27 de julio del 2016 00:00

Desacuerdos frenan otra vez el proyecto de medicina prepagada

Carlos Velasco, de la Comisión de Salud, afirmó en el Pleno que 900 000 ecuatorianos usan este sistema. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Carlos Velasco, de la Comisión de Salud, afirmó en el Pleno que 900 000 ecuatorianos usan este sistema. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 11
Sofía Ramírez
Redactora (I)
sramirez@elcomercio.com

Una hora y 15 minutos se tomó la bancada oficialista para acordar la redacción del artículo 8, del proyecto de ley que regula a las empresas de medicina prepagada.

Tras el receso, se estableció que el capital social mínimo para la constitución de estas empresas sea de USD 1 millón, con posibilidad a incrementarse. El informe de la Comisión de Salud, que trata el proyecto de ley, proponía que el capital sea USD 800 000.

Pese a ello, no se realizó la votación final, debido a “problemas de la apertura del texto” en algunos correos electrónicos de algunos legisladores, según se explicó desde el alto parlante. No es la primera vez que se traba la votación final de este proyecto de ley.
El pasado 14 de junio la sesión no se instaló por falta de quórum.

Desde las 11:30 de ayer, los legisladores se tomaron un receso para analizar este y otros 10 cambios al texto. Pero el artículo 8 evidenció los desacuerdos dentro del bloque oficialista. Desde la sala de prensa se podía observar, por ejemplo, cómo Marisol Peñafiel (País) agitaba sus manos mientras dialogaba con otras legisladoras de su bancada como Rosana Alvarado, Alejandra Vicuña y Blanca Argüello, quienes rodeaban a Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea.

En otro extremo del Pleno, los oficialistas Miguel Carvajal, Fausto Cayambe, María Carrión, Pamela Falconí y Mauro Andino también discutían el texto. Blanca Argüello, con texto en mano, salió tres veces del Pleno hasta el área de prensa en la Asamblea, seguida de sus asesores, para cambiar la redacción del artículo 8. La legisladora confirmó más tarde que este fue el punto de debate en el receso.

La norma busca que las empresas garanticen el acceso a estos servicios garantizando la cobertura de enfermedades preexistentes debidamente declaradas, congénitas, catastróficas, etc., señaló William Garzón, titular de la Comisión de Salud, que trata el proyecto.

Andrés Páez, asambleísta electo por Creo, señaló que la ampliación de coberturas podría hacer que algunas firmas quiebren. Ramiro Aguilar, asambleísta independiente, cree que el proyecto es positivo, pero sugirió fijar fondos de reserva legal y la obligación de la reinversión de las utilidades de estas empresas para fortalecer el patrimonio.

Prestación de servicios

El artículo 15 establece que las empresas de medicina prepagada y aseguradoras que ofrezcan pólizas de asistencia médica deberán garantizar la cobertura de enfermedades preexistentes debidamente especificadas en los contratos, enfermedades congénitas, genéticas y hereditarias con cobertura total; atención de enfermedades crónicas, catastróficas, raras de acuerdo al plan contratado. Además, deben garantizar la cobertura de tratamientos de diálisis y hemodiálisis. También, la atención prehospitalaria, de embarazos normales, de riesgo o complicados. Todo ello, de acuerdo con los planes que trate el cliente. Asimismo, deben asumir los costos de prestaciones de prevención de enfermedades, atención ambulatoria profesional en medicina general, etc.

Ampliación de cobertura

Las empresas de medicina prepagada deben atender enfermedades oncológicas de manera integral, que incluya obligatoriamente cirugía reconstructiva y de rehabilitación de acuerdo al plan contratado. También, establece una cobertura para el trasplante de órganos, cuya atención y cobertura se sujetará en lo previsto a la ley de la materia, e incluirá obligatoriamente la atención y cobertura de las prestaciones que se deban dar al donante, al proceso de pretrasplante, trasplante y postrasplante. Incluye las complicaciones médicas que se deriven de estos procesos, y la de suministro de medicamentos, insumos, dispositivos médicos para atender al donante y receptor. Igualmente, personas con discapacidad podrán acceder a estos servicios.

Cobertura a la tercera edad

El proyecto de ley en el artículo 33 prohíbe que las empresas de medicina prepagada y las aseguradoras que ofrezcan pólizas de asistencia médica se nieguen a realizar nuevos contratos o a renovarlos a personas desde los 65 años en adelante. También, no podrán negarse a suscribir contratos por la existencia de enfermedades preexistentes, condición o estado de salud actual, sexo o identidad de género. Dentro de este punto, también se limita a las compañías el establecimiento de períodos de carencia superiores a los 60 días en los contratos individuales que contengan cobertura de atención en maternidad. El período de carencia se contará a partir de la fecha de suscripción del contrato y, podrá reducirse si hay acuerdo libre entre las partes.

Asistencia de emergencias

Se dispone la atención en casos de urgencias y emergencias médicas, así como el procedimiento de emergencia ambulatorio, hospitalario, médico quirúrgico, incluyendo todo el equipamiento, insumos y medicamentos necesarios del solicitante o asegurado. Además, el proyecto propone la asistencia de enfermedades psiquiátricas de base orgánica, de conformidad con el plan contratado. Y también establece el acceso a medicamentos en cualquier farmacia autorizada por la autoridad competente, cuyo costo será cubierto total o parcialmente, por las vías de pago directo o reembolso, según el plan contratado. Además, habrá asistencia dental, nutricional y consultas psicológicas de acuerdo con los planes suscritos por el asegurado o solicitante.

Fuentes de financiamiento

El artículo 12 del proyecto establece algunas fuentes de financiamiento, como recursos propios provenientes de su capital social; utilidades y reservas, aportes o cuotas de los afiliados, entre otros. Blanca Argüello, asambleísta por Alianza País y miembro de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, indicó que entre los cambios finales presentados en el proyecto de ley están el 60% de las utilidades netas de las empresas de medicina prepagada se reinviertan. La idea de esta medida es fortalecer a las compañías y así puedan responder sobre los servicios ofertados. Esta observación la presentó el legislador Ramiro Aguilar, quien señaló la obligación. Sin embargo, no se conoce si se incluirá.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)