22 de abril de 2016 00:00

Las donaciones pasan por el filtro de Cancillería

La Cooperación española envió a Ecuador tiendas de campaña, lonas, generadores de energía y más artículos. Foto: EFE

La Cooperación española envió a Ecuador tiendas de campaña, lonas, generadores de energía y más artículos. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 5
Redacción Política

Las donaciones de insumos, equipos y aportes económicos tienen que ser coordinadas. Ayer, la Cancillería conversó con el Cuerpo Diplomático ecuatoriano, para asegurarse de que este apoyo sea eficiente.

Por ejemplo, la fase de rescate ya no necesita de más colaboración. La rápida respuesta de los 20 países que enviaron
1 242 rescatistas y especialistas fue suficiente.

Ahora, los esfuerzos deben centrarse en ayudar a cubrir las necesidades de los damnificados e iniciar la limpieza y reconstrucción de las poblaciones destruidas.

Por esto, Rubén Flores, subsecretario de Gestión Interna del Ministerio de Relaciones Exteriores, explica cómo es el proceso desde que un gobierno, ONG o persona privada hace una donación, hasta que esta llega a los damnificados.

El manejo de la emergencia está a cargo del Ministerio Coordinador de Seguridad (MCS) y la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNGR) se encarga de la parte operativa.

Los ECU- 911 son los centros operativos, que a través de la SNGR, coordinan la acción interinstitucional del Estado. Y hay 12 mesas de trabajo, que se encargan de los distintos temas, como salud, infraestructura, seguridad, etc.

Uno de los roles de la Cancillería es sistematizar las ofertas de los países, ONG, empresas y personas privadas en el exterior. Y saber a qué aeropuerto llegan y con qué llegan, desde las donaciones individuales hasta las de cada país.

Para esto hay un protocolo, el remitente debe contactarse con las embajadas y consulados ecuatorianos, que pasan la información a Cancillería y facilitan el envío. Aunque no se cumple del todo, cuenta Flores, porque hay organismos o países que se saltan esos canales y dialogan directamente con las autoridades.

Pero todas las ofertas deben pasar por el cuarto de mando del ECU- 911, donde una mesa los recepta y se encarga de calificar lo que se quiere enviar. Esto porque no todo lo que se ofrece es necesario.

Para esto se crea una matriz de las necesidades en cada territorio y zona afectada, que se actualiza cada día. Y al cruzarla con la matriz de la oferta, que maneja el ECU-911, se garantiza que llegue la ayuda.

Para coordinar esto la Cancillería también cuenta con su cuarto de mando. Y se encarga de la logística con las Aduanas y la Dirección de Aviación Civil, para que la ayuda pueda desembarcar y entrar al país.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) está a cargo de las bodegas, centros de acopio y distribución de los insumos que llegan desde el exterior. Por ejemplo, agua, vituallas. Y todo el transporte logístico está a cargo de las Fuerzas Armadas.
Incluso los donantes nacionales, gobiernos locales, ciudadanía, empresas, deben entregarlo al MIES en cada territorio para que lo distribuya según las necesidades.

Si se trata de maquinaria lo coordina el Ministerio de Transporte. Si son equipos humanitarios la SNGR. Cada envío tiene una contraparte en el Ecuador que se encarga de recibir la ayuda y distribuirla.

Con las donaciones económicas, la responsabilidad es del Ministerio de Finanzas.

Y una gran colaboración fue del Programa de la ONU para el Desarrollo, que creó una cuenta para los aportes de los organismos no gubernamentales. Así esos fondos llegan concentrados.

Y hay otras dos cuentas, la de la SNGR habilitada solo para transferencias electrónicas. Y una tercera cuenta nacional que acepta depósitos en efectivo, útil para las donaciones menores, de personas privadas. De todas formas, ayer la Cancillería coordinó que las embajadas y consulados ecuatorianos habiliten también sus cuentas en cada país para recibir las donaciones particulares, que serán transferidas después a la cuenta nacional.

Todos los fondos que se donen serán dispuestos por la cartera de Finanzas, a través de programas de planificación o proyectos de inversión simplificados de las instituciones públicas, para empezar a satisfacer las necesidades urgentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)