4 de June de 2010 00:00

 Doña Hillary estremece a la revolución

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Luis Chauvin

La Secretaria de Estado de EE.UU. tiene en jaque a la revolución y ha puesto a trabajar a todos los lucas de Cancillería, para mostrar buena cara a la visita más importante de los últimos tiempos. Todos buscan traje diplomático prestado o alquilado, aunque sea con olor a naftalina, sombrero tricornio de cuero de toro y un estoque made in Chimbo, para que se note que el socialismo respeta “las costumbres ancestrales”. Lo más granado de la diplomacia estará presente en el aeropuerto: el canciller Quinto Patiño, Alexis Lucas, Cuarto Lucas, Vinicio Lucas y, por los cheroquis criollos, Marlon Yucas.

La señora Clinton quiere saber qué es eso de la Alba, y cómo es que este grupúsculo reemplazará al mercado europeo y americano, vendiendo todo el banano ecuatoriano a la Martinica, camarón a Nicaragua y flores a Bolivia para que paguen con ‘sucres’ devaluados. Está preocupada la Hillary porque el mundo está convulsionado por la guerra entre las dos Coreas mientras en Ecuador el lío es entre los dos Correas. Y quiere saber por qué las economías de Colombia y Perú crecen 9%, mientras la revolución no permite crecer al país a más de un 2%.

Dentro del capítulo de los sanos consejos, la diplomática norteamericana sugiere al ‘sheriff’ ecuatoriano que por ningún motivo admita pasantes y pasantas veinteañeras en Carondelet.

En todo caso, si los compromisos del socialismo son tan grandes, éstas deberán pasar de 70 años. Te digo por experiencia'

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)