29 de June de 2009 00:00

Daular está a la espera de obras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Guayaquil

Giancarlo Mendoza, Susy Martínez y Ginger Mendoza dicen que quieren ser pilotos. Mientras Kerly Ladines no oculta su anhelo de ser azafata y Joffre Martínez mecánico de aviones.

Así expresan varios niños de Daular (Guayas) sus sueños alrededor del nuevo Aeropuerto Internacional de Guayaquil, que se construirá en esa zona.

Son estudiantes del sexto de básica de la escuela fiscal Pedro Barrionuevo, que integra a   100 niños de la comuna, ubicada a 2 kilómetros  de los terrenos donde se planifica construir la nueva terminal aérea en  14 años.

Los más pequeños están enterados del proyecto, a través de sus padres y estos  últimos se enteran de lo   que dicen   los comuneros que participan  en las reuniones  de  la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG).

Faltan muchos años para ver el proyecto, pero  el pueblo ya ve  la obra como una buena oportunidad. “Esto va a dar trabajo. La gente ya no emigrará a la ciudad”, dice Julio Preciado, presidente de la comuna de Daular. Esta zona se ubica a 30 km del centro urbano de  Guayaquil, con     1 200 habitantes, que son de 150 familias.

Las primeras obras, de  la AAG y el Municipio, son notorias:  desde diciembre se asfaltó  un camino de 10 kilómetros   que  va de la autopista Guayaquil-Salinas.

Además, se arregló el parque y se adecuaron dos canchas.

Pero  la obra que más esperan es la del agua potable. Está próxima a prestar su servicio una planta potabilizadora con capacidad para 20 litros por segundo. El proyecto, de  USD 230 000,  incluye cinco  piletas. Y en  dos meses  tendrán las redes domiciliarias.

Elizabeth Alfonso, directora de una de las dos escuelas, llegó a Daular hace 20 años, cuando pusieron la primera piedra del aeropuerto. “Es una obra que hemos esperado por tiempo. Habrá trabajo, prosperidad. También hay que  cuidar que no haya invasiones. Además  dotar de más maestros a  las escuelas. El
desarrollo no será completo sin educación”.

Oswaldo Lucín aspira que el Municipio cumpla con el ofrecimiento de asfaltar las calles de tierra. “En invierno tenemos al menos cuatro meses de lodo”.

Lucín era presidente de la comuna cuando se expropiaron los terrenos para el aeropuerto. Dice que costaron como USD 4,5 millones que se invirtieron en  la escuela, iglesia, casa comunal, cementerio y dispensario médico.

En la comuna Safando, en dos semanas, será inaugurada una cancha con graderíos que la gestionó Víctor Láinez, presidente del Comité Pro Mejores La Unión.

“Safando tiene más de 100 años, pero nunca había sido atendida. Esperamos el alcantarillado, el asfaltado, la legalización de tierras y la planta de agua potable.

También el alumbrado público, ya que solo funcionan dos de  20 luminarias”, según Láinez.

Carlos Ramos, presidente de la Junta Cívica de Chongón, recordó que el 26 de julio de 2008, durante la visita del presidente rafael Correa  a la parroquia, reclamó que   se les devuelva los terrenos a la comuna “pues no se ha hecho ninguna  obra en estos 20 años”.

Aclara que en ningún momento se oponen a la construcción del aeropuerto. “No queremos quedar como un lugar en medio de ciudadelas privadas, mientras seguimos carentes de servicios básicos”. Plantea  que, al ser tierras   habilitadas para la agricultura y   por tener sistema de riego, se permita a los comuneros
sembrar hasta que se construya la terminal.

Nicolás Romero, gerente general de la AAG, reconoce que han tenido que ir superando “la actitud negativa de muchos comuneros hacia el aeropuerto”. El asunto es que cuando la Dirección de Aviación Civil expropió los terrenos les ofrecieron obras que luego no se cumplieron, dijo.

“Resentía  el hecho de que el Gobierno entregó los terrenos al Municipio sin consultarlos. Por eso tenemos más de un año trabajando con las comunidades  sobre la importancia  del aeropuerto”.

Hoy  diseñan   un plan   integral de las comunas aledañas al futuro aeropuerto.  El fin  es entregarlo al Municipio para establecer las prioridades de inversión en
cada comuna para  que  acojan la obra.

Un vistazo a la zona

El futuro aeropuerto   Daular-Chongón estará ubicado a 30 km al oeste de Guayaquil. Se levantará sobre una extensión de 2 060 ha. Contará con tres pistas y será diseñado para  100 años.

Los   terrenos    fueron expropiados en 1989, en el gobierno de Rodrigo Borja. La DAC pagó 11  millones de sucres por 1 6 00 ha a Chongón; y 4,5 millones de sucres por 600 hectáreas a Daular.
 
Chongón, con una población de 15 000 habitantes, tiene una extensión de 1 300 km². Posee  4 recintos y centros poblados, 11 puertos y 6 islas en toda la zona.

Otras poblaciones inmersas en la obra son San Jerónimo, Cristal, Limoncito, Casas Viejas, Chongoncito,  Safando…

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)