27 de abril de 2016 17:07

Supuestamente se disfrazaban como funcionarios públicos para estafar a personas de la tercera edad

Diego Fuentes (centro), viceministro del Interior, indicó que los sospechosos presentaban credenciales falsas de instituciones públicas para convencer a las personas de la tercera edad. Foto: Diego Bravo/ EL COMERCIO

Diego Fuentes (centro), viceministro del Interior, indicó que los sospechosos presentaban credenciales falsas de instituciones públicas para convencer a las personas de la tercera edad. Foto: Diego Bravo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Diego Bravo

Su móvil era acercarse a las personas de la tercera edad en las afueras de entidades financieras. De forma amable, conversaban con sus "víctimas" hasta convencerlas de que les entregaran todo su dinero a cambio de que les tramiten el incremento de sus pensiones jubilares hasta en USD 200.

La Policía Nacional recibió tres denuncias de este tipo y la madrugada de este miércoles, 27 de abril del 2016, detuvo a nueve personas que supuestamente se dedicaban a esa actividad delictiva. Según los uniformados, los sospechosos se dedicaban a estafar a personas de la tercera edad, así como a robar y hurtar a víctimas.

En sus investigaciones, los uniformados establecieron que la organización delictiva aparentemente operaba en casi toda la ciudad de Quito. En el norte: Iñaquito, El Condado y La Prensa. Centro: San Francisco, Plaza Grande y Plaza del Teatro. Sur: Villaflora, Chillogallo, La Magdallena y Guajaló.

Diego Fuentes, viceministro del Interior, indicó que los sospechosos presentaban credenciales falsas de instituciones públicas para convencer a las personas de la tercera edad. Les pedían que saquen todo el dinero de sus cuentas a cambio de hacerles trámites para que les incrementen las pensiones.

Para la detención de los sospechosos se allanaron nueve inmuebles. Se decomisaron cuatro vehículos, teléfonos celulares, documentos de identificación adulterados, libretas de ahorro, equipos portátiles y dinero en efectivo.

Hasta el momento, la Policía desconoce la cantidad de víctimas. Los uniformados pidieron a los posibles afectados que se acerquen a las oficinas de la Policía Judicial de Quito (La Jipijapa, sobre las calles Floreana y Pinzón, en el sector norte) para que presenten sus denuncias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)