6 de junio de 2018 00:00

Disidencia de las FARC tenía en Mataje gente que facilitaba sus operaciones

Los sospechosos del ataque en San Lorenzo serán procesados el 12 de junio. Foto: ARCHIVO /EL COMERCIO

Los sospechosos del ataque en San Lorenzo serán procesados el 12 de junio. Foto: ARCHIVO /EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 62
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 3
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El líder de la disidencia de las FARC del Frente Óliver Sinisterra articuló una estructura criminal conformada por informantes, explosivistas, extorsionadores y sicarios. Todos operaban en la zona urbana de San Lorenzo y en la zona fronteriza de Mataje, Esmeraldas.

Dos integrantes de esa red, que están recluidos en Colombia, identificaron a 40 personas con nombres, alias y funciones que ejercían dentro de del grupo delictivo. Sus versiones fueron recogidas el 16 de mayo, cuando personal de la Fiscalía ecuatoriana viajó a Colombia y los entrevistó en la Embajada de Ecuador, en Bogotá.

“En Mataje son muchos. Casi todos los jóvenes están a servicio de ‘Guacho’. Se encargan de patrullar, ver cómo se mueven los militares, policías, etc.”, narró uno de los procesados.

Esa información consta en el expediente que se abrió para indagar el ataque del 27 de enero pasado, cuando un coche bomba estalló en el comando de la Policía de San Lorenzo.

Ese atentando se adjudicó al Frente Óliver Sinisterra. Ahora se sabe que entre la gente más cercana de esa agrupación está alias ‘Amarillo’, quien se encargaba de dirigir las embestidas contra las FF.AA. Los investigadores aseguran que él preparó el atentado contra el cuartel de San Lorenzo.

En los documentos judicializados se dice que los tanques con explosivos fueron trasladados desde Puerto Rico (en el lado colombiano) hasta Mataje, en Esmeraldas. Allí los recibió alias ‘Sombra’. Quienes colocaron el explosivo fueron identificados como alias ‘Guadaña’, ‘Flaco’ y ‘Viejo’.

‘Wainer’ era el experto en explosivos. Dirigía las milicias en Candelillas, en el lado colombiano, y recogía las “rentas”.

Él fue detenido el 26 de mayo, en una operación de Ecuador y de Colombia.

Los detenidos cuentan que ‘Guacho’ primero pretendía tomarse el cuartel de San Lorenzo. “Por eso, cuando se dio el atentado hicieron fiesta”.

En el expediente judicial hay un nombre que se repite constantemente: ‘Comandante Gringo’. Se lo señala como segundo al mando del Frente Óliver Sinisterra y el responsable de manejar las finanzas.

Detrás de la gente más cercana a ‘Guacho’ también hay hombres y mujeres cuyo rol era de apoyo. Se encargaban de guardarle las armas “siempre en el lado ecuatoriano”.

Además, escondían droga, municiones y explosivos en casas de seguridad y caletas en Mataje y en San Lorenzo.

En este grupo aparece ‘La Coca’, mujer de confianza de ‘Guacho’ y dueña de una tienda de Mataje. Ella informaba a los disidentes lo que sucedía.

“La gente civil (de ese poblado) le quiere a ‘Guacho’. Le dan apoyo logístico”, dijo a la Fiscalía uno de las personas que está apresada en Colombia.

Los documentos judicializados señalan, además, que los víveres para la organización armada se consiguen en los negocios grandes de San Lorenzo y en el lado colombiano.

Jairo Canticus, presidente de la parroquia Mataje, dice estar sorprendido por las versiones que vinculan a los miembros de su comunidad con la organización criminal.

Señala que no conocía sobre pobladores que habrían colaborado con el disidente. “Además, mi trabajo no es investigar sobre este tema”.

En el expediente se señala a ‘Sully’, quien cocinaba para la gente de ‘Guacho’ cuando llegaba al pueblo.

Ella fue detenida el pasado 14 de abril, en un allanamiento a su vivienda en donde se hallaron 31 cartuchos calibre 50.

Este tipo de balas se emplea en ametralladoras y fusiles de largo alcance.

El 12 de junio, la Fiscalía presentará cargos por delincuencia organizada contra 22 de los 40 mencionados en el expediente, incluido ‘Guacho’. Él también es sospechoso del secuestro y asesinato de tres trabajadores de este Diario.

Este martes, 5 de junio del 2018, el ministro de Defensa de Colombia, Luis Villegas, dijo que a los culpables de los asesinatos de los periodistas “hay que buscarlos entre la estructura criminal de alias ‘Guacho’ y sus integrantes”. Luego indicó que los cuerpos son rastreados por canes adiestrados. Estas declaraciones las hizo al anunciar la muerte de seis armados en ese país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (6)