4 de agosto de 2015 21:28

La deuda bilateral de Ecuador creció cuatro veces desde 2007

Bancos internacionales también se convirtieron en importantes proveedores de recursos en los últimos años. El Citibank de Japón es uno de ellos. Foto: Archivo

Bancos internacionales también se convirtieron en importantes proveedores de recursos en los últimos años. El Citibank de Japón es uno de ellos. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 194
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 48
Mónica Orozco
Coordinadora

Desde el 2007, varios países se convirtieron en fuente de financiamiento externo para el Ecuador. Incluso, lo hicieron con un mayor peso que los prestamistas externos tradicionales como los multilaterales o los tenedores de bonos.

La deuda bilateral, aquel financiamiento que el Ecuador recibe de otras naciones, se multiplicó por cuatro en los últimos ocho años.

Según datos del Ministerio de Finanzas, estas obligaciones subieron de USD 1 914 millones en 2007 a USD 8 237,5 millones hasta abril de este año. Hoy 16 países constan como prestamistas bilaterales del Ecuador.

La importancia de estas obligaciones dentro del total de créditos externos también creció. Así dichas obligaciones representaban en el 2007 al 17% del total de deuda externa; ahora constituyen el 43%, según datos cerrados a abril pasado.

El crecimiento de este rubro se explica básicamente por China, que pasó de ser un prestamista marginal en el 2007 a constituirse en uno de los mayores acreedores del país en el segmento de deuda bilateral.

Para el país asiático, los créditos son un gran negocio, dice Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal .
“La colocación de los créditos a altas tasas de interés, están atados a la venta de bienes y servicios y, además, coloca mano de obra”.

De su lado, China ofrece al Ecuador créditos para financiar grandes obras de infraestructura y de libre disponibilidad, con cierta rapidez.

El país asiático ganó terreno como acreedor, luego de que en 2008 se cerraran las fuentes de financiamiento para Ecuador por la renegociación de una parte de sus bonos. Esto, además, coincidió con una política de China de ampliar su influencia en América Latina.

Hace poco más de ocho años, Ecuador debía a esa nación asiática USD 7,1 millones. Para abril del 2015, el valor pendiente con China se ha multiplicado en 765 veces hasta alcanzar los USD 5 430,5 millones, que representa el 28% del total de la deuda externa del país que sumó USD 19 326 millones.

Esto sin contar con los contratos de preventa de petróleo que el país ha firmado con China para recibir pagos anticipados, por unos USD 5 500 millones adicionales desde el 2009.
Estos contratos de preventa de crudo no son catalogados como deuda por el Gobierno.

Los recursos por estos convenios de preventa equivalen a lo que sería un anticipo de sueldo para un ciudadano común.

Reino Unido es otro país con el que hoy el Ecuador mantiene importantes acreencias. A ese país se le debe USD 1 080 millones, 11 veces más que lo adeudado en el 2007.

En estos años, Colombia y Argentina dejaron de ser prestamistas de Ecuador, pero se sumaron Rusia y Austria.

Bancos internacionales también se convirtieron en importantes proveedores de recursos en los últimos años. Una fuerte presencia de estos se observa desde el 2013. En el amplio listado figuran el Paribas de Francia, Deustsche Bank filial de España, el Unicreditbank de Austria, el Bank of China Limited, el Citibank de Japón, Goldman Sachs (crédito colateral de la operación de inversión del oro ecuatoriano en el 2014), el Eximbank de Corea del Sur, etc.

Empresas como Noble Group también se agregan como prestamistas desde el 2014, tras una operación de crédito a favor de Petroecuador que incluyó la compra exclusiva de un volumen de combustibles.

Sin embargo, para el editor de Análisis Semanal, Alberto Acosta Burneo, la composición de la deuda externa del país podría cambiar. Comenta que desde hace dos años China está perdiendo dinamismo como proveedor de recursos por diversos factores como la desaceleración de su economía.

Esto se refleja -dice- en que aunque en enero China anunció su interés de prestar USD 7 500 millones en este año, apenas han llegado hasta junio USD 900 millones. Según Acosta, esto ha obligado al Ecuador a buscar otras fuentes de recursos como colocaciones de bonos en el mercado internacional en marzo y mayo pasado y el anticipo de preventa de crudo firmado con una estatal tailandesa en julio pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (3)