13 de March de 2010 00:00

Disfrute de la buena sazón en Riobamba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sierra Centro
ambato@elcomercio.com

En una taza grande se sirve un espeso, dulce  y cremoso chocolate batido a mano y aderezado con  canela.   En la cafetería Jonny,   una de las más tradicionales de Riobamba,  el chocolate y los sánduches hechos con panes  recién horneados  son los más solicitados por los comensales.
El queso que se derrite encima de la mantequilla, 

enga en cuenta los precios
En Riobamba  se   restauraron dos casas del Centro Histórico  para convertirlas en hoteles. La Mansión Santa Isabela y el Hotel San Pedro  son  ofrecen una alternativa para el  turista. La Mansión Santa ISabela se encuentra  en la calle Veloz, entre Carabobo y Magdalena Dávalos. En el sótano funciona el bar La Cueva del Cura. También hay un restaurante.  
El precio  para hospedarse en esta mansión  es de USD 40 por persona, sin impuestos.  Una habitación doble cuesta USD 60.  
Está    incluido el  desayuno, que tiene  café orgánico  recién pasado, chocolate, pan caliente, queso, jugo de frutas y  huevos.
El Hotel  San Pedro de Riobamba está ubicado en la avenida Daniel León Borja y Juan Montalvo,  frente a la estación del tren.
Una  habitación simple cuesta USD  58,30 y una suite familiar, USD 113 , sin impuestos. Estos precios incluyen el desayuno.
Las salas  del hotel están decoradas con antigüedades. Para hospedarse es necesario realizar una reservación.
La distancia  desde Quito a Riobamba es de 180 km. La carretera está en buen estado. Hay que pagar tres peajes.  Cada uno vale USD1.
 Si va a viajar  a Riobamba no olvide llevar ropa abrigada. Por las noches hace frío. Cuando recorra el Centro Histórico, use zapatos cómodos. No olvide la cámara de fotos. 
 En el  Centro Histórico hay operadoras y agencias turísticas que promocionan viajes al nevado Chimborazo. Este es uno de los principales atractivos de Riobamba.  El sábado se puede visitar el museo de Las Conceptas y la feria de artesanías elaboradas por indígenas en la Plaza Roja.

A la cafetería  van los turistas  a leer sus libros; los jubilados, que salen a trotar temprano; y las secretarias, que comentan entre carcajadas las novedades de sus oficinas o  de la telenovela.

Está en el Centro Histórico, donde las calles son de piedra. Las casas tienen balcones adornados con flores y el piso de los patios es de piedra.  Sitio ideal para caminar despacio,  sin  contratiempos.

En esta zona funcionan otros restaurantes tradicionales, donde se sigue  asando la carne en horno de leña  y las tortillas de maíz se hacen en tiesto.

Cerca de la cafetería Jonny está el restaurante El Delirio. Se llama así, porque en la casa de paredes anchas y fachada blanca, el  libertador Simón Bolívar  escribió  su poema Mi Delirio sobre el Chimborazo. La tradicional compota de babaco con crema es una delicia, al igual que los camarones al ajillo, que se sirven en platos de barro.  “Este es uno de esos sitios que extrañas cuando estás fuera del país. Riobamba aún conserva esas tradiciones añejas y  auténticas”, dice    María Borja.

En el restaurante Bonny, el yahuarlocro y  las costillas asadas al horno con papas cocinadas son los platos más solicitados. Funciona en una casa centenaria de pisos de madera, gradas de piedra. Allí  se exhiben antigüedades.
 
Cantantes, actrices y políticos famosos han degustado las especialidades. “Lo bueno del lugar es que las porciones son grandes y sabrosas. Te quedas satisfecho”, cuenta Orlando Sánchez, un ejecutivo ambateño.

Los restaurantes La Abuela Rosa, La Andaluza de la Sierra y el  San Pancho son otros de los lugares más visitados.

En el primero,  la mejor opción es el café  pasado con tortillas de maíz. En La Andaluza hay los  embutidos hechos en casa. En San Pancho se pueden saborear las empanadas rellenas con queso. 
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)