2 de abril del 2016 00:00

‘Dalo’ quiere un estilo propio, sin el sello de Abdalá Bucaram

‘Dalo’ Bucaram se reunió en la central del partido, en el norte de Guayaquil, el miércoles pasado. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

‘Dalo’ Bucaram se reunió en la central del partido, en el norte de Guayaquil, el miércoles pasado. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 2
Mónica Mendoza
Macroeditora (I)

‘Dalo’ Bucaram Pulley intenta construir su nuevo partido sin la sombra política de su padre, el expresidente Abdalá Bucaram Ortiz.

El joven político arrancó su carrera presidencial bajo el paraguas de Fuerza Ecuador, una agrupación que pasó la inscripción del Consejo Nacional Electoral (CNE), y que le asignó la tradicional lista 10 ‘La de los pobres’. Es el histórico número del desaparecido Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), con el que su padre llegó a la Presidencia de Ecuador, en agosto de 1996, y duró seis meses en el poder.

‘Dalo’, quien también lleva el nombre de Abdalá, no puede evitar las comparaciones con el carismático político, de discurso efervescente y que concentraba a miles y miles de simpatizantes, en una época en que los presidentes se construían en las tarimas.

“Mi padre no me hace sombra porque políticamente Abdalá es Abdalá y Dalo es Dalo. Yo a mi padre lo amo, lo honro, lo defiendo. Creo que es el perseguido político más grande del país”. Lo dice con la convicción de un hijo y con la praxis de una carrera política. A los 24 años se retiró de la práctica del fútbol y comenzó el trajinar electoral. En el 2009 fue electo como asambleísta, en el 2014 fue reelegido y ese mismo año renunció al cargo.

Para ‘Dalo’, son ciertos medios de comunicación y políticos los que intentan “ensuciar el tema” para lograr un distanciamiento con su padre. Si le tocara escoger entre el amor por su familia y la política, se va con su familia. “Jamás voy a dejar de ser hijo. Jamás voy a negar a mi padre. Hasta qué punto puedo ser un buen presidente siendo un mal hijo”.

Bucaram quiere que Fuerza Ecuador (FE) sea un actor político con nuevos protagonistas, pero siempre irá de la mano escuchando la experiencia.

Dice que en el país no hay otro candidato tan joven con “34 años en la política”, porque cree que ni Jaime Nebot ni Lenín Moreno correrán por las elecciones. “Tengo ese tiempo en política porque desde que gateo no he escuchado de otra cosa que no sea política…”. En los videos sobre el autoexilio de su padre en Panamá, en los años ochenta, se lo ve pequeño con sus tres hermanos.

Fuerza Ecuador –un nombre que recuerda al desaparecido movimiento de Humberto Mata con el que impulsó la autonomía en Guayas- comenzó el 20 de octubre del 2014, en Guayaquil. La ciudad es la principal plaza del partido aprobado por el CNE en septiembre de 2015. Pero quiere extender sus bases. Entre las 206 040 firmas válidas, casi la mitad se recogió en las provincias de menor población.

Lenin Duque, secretario de FE, menciona que se trabaja en una estrategia llamada ‘Dalo te escucha’. Consiste en recorrer Ecuador para recoger las propuestas de los ecuatorianos y alimentar un plan de gobierno para la campaña del 2017. En diciembre pasado Bucaram anunció su candidatura presidencial y tuvo el respaldo de su padre. “Estando mi hijo de candidato le garantizo que mi retorno lo único que va hacer es impulsar su candidatura, tiene todas las condiciones ”. Eso dijo vía telefónica a EL COMERCIO en febrero pasado.

Según ‘Dalo’ él no quiere politizar el posible regreso del líder del PRE, por eso no integra la comisión que se formó para impulsar su defensa jurídica. La preside Alfredo Adum con algunos hermanos Bucaram Ortiz y Jacobo Bucaram Pulley. “Con su retorno quiero que sea el abuelo de mis hijos”.

El miércoles pasado Bucaram reunió, en la central de Guayaquil, a su equipo de trabajo para preparar la asamblea que se realizó ayer en Quito. En la sede hay gigantografías con el nombre de ‘Dalo’ y en la cita estaban Lenin Duque, Estéfano Adum, Sandra Sandoval, y otros jóvenes. Mientras, ayer, el consejo electoral de Pichincha quedó pequeño. En los exteriores los simpatizantes lo esperaron con carteles y gritaban su nombre.

La estrategia es que FE fusione la nueva generación y la experiencia. Antes de la asamblea, en Guayaquil había dicho que “serán bienvenidos quienes tengan un buen pasado, porque también hay dirigentes que traicionaron al PRE”.

Una línea importante de la propuesta de gobierno será la familia, terminar con la discriminación laboral, un plan para reducir el consumo de drogas entre jóvenes y otros temas.

‘Dalo’ cree que representa a una generación que se mueve en la nueva era tecnológica. No puede convocar a miles de simpatizantes en una tarima como hacía su padre, pero a través de las redes sociales tiene 321 000 seguidores en su cuenta Twitter. Su esposa, la conductora de televisión, Gabriela Pazmiño, prepara la segunda temporada de la serie ‘Cara, cuerpo, rostro y familia Bucaram-Pazmiño’. Se transmite en Internet a través del canal de YouTube ‘La GabyTV’ y hasta ayer tenía 119 982 suscriptores y en el último mes 600 000 visualizaciones.

En contexto

En octubre del 2015 el CNE aprobó al partido Fuerza Ecuador. Dos meses después Abdalá ‘Dalo’ Bucaram (34 años) anunció su candidatura presidencial. Ayer se realizó la asamblea nacional en Quito, una concentración que reunió a la militancia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (6)