8 de enero de 2015 21:28

15 años después, el dólar tiene un 85% de popularidad en el país

Dólares. Archivo.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 5
Indiferente 5
Sorprendido 13
Contento 97
Reds Quito, Guayaquil y Cuenca (I)

En 15 años la dolarización no ha perdido popularidad. Según un estudio de Cedatos, realizado entre el 18 y 23 de diciembre pasado, el 85% de la población respalda la dolarización.

La adopción de una moneda extranjera el 9 de enero del 2000 ha tenido diversas percepciones por parte de la población, según varias encuestas de Cedatos.

Antes de ese año, el 83% de las empresas cerraron su negocio o bajaron la producción. La confianza en los bancos había caído al 12%.

En el 2000, cuando el país abandonó el sucre, solo un 13% comentó haber manejado dólares hasta ese momento, aunque 32% de la población calificaba a la medida como favorable.

Con el pasar de los años, la gente se fue acostumbrando a la nueva divisa. Y para el 2006 ya un 62% de ecuatorianos aprobaba el sistema.

“(El dólar) Dio confianza. En 1999 65% de la población quería irse del país, hoy es un 23 o 27%”, dice Polibio Córdova, titular de Cedatos.

Para el economista Marco Naranjo, tres factores han hecho popular a la dolarización: la baja inflación, el hecho de que ya no se pueda devaluar ni especular.“La gente ya no quiere vivir de los intereses. Consume, invierte ...”.

En radio Visión, el ministro de la Política Económica, Patricio Rivera, dijo días atrás que fue una política poco responsable y ha hecho que el país se vea hoy obligado a tomar medidas arancelarias, por ejemplo. Pero enfatizó: “está aquí y no podemos salir. La dolarización llegó para quedarse”. Según Cedatos, la mayoría de la población no cree que el país deje el dólar o al menos espera que no sea así.

TESTIMONIOS

‘Diversifiqué mercados’: Milton Carrillo / Importador de amortiguadores

La dolarización nos permitió a los importadores, sobre todo a los pequeños, acceder a créditos para traer equipos con buen interés. Antes era casi imposible, porque los intereses de los préstamos resultaban astronómicos. Yo importo de Perú amortiguadores y autopartes desde 1995. Tras la dolarización, empecé a traerlos de otros países.

‘Ya no hay devaluación’: Roberto García, Obrero de la construcción

Cuando teníamos sucres todo subía de precio a cada rato, un día estaba a un precio y al siguiente ya había subido nuevamente, por eso no se podía ahorrar tampoco. Pero desde que estamos con el dólar, ya no suben tanto los productos y hasta pedir un préstamos es mejor. Cuando voy a la frontera y compro con dólares, se adquieren más cosas.

‘Impulsó a la construcción’: Mario Burbano de Lara / P. de la Asoc. de Mutualistas

Creo que la dolarización ha sido muy importante para prever estabilidad económica en el país en los últimos 15 años. Personalmente, creo que ha sido uno de los motivos por los cuales el país ha tenido un ‘boom’ inmobiliario muy importante en estos últimos 10 años, es decir, desde el 2004; Ecuador lleva un período de expansión inmobiliaria.

‘Se perdieron los ahorros’: Rafael Baculima  / Jubilado

La dolarización generó dos efectos negativos. Al inicio cuando se realizó esa gran devaluación los ahorros que estaban congelados en la banca cerrada prácticamente se perdieron. Tenía unos 10 millones de sucres que me devolvieron tras un año de espera y me dieron USD 400, una cantidad de dinero que no alcanzaban para nada.

‘No veo beneficio’: Luis Villacís / Agricultor

La dolarización no ha generado efectos positivos para mi actividad porque no han existido políticas de apoyo para los pequeños agricultores. Si bien en ciertos momentos hay estabilidad en el precio de los insumos, eso no quiere decir que no hayan subido y nosotros no podemos trasladar al precio de venta al público esos incrementos.

Nos permitió ser eficientes’: Roberto Maldonado. P. Colineal / exportador

Fue la mejor decisión que se adoptó en el país porque generó crecimiento y estabilidad. Si bien para los exportadores suele haber problemas cuando hay devaluaciones en otros países y se resta competitividad, es un mal menor. La dolarización nos permitió volvernos eficientes y competir con calidad y productividad en otros mercados.

‘Fue un reto para todos’: Carlos Guale / Cerámicas Lavayen

La dolarización supuso un verdadero reto, durante los primeros dos años de su aplicación, porque tuvimos que modificar todo nuestro esquema de compras. Creo que la dolarización trajo muchas cosas positivas. Tres años después de que el país se dolarizó, nos arriesgamos a solicitar un crédito para mejorar nuestros servicios de distribución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (37)
No (5)