23 de abril de 2016 17:05

Las donaciones y el voluntariado decaen en el Centro de Convenciones de Guayaquil

En los días posteriores a la tragedia el número de voluntarios llegó entre  1 200 y 2 000. Foto: EL COMERCIO

En el Centro de Convenciones de Guayaquil, uno de los más grandes centros de acopio de la ciudad, 150 voluntarios continuaban armando kits de alimentos, higiene y agua la mañana de este sábado 23 de abril. Foto: Alexander García / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

A una semana del terremoto que devastó gran parte de la provincia de Manabí y del sur de Esmeraldas, la mañana de este sábado 23 de abril del 2016 las donaciones se producían de forma esporádica y solo 150 voluntarios trabajaban armando kits de agua, de higiene y alimentación en el Centro de Convenciones de Guayaquil.

El número de voluntarios ocupados en el sitio coordinado por el Municipio de Guayaquil, la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos de la ciudad, llegó a entre 1 200 y 2 000 en los días posteriores a la tragedia, pero bajó sensiblemente este fin de semana. No obstante, el centro de acopio, uno de los más grandes de la ciudad, luce lleno de ayuda humanitaria.

“Interpreto que mucha gente que colabora frecuentemente está cansada, teníamos voluntarios que no querían salir y terminaban trabajando 10, 12 o 14 horas. Agotados. Tenemos un relevo para la tarde; pero sí, ahora necesitamos voluntarios”, indicó Segundo Echanique, coordinador provincial de la Cruz Roja.

El entusiasmo de la gente desbordó los primeros días la capacidad de coordinación, por lo que luego el voluntariado se dividió en grupos y en distintas jornadas. La mañana de este sábado una veintena de trabajadores de la empresa de recolección de basura Puerto Limpio, armaba los kits de agua.

“El balance de este semana es muy positivo, hemos recibido y enviado decenas de toneladas de ayuda de personas particulares y de empresas”, agregó Echenique. Estimó que el centro de acopio continuará receptando ayuda por entre tres y cuatro semanas más.

En el caso del Centro de Convenciones se pide ayudar en vez de ropa con sábanas, cobijas, toldos y colchones. Además se solicita alimentos enlatados, granos secos, agua, medicina, leche en polvo...

Mario Rodríguez, estudiante de último año de enfermería, llegó a las 09:30 a donar medicamentos y se quedó como voluntario armando kits de alimentos. “Me sorprendió que había poca gente, hay que preparar la ayuda para que llegue a los que la necesitan lo más rápido posible”, dijo el joven de 21 años.

En los días posteriores a la tragedia el número de voluntarios llegó entre  1 200 y 2 000. Foto: EL COMERCIO

Foto: EL COMERCIO

Carlos Hernández, voluntario de 20 años, que ha estado en el Centro de Convenciones desde la madrugada del domingo, dijo que ahora se requieren voluntarios para descargar camiones y para cargar los despachos que saldrán en los próximos días.

El Municipio de Guayaquil despachó el pasado miércoles a Manta 80 camiones con kits de alimentos, agua y productos de higiene, ataúdes, colchones, frazadas y toldos. La noche de este viernes se despacharon otros 12 camiones cargados de agua, ropa, con 5.000 kits de ayuda humanitaria a Muisne (Esmeraldas).

Este martes 26 de abril se tiene previsto despachar otros 60 camiones con 1 800 kits de alimentación, sin contar otro tanto de kits de agua, ropa e implementos de higiene, según la Cruz Roja.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, informó que en la última semana la Municipalidad ha despachado tres aviones con más de 33 mil libras de medicinas. Tiene maquinaria municipal trabajando en Portoviejo y brigadas de salud abastecidos de medicina, con 25 médicos y 8 personas de servicio, para atender áreas rurales de Manabí.

Interagua, la concesionaria de agua potable de Guayaquil, que ha entregado agua con tanqueros en todo Manabí, rehabilitó el 75% del sistema de agua potable de Manta.

Este sábado se despacharon plantas de agua potable a Calceta y Flavio Alfaro y la víspera se puso a funcionar otra planta en El Ceibal, en Manta, para abastecer con el líquido a las comunidades damnificadas. “Esperamos que arribe a Manta, procedente de Francia, un avión carguero con tres plantas más de agua potable que irán a Chone, Pedernales y Bahía”, informó el alcalde Jaime Nebot este sábado.

En Guayaquil, instituciones como la Cámara de Comercio, la Universidad Universidad Católica de Guayaquil, la sede del Ministerio de Inclusión Económica y Social, en el Edificio Público del Sector Social, y la Espol, continuaban este sábado recibiendo donaciones.

El Comité Provincial de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene abierto su centro de acopio en el coliseo Abel Jiménez Parra, ubicado al sur en Capitán Nájera y Tungurahua. El pasado miércoles envió 108 camiones a Manabí con ayuda humanitaria, informó la Gobernación del Guayas.

El gobernador del Guayas, Julio César Quiñónez, agradeció a las personas que siguen llevando donaciones y a los voluntarios que trabajan de manera incansable. Allí requieren camiones para llevar las donaciones a la zona del desastre.

Los Astilleros Navales Ecuatorianos (Astinave EP) han contribuido operativamente con la gabarra Bahía de Caráquez, con capacidad de hasta 80 toneladas de carga, y con la barcaza Amistad, para transportar donaciones de instituciones públicas y privadas hasta los sitios de desastre.

En el balance de la ayuda que se ha enviado desde Guayaquil, a la que se suman decenas de iniciativas particulares, destaca también el aporte de Diakonía, el Banco de Alimentos en Guayaquil, dirigido por el arzobispo Luis Cabrera. Junto a un grupo de empresarios lograron despachar hasta el viernes, gracias a las donaciones, 33 camiones, 3 aviones y 2 avionetas, equivalente a 150 toneladas de comida, agua, medicinas y ropa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)