19 de septiembre de 2016 00:00

El debate final de las reformas al Issfa se concentra en dos temas

A la Asamblea Nacional entraron barras del oficialismo, quienes cuestionaron las intervenciones de los opositores. Foto: Pavel Calahorrano  / EL COMERCIO

El 1 de septiembre, decenas de simpatizantes del gobierno asistieron a la Asamblea para apoyar las reformas. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 24
Fernando Medina

Las reformas al Issfa e Isspol entran en su etapa final. Esta semana, la Comisión de Derechos de los Trabajadores de la Asamblea Nacional sesionará para definir el informe que se presentará para el segundo y definitivo debate.

En este nuevo análisis del proyecto, que fue impulsado por el Ejecutivo, los asambleístas deberán definir dos cambios que aún no están claros.

El primero se refiere al techo de las pensiones. En la propuesta se establece que las jubilaciones se incrementen cada año, con base en la inflación del país. Antes, eso solo sucedía cuando los sueldos de los militares activos subían. Ahora con la propuesta será anual, pero solo podrá incrementarse hasta llegar a los USD 2 013.

En el proyecto, el ministro de Defensa, Ricardo Patiño, propuso ese monto, pues se equipara con el techo que rige en el Sistema General de Seguridad Social. Pero, en el primer debate de las reformas, se analizaron otras propuestas.

Una de esas era que el tope sea de USD 3 500. Esto, porque según militares en servicio pasivo, las pensiones solo crecerían para el personal de tropa y no para los oficiales. Otras alternativas proponen techos entre USD 2 500 y 3 000.

Aunque el incremento anual en las pensiones, con base en la inflación, ya está fijado, hay quienes creen que debería ser revisado nuevamente. Uno de ellos es el asambleísta René Yandún. Durante los primeros análisis en la Comisión, el legislador advirtió que se tomen en cuenta los estudios actuariales del Seguro Militar.

De hecho, en la elaboración del informe para primer debate, la mesa legislativa que trata el tema llamó a comparecer a Francisco Peña, asesor actuarial del Issfa. Él en su intervención explicó que este incremento anual originaría un desbalance en el Seguro Militar, pues habría más egresos que ingresos, ya que los sueldos del personal activo no se incrementan de la misma forma.

El segundo cambio que está por definirse en la Asamblea es la implementación del cálculo de las pensiones. La propuesta del Ejecutivo establecía que la fórmula se haga sobre el promedio de las 60 mejores remuneraciones de los uniformados. Hoy, ese monto se obtiene del último sueldo que gana el militar en servicio activo.

Sin embargo, en la Comisión se añadió un proceso de implementación. El asambleísta Fausto Cayambe propuso que la aplicación de este mecanismo sea gradual. Es decir, el primer año, después de la aprobación de las reformas, las pensiones se calcularán con los 12 mejores sueldos. El segundo año será con los 24. Y en los cinco años posteriores se llegará hasta los 60.

En esta semana los miembros de la Comisión deberán definir si acogen o no esta propuesta o si la implementación será inmediata, tal como lo planteó el Ejecutivo.

La intención del bloque oficialista es definir estos puntos y poder sesionar en el menor tiempo, para aprobar el proyecto que ha originado una pugna entre el Gobierno y las FF.AA. El presidente Correa lo ha reconocido y ha dicho que la “relación es tensa”.

De allí que incluso militares activos interpusieron dos acciones de protección para intentar frenar el debate de las reformas en la Asamblea.

Sin embargo, esas demandas fueron rechazadas. Una fue negada por la jueza penal Ana Cevallos, quien en su fallo señaló que los uniformados no presentaron pruebas que demostraran que se vulneraron derechos, por eso la declaró “improcedente”.

En la acción legal, los militares pedían ser escuchados en la mesa legislativa y exponer sus “argumentos técnicos”, frente a los cambios que plantea el oficialismo. Además, señalaban que el Alto Mando no fue convocado por los legisladores para debatir el tema. Por eso la demanda fue presentada en contra del ministro Patiño; la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, y los 11 miembros de la Comisión.

Marllely Vásconez, presidenta de esta mesa legislativa, ha explicado que se ha convocado a la máxima autoridad de las FF.AA., que es el Ministro.

Entre tanto, uno de los puntos que ya está definido en las reformas es el aumento a 25 años de servicio activo de los uniformados. Antes debían cumplir 20 para retirarse. Esta modificación se aplicará solo para los uniformados que ingresen luego de las reformas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)