22 de diciembre de 2016 08:32

Existe un desacuerdo por la utilización de dinero electrónico

Foto: Cortesía Superintendencia  Actualmente, el sistema de dinero electrónico registra 278 844 cuentas, según el BCE.

Actualmente, el sistema de dinero electrónico registra 278 844 cuentas, según el BCE. Foto: Cortesía Superintendencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 156
Sebastián Angulo

El uso del sistema de dinero electrónico, administrado por el Banco Central del Ecuador, generó ayer, 14 de diciembre del 2016, discrepancias entre dos entidades de control.

La Comisión de Resolución de Primera Instancia (CRPI) de la Superintendencia de Control de Poder del Mercado (SCPM) emitió una resolución para obligar a 14 bancos privados a unirse a la plataforma de dinero electrónico en un plazo de 30 días. Si no cumplen serán sancionados hasta con el 8% del volumen de su negocio.

Según el ente, la decisión es una medida preventiva por supuestas prácticas desleales de las entidades bancarias.

Sin embargo, ocho horas después de que se comunicó la resolución, la Junta Reguladora Monetaria y Financiera desautorizó la medida.

La Junta señaló, a través de un comunicado de prensa difundido por el Ministerio Coordinador de la Política Económica, que la resolución de primera instancia de la SCPM no puede obligar a entidades del sistema financiero nacional a implementar la creación de cuentas de dinero electrónico. Agregó que “la formulación de la política monetaria, crediticia, cambiaria y financiera es facultad exclusiva de la función ejecutiva (...) y se ejerce a través de la Junta de Regulación Financiera”.

La entidad emitió una resolución en agosto de este año en la cual se dispuso que la participación de las entidades financieras en el sistema sea voluntaria. Por eso enfatizó que esa norma “no puede ser alterada por ningún otro órgano que no sea la propia Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera”.

Esta decisión ratificó una resolución de julio del año pasado, en la que la entidad dispuso que el uso de dinero electrónico por parte de las entidades financieras era voluntario.

De esa manera la Junta revisó una decisión de mayo del 2015 donde daba un plazo de entre 120 y 360 días para que las entidades financieras operen como ‘macroagentes’ del sistema de dinero electrónico; es decir, como sitios donde la gente puede adquirir dinero móvil a cambio de dólares físicos o convertir el electrónico en dinero físico. No obstante, dos meses después, la Junta Reguladora dio marcha atrás y, a través de una resolución, eliminó la obligatoriedad de uso de dinero electrónico.

La resolución de la comisión de primera instancia de la Superintendencia antimonopolio’ señala que la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) y sus afiliados deberán implementar los procesos para crear cuentas de dinero electrónico para facilitar las transacciones a los usuarios, consumidores o entidades que hayan optado como medio de pago el dinero electrónico.

La medida, según el organismo de control, implica a 14 bancos: Austro, Bolivariano, Capital, Citi, Coopnacional, Rumiñahui, Finca, Loja, Guayaquil, Internacional, Machala, Pichincha, Procredit y Produbanco–Grupo Promerica.

Además, ese organismo dispone que los bancos deben abstenerse de difundir por cualquier medio de comunicación “alusiones denigratorias” sobre el dinero electrónico.

Marcelo Ortega Rodríguez, presidente de la CRPI, señaló que los bancos “denigraron” al dinero electrónico y eso es una práctica desleal.

Además de la aclaración sobre la resolución sobre dinero electrónico, Patricio Rivera, ministro coordinador de Política Económica, señaló que se emitió una resolución sobre tarjetas de crédito.

La resolución, dijo Rivera, en entrevista en Ecuadoradio, permitirá frenar algunos abusos que cometen los emisores de tarjetas de crédito.

Rivera explicó que había un vacío en una norma antigua que permitía tener interpretaciones múltiples de cómo realizar cobros y dijo: “Una persona consumió USD 5001,37. En el periodo de gracia pagó los USD 5 000 y quedó debiendo USD 1,37. Le cobraron de intereses USD 96”, dijo Rivera.

El ministro señaló que para que no haya interpretaciones múltiples a cobros de atrasos e intereses cambiaron la norma.
Además, sobre los bancos y el incremento del encaje como estímulo para que las entidades entreguen más crédito señaló que no descartan bajar tasas de interés como una medida adicional para que la demanda de préstamos suba.

Julio José Prado, director Ejecutivo de Asobanca, señaló ayer que el gremio se encuentra analizando la resolución. “Quedamos sorprendidos e incluso preocupados por todas estas resoluciones”, dijo.

A su vez, Fidel Egas, accionista de Banco Pichincha, a través de su cuenta de Twitter mencionó: “no abriremos cuentas de dinero electrónico”.

Réplica 

Por pedido de Susana Naranjo, de la ‘Súper’ de Control del Mercado


El 15 de diciembre pasado se publicaron dos artículos. El primero titulado “Bucaram habló sobre el dinero electrónico”, en el cual se señala que “Abdalá ‘Dalo’ Bucaram, presidencial de Fuerza Ecuador (FE), rechazó la resolución de la Superintendencia de Poder de Mercado que dispone a 14 bancos privados a sumarse al proyecto del dinero electrónico. La calificó de “vergüenza” que amenaza a las financieras. Esta postura hizo pública la tarde de ayer, a través de las redes sociales”.

El segundo artículo se titula “Existe un desacuerdo por la utilización de dinero electrónico”, en el cual señala que: “La Comisión de Primera Instancia (CRPI) de la Superintendencia de Control de Poder del Mercado emitió una resolución para obligar a 14 bancos privados a unirse a la plataforma de dinero electrónico en un plazo de 30 días. Si no cumplen serán sancionados con el 8% del volumen de su negocio. Según el ente, la decisión es una medida preventiva por supuestas prácticas desleales de las entidades bancarias. Sin embargo ocho horas después de que se comunicó la resolución, la Junta Reguladora Monetaria y Financiera desautorizó la medida...”.

La Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM) en atribución a sus facultades en materia de competencia y dentro de uno de sus ámbitos de acción como es el de prácticas desleales sobre el uso del dinero electrónico adoptó medidas preventivas para garantizar la eficiencia económica, el comercio justo y sobre todo el bienestar de los consumidores y usuarios (interés general).

En este sentido para garantizar el interés de los usuarios que voluntariamente deseen utilizar la herramienta de dinero electrónico a través de sus cuentas bancarias, la SCPM dispuso que los bancos presten las facilidades para realizar las transacciones con dinero electrónico como medio de pago.

De esta manera, el usuario tendría mayor número de puntos de transferencias para realizar transacciones con este medio de pago, generando dinamismo y diversificación en los mercados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (4)