27 de julio de 2016 20:27

Disidente José Daniel Ferrer denuncia en Miami nueva ola represiva en Cuba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El disidente y expreso político cubano José Daniel Ferrer alertó el 27 de julio en Miami (EE.UU.) sobre la reciente ola represiva en Cuba, donde 21 opositores se han declarado en huelga de hambre, entre ellos Guillermo Fariñas, premio Sajarov.

"El régimen cubano ha aumentado su represión y las detenciones se están sucediendo de manera creciente y de forma muy violenta en la isla", denunció Ferrer en una rueda de prensa celebrada en la organización del exilio Fundación Nacional Cubano Americana (CANF).

Consecuencia de esta rápida escalada represiva es la huelga de hambre que han iniciado 21 activistas de derechos humanos en la isla, pertenecientes, la mayor parte, a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), de la que Ferrer es el secretario ejecutivo, y al Frente Antitotalitario Unido (FANTU).

Fariñas, premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2010 y coordinador del FANTU, cumple el 27 de julio su séptimo día en huelga de hambre de líquido y alimentos y su estado de salud ha comenzado a deteriorarse de manera preocupante, expresó Ferrer.

El activista participó esta tarde en una "vigilia solidaria" con los huelguistas de hambre realizada frente al restaurante Versailles, bastión del exilio en Miami, en coincidencia con la jornada de ayuno celebrada en Cuba por 260 opositores.

Durante la vigilia, Ferrer señaló a Efe que recibió informaciones desde la isla sobre la detención en todo el país de 80 de esos activistas.

Frente al Versailles, más de 30 personas, entre ellos el presidente del Movimiento Democracia, Ramón Saúl Sanchez, portaban carteles con fotos de Fariñas y otros de los 21 huelguistas y corearon gritos contra la "dictadura de los hermanos Castro" y a favor de la libertad.

En la rueda de prensa, mediante comunicación directa y telefónica, Fariñas subrayó que la "huelga de hambre no es un capricho", sino la única alternativa a los "golpes y torturas" a que les somete una "dictadura ante la que hay que luchar o exiliarse o acabar encarcelado".

"Es el momento de decir basta (al Gobierno cubano), que no vamos a aceptar más asesinatos ni injusticias", dijo Fariñas, quien se declaró en huelga de hambre y sed en protesta por los malos tratos y golpes que recibió por agentes policiales.

Ferrer adelantó que probablemente los huelguistas no terminarán su ayuno hasta que, al menos "por ahora", el Gobierno "ponga fin a la represión que encarcela, tortura y roba a los opositores".

Ferrer condenó los múltiples allanamientos realizados por agentes de la seguridad del Estado en cinco viviendas de activistas de la UNPAC, con sustracción de material e incluso de comida.

Hasta el punto, dijo, que allanaron una guardería infantil con la "intención de paralizar ese proyecto social", para lo cual advirtieron a los padres de los niños de que no debían llevar a sus hijos a ese parvulario "porque estaba financiado" por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Ferrer afirmó que un centenar de opositores cubanos se encuentran actualmente presos y advirtió contra la percepción errónea de que las cosas están "cambiando" en Cuba, cuando la realidad es que se viven, dijo, condiciones críticas de violencia y represión.

En esa línea, puso de relieve cómo el colectivo de los cuentapropistas es "perseguido" por un Gobierno que, ante la "grave crisis que ya se anuncia" y, en lugar de "abrir la economía", "cierra toda esperanza de la población de que van a moverse de una manera coherente con reformas".

Por el contrario, el Gobierno "se atrinchera y pidiendo sacrificios y esfuerzos a un pueblo que no cree en ellos ni está dispuesto a seguirse sacrificando", apostilló.

La vigilia de Miami, como la de la isla, quieren llamar la atención internacional sobre la vulneración de los derechos humanos en Cuba y se suma a la realizada en Cuba por dos centenares de opositores.

Ferrer, quien se encuentra en Miami para someterse a un chequeo médico, se preocupó también por el estado de salud de otro huelguista, el líder juvenil de la UNPAC Carlos Amel Oliva Torres, quien tuvo que ser trasladado a un hospital por un empeoramiento de su salud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)