entre ellos Ecuador.

Cronología

1964
Nace la organización guerrillera insurgente autodenominada Ejército de Liberación Nacional, se define como marxista leninista y pro revolución cubana.

2014
Empezó en Ecuador la fase exploratoria para empezar a concretar una agenda para los diálogos de paz, con el objetivo de iniciarlos formalmente en 2016.

2016
El 10 de octubre, tras el rechazo de los colombianos a los acuerdos con las FARC, el Gobierno y el ELN firmaron el inicio de la negociación pública.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)