5 de julio de 2017 07:18

Detenidos cuatro hombres tras operación antiterrorista en Bruselas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

La Policía detuvo en la madrugada del miércoles 5 de julio del 2017 a cuatro personas sospechosas de relacionarse con un grupo de moteros belgas vinculados al yihadismo, tras el hallazgo de un zulo de armas en Bruselas, indicó la fiscalía belga a la AFP.

Esas cuatro personas fueron detenidas para ser interrogadas, explicó el portavoz de la Fiscalía, Eric Van der Sypt.

Se sospecha que “tienen una relación directa con miembros del grupo de moteros Kamikaze Riders, sobre todo con dos hombres, Said Saouti y Mohamed Karay, cuyo arresto a finales de 2015 conmocionó a Bélgica y provocó la anulación de las celebraciones de Año Nuevo por temor a un atentado", precisó el portavoz.

Un juez de instrucción belga decidirá durante el día si mantiene en detención a los cuatro sospechosos detenidos durante un serie de registro en Anderlecht, un municipio del área metropolitana de Bruselas.

Esas operaciones permitieron el hallazgo de "varias armas" en una cochera, añadió Van der Sypt. En el arsenal encontrado, había "al menos dos kaláshnikov", según una fuente conocedora de la investigación.

"Este caso es totalmente distinto" de las investigaciones realizadas en Bélgica sobre los atentados que dejaron 130 muertos en París el 13 de noviembre de 2015, preparados en Bélgica, y los ataques que causaron 32 muertos en el aeropuerto y el metro de Bruselas el 22 de marzo de 2016, precisó la fiscalía belga en un comunicado.

Por otra parte, la Policía arrestó este miércoles en el norte de Francia a un hombre de 42 años sospechoso de planear "un acto violento", durante una operación franco-belga.

Ese hombre también es sospechoso de mantener vínculos con los "Kamikaze Riders", un grupo nacido en 2013, que, según la policía, estuvo relacionado con los atentados desbaratados en Bruselas a finales de 2015.

En octubre de 2016, Saouti, de 30 años, fue condenado a seis años de cárcel, y Karay, de 27 años, a tres años, ambos por "pertenencia a banda terrorista" vinculada al yihadismo.

A finales de 2015, en el momento de su arresto, las fuerzas de seguridad sospechaban que planeaban un ataque similar a los atentados de noviembre de 2015 en París.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)