3 de diciembre de 2015 07:45

Debate de enmiendas, entre la polarización y las Fiestas de Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 111
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Ana María Carvajal

‘Tenemos que pasar pronto esto”, dice una asambleísta de Alianza País en una conversación informal. Que el segundo debate de las 16 enmiendas a la Constitución comience a las 07:00, en plenas fiestas de Quito y se pretenda lograr su votación esta misma tarde o noche, fue una alerta que hicieron los asambleístas de oposición, quienes lo consideran como una levedad en el procedimiento legislativo.

Lo han sostenido Patricio Donoso (Creo), Ramiro Aguilar (Independiente) y Luis Fernando Torres (socialcristiano).
Aguilar, ayer en Ecuadoradio, dijo que no había necesidad de maltratar a los asambleístas haciéndoles madrugar y encerrándolos durante un día para discutir algo tan importante como las enmiendas, cuando otras leyes se han tratado en varios días y en horarios regulares.

A Aguilar le llama la atención que se haya elegido esta fecha para el debate de las enmiendas, en plenas fiestas de Quito, cuando la atención de la ciudadanía está dispersa. Hoy, por ejemplo, se inicia el festival Quitonía 2015.

El problema no era de tiempo, puesto que la Asamblea podía convocar al segundo debate entre hoy y el 3 de enero del 2016.

Pero en el oficialismo se piensa lo contrario. Las enmiendas no ocupan más de cuatro hojas a doble espacio, dice Ximena Ponce. Y la lectura del informe, como siempre, abarcará gran parte de la jornada. Aunque la asambleísta Alexandra Ocles dijo ayer que tomaría alrededor de cuatro horas, en la reunión de la Comisión Ocasional Especializada de Enmienda Legislativa este requisito se tardó cerca de seis.

Ayer aún no se definía cuántos asambleístas tienen previsto intervenir luego de la lectura, pero cada uno de los 137 legisladores tiene derecho a hablar por 10 minutos antes de la votación, por lo que se espera una larga jornada. Esa, dice Ocles, es la principal razón para la madrugadora convocatoria.

Se espera definir el futuro de las enmiendas durante esta jornada, con una votación en bloque. Sin embargo, este año, hasta septiembre, se aprobaron 13 leyes, de las cuales en ocho el segundo debate se prolongó por dos y tres sesiones, según el Observatorio Legislativo .

Las convocatorias a protestas en contra del proyecto de cambios a la Carta Magna se hicieron desde el martes por la noche, cuando se definió la fecha del Pleno. Y ayer empezaron las concentraciones. Hubo reuniones en la avenida De los Shyris. Los manifestantes debían llevar velas y pancartas para lo que llamaron una vigilia.

También los simpatizantes del Régimen se organizaron para expresar su apoyo a las enmiendas, luego de que fueran convocados por Gabriela Rivadeneira, presidenta del Legislativo. Desde ayer, y bajo un fuerte resguardo policial, levantaron carpas en la calle Piedrahíta para pasar la noche en las afueras del Palacio.

Mientras tanto, 28 asambleístas de oposición (Creo, Avanza, Pachakutik, Sociedad Patriótica, Integración Democrática Carchi e independientes) difundieron un manifiesto para condenar “la imposición de las ilegítimas enmiendas” e hicieron un llamado a la resistencia desde hoy, apelando al derecho constitucional.Hoy se reunirán a las 06:30 en la 12 de Octubre y Patria para caminar hacia el Legislativo, acompañados de quienes quieran sumarse a su protesta.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dijo que la Constitución le manda a “no obedecer. Lo que no tiene eficacia jurídica no obliga”. Por eso hizo un llamado al contralor Carlos Pólit a sumarse, por la naturaleza de su cargo.

En medio de tuits sobre festejos por la fundación de la ciudad, el alcalde de Quito Mauricio Rodas escribió que reitera su posición de que el pueblo, en consulta popular, es quien debe pronunciarse.

La Federación Nacional de Abogados, que ayer se reu­nió en Guayaquil, envió un pronunciamiento en contra del proceso , argumentando que ocho de los 16 cambios son “reformas profundas o sustituciones constitucionales”, que requieren de consulta popular, referendo y Asamblea Constituyente.

Por eso resolvieron declarar a los asambleístas que aprueben las reformas como personas no gratas para el Consejo Supremo de Abogacía Nacional, acudir al Consejo de DD.HH. de la ONU y a otras organizaciones como Human Rights Watch para denunciar al Estado.

En contexto

El 3 de enero próximo se cumplirá el plazo para definir el futuro de las 16 enmiendas a la Constitución. La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, convocó para hoy la sesión del Pleno en la que se pretende aprobar el texto, en bloque.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)