5 de June de 2015 20:57

La economía se desacelerará al 1,9% el 2015

El gerente del Banco Central, Mateo Villalba, presentó los datos de crecimiento ayer. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

El gerente del Banco Central, Mateo Villalba, presentó los datos de crecimiento ayer. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 61
Triste 7
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 7
Mónica Orozco

El Banco Central del Ecuador (BCE) bajó la previsión de crecimiento de la economía ecuatoriana del 4,1% inicialmente previsto a 1,9%, ratificando otras proyecciones realizadas por analistas y organismos internacionales.

En octubre pasado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) había previsto que la economía ecuatoriana crecería 4% en 2015, pero en abril la revisó al 1,9%. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que a inicios de año esperaba un crecimiento de 2,1%, ahora calcula que llegará a 1,3%.

Según el Central, la nueva proyección de desempeño económico se explica por la caída del precio del petróleo y la apreciación del dólar.

En lo que va del año el país ha dejado de percibir unos USD
2 400 millones debido a la caída de los precios del petróleo.

Desde julio de 2014 la cotización cayó constantemente hasta marzo pasado, cuando tocó niveles de USD 34. En abril empezó una recuperación y en mayo se ha registrado una estabilización del precio, que cerró el mes en USD 60.

“El petróleo se está comportando de manera más estable y con tendencia al alza. El castigo que recibe el crudo ecuatoriano, por ser más pesado, se ha reducido y ha llegado a ser menor a USD 2, cuando antes era de USD 10”, dijo el gerente del Banco Central, Mateo Villalba.

La nueva previsión de crecimiento del país considera un precio del barril de petróleo “conservador” de USD 45, por debajo de los 79,7 proyectados inicialmente.

La paralización de la Refinería de Esmeraldas, que está en proceso de repotenciación, también impactará en la economía en este año, aunque una vez que concluyan los trabajos se verá el efecto positivo en el indicador de crecimiento.

La reducción del peso de las importaciones de combustibles, sin embargo, se ha reducido por la baja del precio del petróleo, lo que impactará positivamente en la economía.

Esto sumado a las medidas arancelarias (impuestos) que se aplican desde marzo pasado y el ingreso de nuevos créditos externos ha inyectado liquidez en el mercado. Hasta mayo anterior Ecuador colocó en deuda interna y externa USD 3 949 millones, que incluyen colocaciones de bonos por USD 1 450 millones a tasas del 10,5 y 8,5%.

El Central también prevé que el consumo de los hogares y el crédito no se desacelere.

Sin embargo, dos expertos (ver puntos de vista) señalan que la tasa del 1,9% ajustada podría ser optimista dados los recortes presupuestarios y las medidas arancelarias adoptadas que impacta en el consumo de hogares. Para Villalba las salvaguardias están dando los resultados esperados.

Él anotó que pese a la baja en la previsión el crecimiento esperado de Ecuador será del doble del crecimiento esperado en la región, del 0,9%, según el último dato de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

En el tema de inflación, el Central espera que el indicador no tenga un desempeño atípico durante este año y se ubique por debajo del 4%, aunque las cifras oficiales debe entregarlas el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC).

La inflación anual en mayo pasado se ubicó en 4,55% frente a 3,41% del mismo mes del año anterior, según el INEC.

En el nuevo escenario el sector petrolero en este año tendrá un decrecimiento del 0,6%. En el 2014, el sector petrolero creció un 2,2%, mientras que el no petrolero, aumentó en un 4,3%.
Los sectores que más crecerán este año son agricultura, pesca, entre otros, según las nuevas proyecciones.

Si bien los depósitos bancarios han caído desde abril, Villalba dijo que esto es el resultado del menor ingreso de dólares de la economía. Pero enfatizó que los depósitos y crédito en relación al año anterior han crecido.

Puntos de vista

‘Tasa de 1,9% podría ser optimista’

Fausto Ortiz

Economista y exministro de Finanzas

Es interesante la coincidencia entre el BCEy el FMI. Pero la estimación del 1,9% pudiera ser optimista y podríamos enfrentar un crecimiento por debajo del 1% como consecuencia de la menor cantidad de recursos petroleros, recortes, atrasos del Gobierno y señales negativas que estarían afectando la economía. La más importantes de estas son los cambios al tema de herencias, plusvalía, herencias y el no acercamiento con el sector privado que incluso amenaza con romperse. A esto se suma la reducción de liquidez la baja del crédito.

La economía crecerá 0,9%

José Hidalgo

Director General de Cordes

La corrección de la proyección oficial de crecimiento para este año de 4,1 a 1,9% implica un reconocimiento por parte del Gobierno de que la caída en el precio del petróleo provocará una fuerte desaceleración en el nivel de actividad, lo que pone en evidencia la vulnerabilidad de un modelo que ha privilegiado al gasto público como motor de la economía. En Cordes creemos que, como resultado de la salvaguardia, que impactará en los precios y en el consumo privado, el crecimiento del PIB será aún menor y rondará el 0,9%.

En contexto

El Central proyectó inicialmente un crecimiento del 4,1%, una inflación del 3,9% y un precio del barril del petróleo del USD 79,7. La entidad también señaló que las proyecciones de crecimiento para los años 2016, 2017 y 2018 aún
están en revisión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)