14 de abril de 2018 00:00

Desplazamiento militar en la frontera de Esmeraldas

Prefectos de la Mancomunidad del Norte pidieron al  Gobierno Nacional prudencia en las intervenciones. Foto: Cortesía Diario La Hora

Prefectos de la Mancomunidad del Norte pidieron al Gobierno Nacional prudencia en las intervenciones. Foto: Cortesía Diario La Hora

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción EL COMERCIO,
Infobae y Cortesía La Hora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La presencia de cerca de 500 uniformados por aire y tierra consternó a pobladores y autoridades locales del cantón fronterizo de San Lorenzo, ubicado en el norte de Esmeraldas.

Cerca de las 10:00 de ayer (13 de abril del 2018) se realizó un operativo conjunto entre personal de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que finalizó cerca de las 14:00.

Según fuentes militares y locales, los uniformados ingresaron a la población de Mataje y revisaron algunas viviendas de esta zona. Más tarde, autoridades del Batallón de Infantería de San Lorenzo confirmaron que en ese operativo fueron detenidas nueve personas.

El paso de varios medios de comunicación que intentaron registrar estos hechos fue interrumpido en el primer retén, que está localizado a 1,5 kilómetros del redondel que conduce a Mataje.

Los testigos contaron que los uniformados llegaron a bordo de tanques, camiones, patrulleros, dos aeronaves y dos helicópteros.

A esta operación también se sumaron fuerzas colombianas, según lo recogieron medios internacionales.

“Hemos recibido la orden del Gobierno Nacional (de Colombia) de declarar una ofensiva contra esta organización y desde este momento la emprendemos por aire y tierra”, declaró mientras tanto el comandante del Comando Conjunto de la fuerza aérea colombiana con sede en Cali, coronel Andrés Guzmán Morales.

El operativo militar y policial se ­realizó en Mataje durante toda la mañana de este viernes 13 de abril del 2018. Foto: Archivo Particular

El operativo militar y policial se ­realizó en Mataje durante toda la mañana de este viernes 13 de abril del 2018. Foto: Archivo Particular


El funcionario explicó que el gobierno de Juan Manuel Santos dispuso el desplazamiento de más de 3 000 hombres a la frontera sur de Colombia, en una trabajo conjunto con las fuerzas militares del Ecuador.

De su lado, la Mancomunidad del Norte del país, que agrupa a los prefectos de Esmeraldas, Sucumbíos, Imbabura y Carchi, pidió que para cualquier tipo de incursión en la frontera se piense primero en la vida de los comuneros de las zonas vulnerables.

“Demandamos del Gobierno Nacional que para cualquier intervención se piense primero en precautelar la vida y seguridad de los campesinos, de los afros e indígenas. No queremos más víctimas”. Así lo solicitó la presidenta del gremio y prefecta de Esmeraldas, Lucía Sosa.

Frente a la intranquilidad que viven las poblaciones fronterizas, Sosa convocó para el miércoles 18 de abril a las 10:00 al Comité de Cívico, que acoge a las autoridades civiles y militares de la provincia.

La mesa de seguridad provincial de Esmeraldas se reu­nió la tarde de este viernes para analizar la situación de violencia ante el anuncio de más operativos en Eloy Alfaro y San Lorenzo. En este encuentro también se trató sobre el posible éxodo de los habitantes que viven en sitios cercanos a la franja fronteriza, como Mataje y Alto Tambo, en San Lorenzo.

Ayer, precisamente unas 20 familias de Mataje arribaron al parque central de ese cantón y se quedaron ahí hasta la tarde.

En la mesa de seguridad presidida por el gobernador de Esmeraldas, Pablo Hadatty, se valoró además la pertinencia de levantar albergues para atender a la población que dejaría sus hogares por un sitio apartado de la zona del conflicto.

El alcalde de San Lorenzo, Gustavo Samaniego, indicó que a la situación de las familias que salieron ayer se suman otras 30 familias que desde el inicio del conflicto (en enero pasado) dejaron sus viviendas.

Ellos permanecían, hasta la tarde de ayer, en el coliseo de Mataje. Allí recibieron ayuda proveniente de la Secretaría de Gestión de Riesgos y del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

En la parroquia de Mataje, el punto más cercano al puente que conecta con Colombia, la gente prefirió quedarse encerrada en sus casas. Casi nadie quería hablar con los extraños que ingresaron a la localidad.

La misma incertidumbre se vivió en otras localidades de la provincia, más alejadas de la frontera. En la ciudad de Esmeraldas, por ejemplo, se emitió una alerta de bomba en el aeropuerto Carlos Concha, durante la mañana de ayer.

Por esta razón, la terminal aérea fue acordonada en sus accesos desde las 08:00, cuando se reportó la emergencia. El paso vehicular en los alrededores del aeropuerto se restringió por casi tres horas. Pero cerca del mediodía, la Policía Nacional descartó la presencia de explosivos en ese lugar.

Hasta ayer, las autoridades de Educación no confirmaban la suspensión del inicio de las clases en la provincia, previsto para el próximo lunes.

Los hechos de violencia en la zona fronteriza de la provincia 

27 de enero 2018

Un coche bomba estalló frente al comando policial de San Lorenzo. El atentado, que ocurrió en el transcurso de la madrugada, dejó como resultado 28 heridos y 37 viviendas afectadas.

21 de marzo

Tres infantes de marina perdieron la vida tras haber sido alcanzados por explosivos artesanales. Esto ocurrió en la carretera que conduce a Mataje. Un cuarto uniformado murió el 5 de abril.

26 de marzo

El ministro del Interior, César Navas, confirmó el secuestro del equipo periodístico de EL COMERCIO, mientras realizaba una cobertura en la localidad fronteriza de Mataje (Esmeraldas).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (3)