24 de February de 2010 00:00

La decisión del Gafi puso en duda el manejo diplomático

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Política

En  el enlace ciudadano del sábado 20, el presidente Rafael Correa cuestionó con dureza la inclusión de Ecuador en la lista  de países que representan riesgos para el sistema financiero,  por no cooperar con el control de lavado y  el financiamiento del terrorismo.

El Presidente  relativizó  la legitimidad  del  Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi). Es decir, la  entidad que elaboró la  lista por sugerencia de los países del G-20. Dedujo  que esa lista es  un castigo por su relación diplomática con Irán, lo cual implica  un  duro golpe a  la soberanía del Ecuador .

En su enérgica reacción,  prometió   enfrentar  “al imperialismo extemporáneo”,  pues “se metieron con el peor país con el que tenían que meterse”.

Las consecuencias geopolíticas que,  para el país, pudiera  desatar  la lista del Gafi no son claras. Sin embargo, la opinión pública nacional no ha dejado de referirse a ellas.  Sobre todo, porque encuentra -en el manejo de la política diplomática del gobierno de Correa- los supuestos  motivos para  la desconfianza en Ecuador   de la comunidad internacional.
Ayer, en un desayuno organizado por la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana para analizar la situación política del país, este tema no pasó por alto.

 Se lo analizó  desde dos puntos de vista: el  del catedrático  Fabián Corral y el del asambleísta de Alianza País, y también académico,    Fernando Bustamante.

Corral dijo que el Gobierno ecuatoriano ha confundido dos conceptos importantes a la hora de manejar su política internacional. La idea de soberanía, que tiene  peso y alcance nacional, ha sido   utiliza  para manejar las relaciones diplomáticas.  Allí radica, entonces,  el primer error.

Según  asegura Corral,  el concepto que se debe aplicar  es el de la independencia, pues le permite a un país negociar con pragmatismo dentro del complejo   mundo globalizado.

Y, aunque este  analista no se enfocó en   cuestionar las relaciones entre Ecuador e Irán, dijo que  “las percepciones, equivocadas o no, generan consecuencias”, pues pueden jugar con la imagen de un país.

La réplica vino de Bustamante, al explicar  que el Gobierno ecuatoriano lo que quiere es comprar productos a Irán, mas no su “revolución teocrática”.

En ese sentido,  el manejo de las relaciones con ese país islámico, que se reforzaron tras la  llegada al poder del presidente Correa, ha seguido los mismos preceptos que con otros países:  procurar un mutuo respeto en función de los intereses ecuatorianos, sin apoyar actividades que impulsen el terrorismo y la violencia. “Eso no lo queremos ni lo buscamos”.

Bustamante cuestionó la doble lectura que la comunidad internacional suele dar a las relaciones que se tiene con unos países   respecto de otros. “Ecuador le compra a Israel armas y nadie nos ha cuestionado a pesar de la actuación que ese  país ha tenido  sobre la Franja de Gaza”.

El Gafi no ha sido claro  en puntualizar las razones por las que Ecuador entró en su lista. Correa insiste en que es por su relación con Teherán. Pero,    en los   convenios que suscribió el Banco  Central del  Ecuador con su par iraní, y con el de Exportaciones, acusados de tolerar actividades ilícitas, estaría  la punta del ovillo.

Las autoridades ecuatorianas han insistido en  que las razones para esos acuerdos son exclusivamente comerciales. En ese sentido,  Bustamante dijo  que “en este tipo de listas negras no se debe  incluir a los países sino a sus conductas”.

37 años de relaciones

Ecuador e Irán  tienen relaciones diplomáticas desde julio de 1973. La Embajada de ese país estaba radicada en Bogotá. A finales del año pasado, Teherán abrió su  misión diplomática de alto nivel en Quito.  

El presidente iraní,   Mahmud Ahmadinejad, estuvo en la posesión de Correa en 2007.

El Mandatario ecuatoriano lo visitó en diciembre de 2008.

El acuerdo entre los bancos centrales de los dos países  se firmó   el 21 de diciembre de 2008.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)