14 de septiembre de 2016 00:00

Las denuncias del oficialismo gravitan en la precampaña

Líderes políticosdeCreo manifestaron ayersuapoyo a Gullermo Lasso, en Quito; entre ellos Del Pozo y Monge. Foto: API

Líderes políticosdeCreo manifestaron ayersuapoyo a Gullermo Lasso, en Quito; entre ellos Del Pozo y Monge. Foto: API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 73
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 33
Mario Alexis González
politica@elcomercio.com

Tres líderes del movimiento de oposición Creo han sido vinculados a procesos judiciales abiertos.

Uno contra su presidenciable, Guillermo Lasso, otro contra Eduardo del Pozo, vicealcalde de Quito; y también se ha pedido la declaración de César Monge, director nacional de la organización, en otra indagación de la Fiscalía.

Ayer, la directiva de Pichincha y el bloque legislativo de la tienda dijeron que estos procesos son una “persecución política” por parte del Gobierno y su afán de que Lasso pierda fuerza, de cara a los comicios del 2017.

De ser sentenciado, Lasso podría pagar una detención de entre 15 y 30 días. Su candidatura se truncaría si su pena se eje­cuta en medio del plazo de inscripciones, entre el 19 de octubre y el 18 de noviembre.

El exbanquero ha sido ubicado como segundo en las últimas encuestas de Perfiles de Opinión, Monitor y Quantum (agosto) en intención de voto. Esto lo hace el principal rival, hasta ahora, del oficialismo.

Pero el analista Francisco Rocha no cree que detrás de estas acciones haya una estrategia electoral del Régimen. Más bien la intención de sentar un precedente para que cuando se inicie la campaña oficial, cualquier fuerza crítica piense dos veces antes de sacar a la luz cualquier denuncia.

Carlos Marx Carrasco, director del Comité de Ética de Alianza País (AP), niega ambas hipótesis. El exministro de Trabajo dice que la campaña no impide que los funcionarios, como cualquier otra persona, puedan defender sus derechos.

Y que, por el contrario, es Creo el que trata de aprovechar la situación para victimizarse y captar mayor apoyo en la población. E incluso, agrega, aumentar su expectativa de votos.
En las encuestas, AP siempre está arriba con los dos opcionados: Lenín Moreno y Jorge Glas.

La encuesta de Perfiles de Opinión realizada los primeros días de este mes,dio a Glas el 30,41% de la intención de voto; Lasso se quedó con el 20,86%.Mientras que en otra simulación Lenín Moreno captó el 49,06% y Lasso el 15,55%.

En otro estudio realizado por Quantum, Glas logra el 17% y Lasso el 16%. Y en el otro escenario, Moreno alcanzó 42% y Lasso 15%.
Otros precandidatos, como Cynthia Viteri, Lourdes Tibán y Paco Mocayo, que todavía no ha sido inscritos, aparecen por debajo de estos nombres.

Rocha dice que es difícil pensar que alguien se alegre por un proceso judicial en su contra y que intente aprovecharlo. Aunque -sostiene- la confrontación política siempre termina dando réditos en las urnas.

Lasso fue demandado por René Ramírez, secretario de Educación Superior, y su esposa, Analia Minteguiaga, por falta a la honra. Del Pozo tiene una sentencia de 15 días de prisión por la misma causa, pero fue ­interpuesta por el presidente Rafael Correa.

Mientras que Monge deberá declarar ante la Fiscalía el 19 de septiembre, por una investigación acerca del padrón electoral utilizado por el CNE en el 2014.

Del Pozo hizo un llamado al buen juicio de la ciudadanía, ­para que determine las intenciones detrás de cada proceso.

En el 2006, Lucio Gutiérrez fue nominado candidato presidencial mientras cumplía prisión preventiva por supuestamente haber atentado contra la seguridad interna del Estado. Sin embargo, no pudo terciar porque el Tribunal Constitucional le retiró los derechos políticos por dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (7)