2 de September de 2009 00:00

Denuncia de Chevron en la mira del Fiscal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sociedad

El video que Chevron-Texaco colgó en la web levantó una verdadera  polvareda. La filmación, de alrededor de 21 minutos, revela un supuesto intento de soborno en el que incluso se implica al presidente de la Corte de Justicia de Nueva Loja, Juan Núñez.     

Hasta el cierre de esta edición, el fiscal general, Washington Pesántez, tras  recibir una carta y un  video  enviados por los representantes jurídicos de Chevron desde Estados Unidos, analizaba si considerar o no  esta denuncia.

Igual análisis lo hacía la Procuraduría. Aunque el procurador, Diego García, indicó que “se llegará hasta las últimas consecuencias en una investigación”.

James Craig, vocero oficial de Chevron en contacto telefónico con este Diario desde EE.UU., insistió que el propósito es “buscar la mayor difusión posible porque pensamos que se necesita una investigación a fondo. Poniendo a la luz pública es la mejor forma de asegurar transparencia”. 
 
En el video que fue colocado en YouTube y en la web de Chevron se incluyen extractos de cuatro reuniones en las que supuestamente se fragua un soborno. Aparecen personajes como Carlos Patricio García, quien se dice ser miembro de Alianza País, partido de Gobierno; Diego Borja Sánchez, quien de acuerdo con sus afirmaciones en el video, está dedicado a la remediación ambiental e indica tener 27 códigos de remediación calificados en el país.

Pero también se implica a Pierina Correa, hermana del presidente Rafael Correa, y al asesor jurídico de la Presidencia, Alexis Mera. Aún más, al juez Núñez, en cuya Corte se tramita un juicio en contra de Texaco, hoy Chevron, por los daños ambientales en la Amazonia, con la explotación petrolera entre 1964 y 1990.

Craig aseguró que “Núñez habla ya de una sentencia sobre el caso, cuando el proceso todavía está en curso”.

A su vez, Julio Prieto, abogado de los afectados de la Amazonia, consideró que “en los videos se ve que el juez no cede a las pretensiones ni cae en prevaricato”.    
  
El representante de Chevron se defendió y dijo que su empresa no se beneficia de videos grabados sin autorización de quienes aparecen en el mismo. “¿Acaso es más el porvenir de los videos que el contenido sobre actos de corrupción? Pregunto cuál es el interés de las autoridades, si  llegar al fondo del asunto o tratar de desmentir y desacreditar a nuestra empresa”.

Aseguró que no se trata de restar credibilidad a la Justicia ecuatoriana, sino de “aclarar la situación y pedir que se descalifique al juez, además de que se anulen los fallos emitidos por el mismo en el caso Texaco”.

Juan Núñez se defendió al indicar que “simplemente son falacias lo que  presentan esos señores en contra de mi persona”.

El juez de Nueva Loja señaló que los videos son grabados ilícitamente. Además, que “han cambiado lo que yo manifiesto, han puesto cosas que nunca he dicho. Se trata de  videos manipulados en su totalidad”.

Aunque sí reconoció que se reunió con el grupo que aparece en las filmaciones, Núñez argumentó que lo hizo a pedido de  Marco Tulio Ávila, ex registrador de la Propiedad de Sucumbíos.

“Él me pidió hablar sobre asuntos personales, de su destitución como registrador de la Propiedad a través del Consejo de la Judicatura. Luego me presentó al ciudadano Borja y a ese norteamericano”, aseguró vía telefónica.

Agregó que “ahora conozco que Borja era empleado de ellos y fue quien me presentó a Marco Tulio Ávila, pidiéndome que les explique sobre el juicio de daños ambientales. No he dicho nada sobre la Chevron, me he referido al juicio de daños ambientales, tipificados en el artículo 43 y siguientes de la Ley de Régimen Ambiental. Efectivamente eso hice, jamás pedí una dádiva a ese sinvergüenza”, enfatizó el juez.

A su vez,  Craig manifestó que  Chevron no pagó nada por los videos ni indujo a realizar las grabaciones. “Borja es un ex contratista de Chevron y quisiéramos pensar que al hacer esto quiso ayudar a la empresa ante lo que era evidentemente una especie de corrupción. Al resto no lo conocemos, pero aplaudimos la valentía de estos señores en presentarse para revelarnos esta información importantísima”.

Mientras Chevron insistirá en la destitución del juez Núñez,  “Borja junto con su familia habría dejado el país por seguridad”, según indicó James Craig.

‘Lo que hace Chevron va en contra del país’

Olga Imbaquingo. Corresponsal en Nueva York

Chevron-Texaco lleva el juicio que se realiza en Lago Agrio en su contra a “las cortes” de Internet. En menos de una hora de haber puesto el video en YouTube, el lunes,  300 personas ya habían entrado.

Ayer ya eran más de 2 600 las que miraron los diálogos en los que supuestamente se involucra a miembros del Gobierno e incluso al juez que lleva el caso en un esquema de soborno. The New York Times y el Washington Post, los diarios más influyentes de EE.UU., también se hicieron eco de esos videos, con corresponsalías propias.

The New York Times destinó casi media página para hablar de los videos, algo inusual para noticias provenientes del Ecuador, dejando entrever que estas revelaciones dan un gran giro al caso que se ventila en las cortes por más de 15 años. Ahora todo está por confirmarse y sujeto a la duda, algo que este diario neoyorquino  mantiene en toda la redacción y siempre insiste no saber si las personas a las que se las involucra en este esquema de corrupción sabían de aquello.

En este nuevo episodio, cuyas grabaciones se presentaron en la corte de Estados Unidos, “calza en la implacable campaña de Chevron-Texaco para derrumbar el juicio”, escribe la revista Forbes. La agencia Bloomberg trató de obtener una reacción del Departamento de Justicia, pero la vocera Laura Sweeney declinó hacerlas.

“El caso llama la atención por la magnitud del reclamo en contra de Chevron y el daño que los acontecimientos podrían causar a Ecuador si la petrolera logra convencer a los congresistas y a la administración de Barack Obama que el sistema judicial carece de integridad”, escribe el Washington Post.

“Ecuador está bajo una permanente campaña mediática por parte de Chevron-Texaco que yo considero es en contra del pueblo. La petrolera está siempre tratando no solo de afectar las relaciones comerciales que el país tiene con EE.UU., sino también de cambiar aspectos de prestigio y percepción del Gobierno ecuatoriano”, dijo  el embajador Luis Gallegos desde Washington.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)