4 de enero de 2018   00:00

La demanda de planes de vivienda se recuperó en el país

Trabajadores laboran en Ciudad Santiago, en el kilómetro 19,5 vía Daule. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Trabajadores laboran en Ciudad Santiago, en el kilómetro 19,5 vía Daule. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción Guayaquil
Redacción Guayaquil (I)

Las ventas, las reservas y las visitas de clientes a proyectos de viviendas tuvieron un repunte a partir de octubre del 2017, pero constructores advierten que aún no se puede hablar de una recuperación del sector.

Luego de nueve trimestres de cifras negativas en la construcción, el número de reservas de viviendas aumentó.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador (Apive) calcula que en octubre del año pasado el número de reservas de viviendas subió en un 14,7% con respecto al mes anterior.

La reserva se refiere al abono de una parte del costo del inmueble al promotor con el fin de separar la vivienda que será entregada en un plazo, por lo general, de 24 meses.

Para Apive, uno de los factores que explica las cifras del último trimestre es la inclusión, en la consulta popular, de la pregunta sobre la eliminación de la Ley de Plusvalía. Pero este no es el único elemento que inició en una mejora de los indicadores del sector en el último trimestre del 2017.

Otro elemento fue el fuerte endeudamiento que consiguió el Gobierno durante el 2017 y que finalmente se tradujo en una mayor liquidez, que fue, en parte, a la compra de viviendas, según constructores.

Otro elemento que explica los indicadores del sector en el último trimestre es una baja en los precios de las viviendas. El año pasado se evidenció una reducción del 20% en el valor de los inmuebles producto de una menor demanda, anotó Gonzalo Rueda, gerente de MarketWatch.

Esto hizo más atractivo comprar viviendas entre quienes poseían liquidez.

En la constructora Álvarez Bravo el número de visitas a los proyectos (clientes interesados) subió 15% a partir de octubre. Patricio Álvarez, gerente de la empresa, lo atribuye al anuncio de la inclusión de la Ley de Plusvalía en la consulta.

Pese a ello, percibe que la desconfianza del comprador sigue siendo fuerte. Aunque hubo un repunte de visitas, el balance del año fue negativo, ya que vendió la mitad de viviendas respecto al 2016.

Según datos de la promotora de proyectos de vivienda Furoiani&Obras y Proyectos (FOB), el número de interesados en comprar vivienda subió el 20% a final de año y el número de reservas, en un 9%.

“El sector terminó el ejercicio anterior con una mejora en ventas y en ejecución de nuevos proyectos, si se compara con el último trimestre del 2016, pero aún muy lejos de su mejor época: el 2014”, expresó su gerente Jaime Arango.

Las estadísticas de Apive, que aglutina a 20 promotores de vivienda del país, también evidencian esa realidad. Así, las reservas entre enero y octubre del 2017 representaron un tercio de las correspondientes al 2015 (1 524 viviendas) y la mitad que en igual período del 2012, cuando hubo 3 786 unidades reservadas.

La contracción del sector afectó el empleo. El Colectivo Constructores Positivos estima que, en promedio, se han perdido 136 plazas de trabajo cada día desde mediados del año pasado. Esta agrupación está compuesta por obreros, tecnólogos, jefes de obra, ingenieros, arquitectos y comerciantes de la construcción.

Otro elemento por considerar, según los constructores, es que los resultados de las reservas de octubre del año pasado se verán recién a finales del 2019, cuando se entreguen las casas terminadas, “por lo que no se puede hablar de recuperación” , enfatizó Enrique Pita, titular de la Cámara de Construcción de Guayaquil.

El sector inmobiliario representa el 60% de toda la actividad de la construcción.

El resto comprende la obra pública, que también viene cayendo desde el 2014.

Pese a que hubo más reservas, visitas y ventas en los proyectos de vivienda, la construcción cerrará con una contracción del 4,8% en el 2017, según la última proyección del Banco Central del Ecuador (BCE).

Para los constructores, la Ley de Reactivación Económica, que ya está en vigencia y que prevé incentivos para exportadores y pequeñas y medianas empresas, no será suficiente para impulsar una recuperación de la actividad durante este año.

El gerente de Furoiani Obras y Proyectos espera que la derogatoria de la Ley de Plusvalía, de llegar a darse, contribuya a un real impulso del sector en este año. El Banco Central proyecta que esta actividad podría crecer durante el 2018 en el 1%.

El sector inmobiliario ve con expectativa el llamado Plan Casa para Todos que promueve el actual Gobierno.

Para financiar este programa, el Banco Central aprobó a finales del año pasado un financiamiento de USD 185 millones, que serán canalizados a través de la banca pública.

La proyección es construir unas 325 000 viviendas en los próximos cuatro años.

Para Jaime Rumbea, vocero de Apive, los efectos del programa en el sector dependerán de la apertura que exista para que los privados participen de forma activa en el plan de construcción y de que se reduzcan la tramitología en la aprobación de proyectos en los municipios del país y que hoy son una traba.

En contexto

En mayo del 2015 el Gobierno anunció el envío de la Ley de Plusvalía para regular las ganancias extraordinarias en la venta de inmuebles. Eso incidió en una caída de las ventas del sector inmobiliario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)