23 de agosto de 2015 00:00

Diego Aulestia: La depreciación del peso en Colombia tiene gran impacto

Ecuador tiene un interés particular en el mercado asiático, según Diego Aulestias. Foto: Julio Estrella / El Comercio

"Ecuador tiene un interés particular en el mercado asiático", dijo Diego Aulestias. Foto: Julio Estrella / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 99
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 6
César Sosa

Entrevista a Diego Aulestia Valencia, ministro de Comercio Exterior

¿Cómo evalúa el actual escenario internacional y los efectos para el país?

Tenemos dos situaciones complicadas que hay que considerar: la caída de los precios del petróleo y la apreciación del dólar. Sobre este último, el caso más paradigmático es de Colombia, cuya moneda se ha depreciado 53% el último año, lo cual marca retos muy grandes para nuestro sector exportador. Y un tercer elemento es el escenario de tasas de interés al alza, que también refleja reordenamientos económicos mundiales con efectos en el comercio. Es una situación compleja para todo el país, porque afecta al Estado, a exportadores, importadores, etc.

¿Qué tanto complica a Ecuador la devaluación del peso colombiano?

Si bien ya se venía dando, actualmente ha alcanzado los valores más altos en su historia. El Banco de la República de Colombia lleva adelante una política propia, pero que tiene consecuencias en sus socios comerciales. Y cuando hablo de comercio no me refiero solo al intercambio de bienes sino también de servicios. Entre Ecuador y Colombia, el intercambio más significativo de servicios es el turismo. Por la depreciación del peso ha caído el número de turistas que visitan Ecuador. Además, hay un número importante de empresas nacionales que ven cada vez más difícil vender a Colombia, y otras que pueden haber llegado al punto de quedarse fuera del mercado colombiano.

¿Cuál ha sido la respuesta en este escenario? 

Hemos profundizado la inserción de Ecuador en el mercado internacional. El Comité de Comercio Exterior (Comex) autorizó el inicio de negociaciones comerciales con Corea del Sur, una de las mayores economías del mundo que presenta oportunidades para productos ecuatorianos. Estoy viajando mañana a Seúl (ayer 22 de agosto) para hacer una declaración política que da inicio a la negociación formal. El jueves pasado recibí al Ministro de Comercio de Costa Rica para profundizar el intercambio comercial. He realizado viajes y contactos con los países del­ Efta
(Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia), que tienen alto poder adquisitivo, y estamos profundizando relaciones con Honduras y El Salvador.

¿Qué apoyo han recibido los exportadores?

Además de profundizar la búsqueda de nuevos mercados para los exportadores hay un apoyo directo con recursos a cerca de 414 empresas exportadoras, con la idea de que puedan mantenerse en sus mercados. Inauguramos el programa de Operador Económico Autorizado, que es una certificación a empresas exportadoras para que accedan, a través de convenios, a mercados internacionales de manera más expedita.

¿Cuál es el plan con Corea?

Corea es particularmente importante porque Ecuador tiene un interés particular en el mercado asiático, el más dinámico del mundo, donde se localiza la tercera parte de las inversiones mundiales. También haré una visita exploratoria en Vietnam.

Si se negocia un acuerdo con Corea, ¿por qué no con Estados Unidos?


Por dos elementos: EE.UU. está en la recta final de su administración presidencial y debemos balancear los beneficios y costos. Una negociación comercial con EE.UU. tendrá más costos que beneficios en las circunstancias actuales.

¿Por qué?

Ecuador es una economía dolarizada y los acuerdos comerciales deben ser motivo de un análisis bastante completo. Debemos cuidar mucho el esquema de importaciones. No hay las condiciones para un acuerdo porque el impacto en varios sectores productivos es significativo. Lo hemos conversado con los gremios y les hemos dicho que un acuerdo con EE.UU. no está en la mira de este Gobierno. Nosotros no vamos a empezar un proceso de negociación con EE.UU.

Ahora, el acuerdo con la Unión Europea (UE) aún no tiene la aprobación de Colombia y Perú, que estuvo prevista para el mes pasado. ¿Se frenó el proceso?

El proceso de formalización del acuerdo con la UE es laborioso y largo. Por eso recibimos una ampliación de las preferencias arancelarias hasta diciembre del próximo año. Las autoridades políticas de Colombia y Perú han presentado sus inquietudes sobre la negociación de Ecuador y eso sigue un proceso. Los tiempos no están complicados y los representantes de la Unión Europea han dicho que el proceso avanza. Las autoridades de los países vecinos también han ­dicho que respaldan la decisión del Ecuador.

¿Cuándo se presentará este acuerdo a la Asamblea para su aprobación?

Esperamos que sea a finales de año o inicios del próximo.

Sobre las salvaguardias que se aplican desde marzo pasado, ¿acabarán a los 15 meses o empezarán a desmontarse antes?

Programamos que se apliquen por 15 meses y nos mantenemos en ese plazo. Así lo hemos comunicado a las instancias internacionales. Concluido ese período empezará
el desmonte de la medida, la cual estará sujeta a una evaluación permanente.

¿Se analiza una renovación de la medida?

No está contemplada. De hecho, en los próximos dos meses tendremos que presentar a la OMC un cronograma para desmontar la medida.

El Comex debía decidir hace un mes la exclusión de 163 partidas de las salvaguardias, pero no ha tomado una decisión, ¿por qué?

La revisión de las salvaguardias responde a factores internos y la evolución del sector externo, que marca una situación compleja. No hay fecha para tomar una decisión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (15)